España vive un boom de consolidaciones

Todo queda en casa: sólo 1 de cada 10 fusiones y adquisiciones involucra a empresas extranjeras

Desde 2012 España ha vivido una auténtica oleada de movimientos corporativos de consolidación, obligados por la crisis económica. En su mayoría, las fusiones y adquisiciones no han involucrado a demasiadas empresas extranjeras, según un informe del Centro Europeo de Estudios Económicos, el instituto alemán ZEW, al que ha tenido acceso en exclusiva este diario.

Josep Oliu, presidente de Sabadell
Josep Oliu, presidente de Sabadell EFE

Ante la adversidad, mejor unidos. La consolidación derivada de la crisis ha tenido un impacto especialmente elevado en España, con un máximo en 2013 de 3.127 operaciones de M&A (Fusiones y Adquisiciones, por sus siglas en inglés), según un informe adelantado a este diario por el instituto alemán ZEW y realizado con cifras de la base de datos Zephyr. Esta cifra de grandes mutaciones corporativas es nueve veces superior a la que se presenciaba en el año 2000.

Mientras que en otros de los países maltratados por la zozobra económica, como Grecia, Irlanda o Portugal, el número de operaciones apenas se ha elevado en los últimos años, en España la subida ha sido drástica.

Gran parte de la explicación proviene del hecho de que, tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, muchas empresas del sector se han visto obligadas a fusionarse y otras han sido malvendidas a la competencia. De hecho, el inmobiliario y construcción es el sector que más porcentaje de todas las M&A se ha llevado entre 2012 y 2014: casi el 9% de todas las operaciones.

Pero otros negocios, como el de la venta al por mayor, ha visto M&A en cantidades similares, del 8,8%. En este caso, es el alto desempleo y la caída en el poder adquisitivo el driver hacia la consolidación. También lo es para las ventas minoristas, que han supuesto un 4% del total.

El sector financiero ha quedado en quinto lugar, con un 3,9% de todas las transacciones. Las agencias del Estado (piénsese por ejemplo en el FROB y Bankia) han liderado el ranking, con un 9% del total.

Uno de los aspectos más llamativos del estudio es que el 87% de las operaciones no han involucrado a ningún actor extranjero, a pesar de que los precios de venta u oferta de fusión solían ser de ganga en los años estudiados. Sólo en 2012, el nivel de transacciones intramuros fue de 18 más que las que ocurrían en el año de referencia, el 2000.

Por supuesto, hay grandes excepciones a esta regla, e importantes movimientos internacionales, sobre todo en el último año: la compra de ONO por parte de Vodafone, la de Jazztel por Orange, la OPA de CVC sobre Deoleo, o la venta de partes de FCC Logística a Corpfin Capital.

“Hay una diferencia esencial entre España y otros países (como Portugal, Irlanda o Grecia), en el sentido de que no ha habido en aquellos una oleada comparable de M&A”, explica el autor del informe Ulrich Laitenberger. En España, antes de la crisis financiera y del euro, explotó la burbuja inmobiliaria, y por eso ha habido tal boom de fusiones y adquisiciones. Así, en los otros países PIGS, el número de intervenciones sigue estando por debajo o justo en el nivel previo a la crisis.

Desde 2012, según ZEW, España ha vivido un fuerte incremento de consolidación en el que, en su gran mayoría, tanto las empresas compradoras como las vendedoras eran nacionales. Al final, casi todo tras la crisis ha quedado en casa, al menos en lo que a transacciones M&A se refiere.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba