Empresas

La importancia de apellidarse Mahou

El grupo Mahou San Miguel aguanta la embestida de las 'cervezas hipster' elevando los ingresos en 2015 hasta los 1.177 millones.

Sede en Madrid del grupo Mahou San Miguel.
Sede en Madrid del grupo Mahou San Miguel. Mahou San Miguel.

Tomás Pascual, el fundador del grupo español de alimentación Calidad Pascual (Leche Pascual), decía en una entrevista concedida en 2004 que si hubiera sabido el éxito que acabaría teniendo su empresa no la habría denominado con su nombre. "Nunca pensé que tendría esto. Si no, no hubiera puesto mi nombre al grupo. No se llamaría Pascual, es una desventaja y uno de los errores que he cometido", reveló al diario Cinco Días dos años antes de fallecer. En otro de los grandes grupos familiares españoles, Mahou San Miguel, no deben pensar lo mismo.

José Antonio Herráiz Mahou, consejero de la cervecera, descendiente de uno de los fundadores, ha invertido el orden de sus apellidos y desde diciembre de 2015 ha pasado a llamarse José Antonio Mahou Herráiz. Lo que ha supuesto que su hija, también consejera del grupo, haya igualmente alterado el orden de sus apellidos pasando a llamarse María de la Paloma Mahou de la Torre. Fuentes de la compañía comentan que el cambio obedece a una especie de homenaje que el consejero del grupo ha dedicado a su madre, fallecida el pasado año. Pero es innegable la impronta que impone el hecho de que el apellido de uno se identifique con la marca de un producto consumido por cientos de miles de personas todos los días.

En el consejo de administración de Mahou San Miguel se sientan hoy miembros de hasta la séptima generación de la familia fundadora. Las familias Gervás Sanz (descendientes de Gregorio Gervás y Ana Carolina Díez Mahou) y Herráiz Mahou (hoy Mahou Herráiz, descendientes de Alfredo Mahou de la Fuente) comparten en la actualidad la propiedad del líder español de la cerveza. En el año 2012 firmaron un convenio por el que acordaron la estabilidad accionarial y permanencia en el grupo durante los próximos 15 años.

La industria mundial de la cerveza se ha visto sacudida por la compra de SABMiller por parte de AB InBev

Los Gervás Sanz y los Mahou Herráiz se reparten un imperio que factura al año más de 1.100 millones de euros y que emplea a 2.800 personas. Son dos de las grandes fortunas familiares españolas, y también de las menos conocidas, esquivas a los focos. Hasta 2014 el grupo no organizó nunca un encuentro con medios de prensa para comunicar sus resultados, y en esa ocasión tampoco los propietarios de Mahou San Miguel hicieron aparición delegando esa función en el director general, Alberto Rodríguez-Toquero.

Las dos familias son propietarias también de diversos bienes inmobiliarios y gestionan varias Sicav. El grupo Mahou San Miguel controla más de 43 marcas, además de Mahou y San Miguel, las de Solán de Cabras o Cervezas Alhambra, entre otras. En 2014 la empresa emprendió por vez primera en sus 125 años de historia la expansión internacional adquiriendo la cervecera india Breweries & Distilleries. En 2014 compró el 30% de la firma de cerveza artesanal estadounidense Founders Brewing.

La compañía tiene previsto presentar sus resultados de 2015 a mediados de año, pero ya ha avanzado una facturación de 1.177 millones de euros. A pesar de la competencia de las 'cervezas hipster', del boom de las cervezas artesanales Mahou San Miguel, que hace ahora un año acordó la compra del 25% de la cervecera bilbaína La Salve, logró el pasado año su mejor cifra de negocio desde 2011.

Frente a esa fragmentación del mercado que ha supuesto la irrupción de numerosas empresas que venden cervezas ligadas a la provincia de la que proceden, el sector vive también una concentración. La industria mundial de la cerveza se ha visto sacudida recientemente por la compra de la británica SABMiller por parte del líder, la belga AB InBev, en una operación acordada el pasado mes de noviembre valorada en 95.200 millones de euros. Desde Mahou San Miguel se sostiene que esa operación no afecta prácticamente al mercado nacional, pero las fuerzas de concentración y fragmentación que presionan en la actualidad a la industria cervecera pondrán a prueba al líder español.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba