Empresas

Fomento adjudica un gran contrato del AVE a Galicia por la mitad de lo presupuestado

La gallega Copasa, componente del consorcio que construye el AVE a La Meca, hará la integración de la alta velocidad en León tras concursar con una baja superior al 50%.

Una locomotora de AVE.
Una locomotora de AVE. EP

La polémica por los sobrecostes en la construcción de la red de alta velocidad y las múltiples reclamaciones de los grupos constructores no está suponiendo un obstáculo para que el Ministerio de Fomento continúe con adjudicaciones con bajas más que significativas. Uno de los últimos casos ha sido el del contrato para la integración de la alta velocidad en León, una de las paradas del AVE a Galicia. Presupuestado en algo más de 50 millones de euros, ha sido adjudicado por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) a Copasa, que presentó una oferta de 24,8 millones.

Además, este proceso ha venido marcado por la rapidez con la que se han llevado a cabo los trámites necesarios para la adjudicación del contrato. En apenas cuatro meses, el proyecto pasó de la mesa del consejo de ministros a la de Adif para proceder a la apertura de los sobres con las ofertas.

El contrato contempla la realización de una serie de ajustes en la estación de alta velocidad de León, levantada en 2011 y que desde hace unos meses acoge este servicio

El contrato contempla la realización de una serie de ajustes en la estación de alta velocidad de León, levantada en 2011 y que desde hace unos meses acoge este servicio. Dicho ajuste permitirá que los trenes que vayan en dirección a Asturias puedan continuar el viaje sin tener que retroceder hasta encontrar un desvío en el otro extremo de la capital, una solución que se articuló entonces como provisional pero que ya lleva cinco años siendo la única alternativa. Los trabajos que tendrá que realizar Copasa consisten en la construcción de 1,6 kilómetros de vía de doble ancho ibérico y el soterramiento de cerca de 600 metros de vías que atraviesan la ciudad.

La baja del 50,5% con la que ha sido adjudicado el contrato sorprende por cuanto el AVE a Galicia es uno de los proyectos de alta velocidad más afectados por los sobrecostes, que, en la mayoría de los casos, se dan en casos en los que las licitaciones han contemplado significativos descuentos.

Azotado por los sobrecostes

Desde que se inició la anterior legislatura, Fomento ha otorgado grandes contratos del AVE a Galicia cuyos presupuestos iniciales suman 2.452 millones de euros. Sin embargo, el valor agregado de las adjudicaciones es de 1.833 millones de euros. Estas cifras significan que las constructoras se han llevado los contratos con una baja media del 25%. Sin embargo, en algunos casos los descuentos han llegado hasta el 40%. La primera fase de la integración del AVE en León ha batido con mucho esta marca.

Hace algunas semanas, las grandes constructoras amenazaron al Ministerio de Fomento con paralizar las obras de alta velocidad

Hace algunas semanas, las grandes constructoras amenazaron al Ministerio de Fomento con paralizar las obras de alta velocidad si el departamento que dirige en funciones Ana Pastor no abonaba el coste de los modificados presentados en su día y que, en teoría, Fomento había reconocido y firmado. La mayoría de estas reclamaciones estaba relacionada con contratos del AVE a Galicia y del País Vasco.

Copasa, la constructora que se ha adjudicado el último de los grandes contratos del AVE a precio de saldo, forma parte del consorcio Al-Shoula, que construye la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina. Precisamente, el grupo gallego ha sido uno de los afectados por los retrasos en los pagos por parte del Gobierno de Arabia Saudí, una situación que denunciaron las compañías del consorcio, con amenaza incluida de detener las obras.

Las ingenierías, en pie de guerra

La compañía ha sido además una de las señaladas por los retrasos que llegaron a acumular las obras del llamado AVE de los Peregrinos, una cuestión por la que también ha protagonizado enfrentamientos con OHL, otro de los miembros del consorcio.

Las bajas en los contratos de Fomento han sido denunciadas especialmente por las patronales de ingenierías, que consideran que esta práctica convierte a los procesos en auténticas subastas, lo que posteriormente deriva en modificados y sobrecostes.

Fomento ha manifestado su intención de modificar los sistemas de adjudicación para otorgar un mayor peso a la parte técnica, con el fin de evitar estas circunstancias. Sin embargo, el problema parece lejos de estar resuelto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba