Rescate bancario

Linde duda si tenía que haberse rescatado a Banco Popular en 2012

El gobernador del Banco de España defiende que Popular no presentó todas las garantías que tenía para pedir liquidez el 6 de junio y desvela que el BCE tenía que aprobar la operación

Luis María Linde, gobernador del Banco de España, con la congresista Ana Oramas
Luis María Linde, gobernador del Banco de España, con la congresista Ana Oramas Efe

El Banco de España vuelve a poner el foco sobre la crisis de liquidez de Banco Popular. El gobernador, Luis María Linde, ha señalado en el Congreso que el BCE había aprobado una nueva inyección de liquidez para Popular el día 6 de junio -el de antes de la resolución-, "pero no se llegó al importe total de la ampliación porque en un momento determinado Popular no presenta las garantías".

Desde el antiguo equipo gestor señalan, sin embargo, que se pusieron sobre la mesa 40.000 millones en colaterales para obtener apenas 3.800 millones. Linde se ha negado a dar cifras porque no se lo ha autorizado todavía el BCE.

Además, el gobernador reconoció tener dudas sobre si había que haber rescatado a Popular en 2012: "Pensamos todos que si salía hacia adelante era mejor para todos. A posteriori, uno se pregunta si es buena o mala decisión. Es verdad que entonces salió bien pero no fue suficiente".

El gobernador también habló sobre las declaraciones de la semana pasada del luxemburgués Yves Mersch, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, sobre Popular, que en su opinión se han malinterpretado. Linde asegura que es cierto que la liquidez de emergencia es una competencia del Banco de España, pero que fue fijado por el Banco Central Europeo y que a partir de 2.000 millones, como fue el caso de Popular, requiere el visto bueno del BCE.

Pelota al BCE

"La primera petición de liquidez de Popular se hizo a las 8,33 horas del día 5 de junio, y la Comisión Ejecutiva nos reunimos media hora después para poder actuar rápido. A partir del momento del día siguiente, Popular entiende que no puede hacer frente a los compromisos de pago" y se declara en quiebra. Posteriormente, el Banco de España, añade Linde, sólo entró en la resolución para "opinar si le parecía que Santander era una entidad potente para sacar a Popular del problema. Y dijimos que sí".

El gobernador ha narrado como los problemas de Popular empezaron en 2012 -Mariano Herrera dijo hace unos días en el mismo foro que fue en 2009- y que la crisis se desató en 2015 "cuando se empezó a apreciar deterioro en adjudicados considerable", ya bajo la supervisión del BCE, a través del Mecanismo Único de Supervisión (MUS).

Elke König en el Congreso.
Elke König en el Congreso. Kiko Huesca

"Debido a esa situación, el MUS, no sé si decir presionar... instó, aconsejó a Popular que ampliase capital y la entidad decidió ampliar 2.500 millones", señala Linde.

Ha defendido, eso sí, que el folleto de la ampliación contenía los dos principales riesgos -provisiones y pérdidas-, pero que se desvió por las cláusulas suelo y el deterioro del fondo de comercio de Targobank.

No sé si decir presionar... el MUS instó a Popular a ampliar capital en 2016"

Luis María Linde

Por otra parte, Linde ha defendido a Elke König, presidenta de la Junta Única de Resolución, por sus palabras que aceleraron la crisis de Popular: "No creo que fuese imprudente, dijo que era algo cierto, y casi cualquier cosa que hubiera dicho hubiera sido motivo de elucubraciones. Fue un comentario inocuo".

Linde acudía por segunda vez a la Comisión de la crisis financiera. La primera, en julio de 2017, abrió dicha comisión del Congreso. Pero desde entonces han pasado por la misma autoridades europeas, políticos, expresidentes de cajas, autoridades españolas, exdirectivos del Banco de España y otros expertos, que han dado versiones distintas sobre la crisis y sobre la caída de Banco Popular.

Pensiones y ladrillo

Linde también se ha referido a la polémica por sus palabras por las pensiones y. Se ha disculpado si a alguien le molestó: "Lo que aclaré es que no es que el español no ahorre, es que ahorra en vivienda".

El gobernador evitó entrar en el fondo del expediente a Bankia por la venta de la Torre Foster, en manos del Sepblac, como adelanta El Mundo. Pero ha reconocido que se facilitó el expediente a Bankia hace un año, y se rehizo tras la información facilitada por el banco nacionalizado.

Preguntado por los riesgos de la consolidación financiero, Linde ha defendido que "sigue habiendo mucha competencia" y no ve riesgos de que parte de la población se quede en exclusión financiera.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba