Adiós al ladrillo bancario

Liberbank acelera el desagüe inmobiliario con la venta de 200 millones en hipotecas

La entidad asturiana lanza el 'Proyecto Fox' para sacar de su balance casi 200 millones en hipotecas impagadas antes de final de año. Lanzará otra cartera o dos más en las próximas semanas con otro tipo de activos. El objetivo es estabilizar la morosidad por debajo del 15% a comienzos de 2017.

Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank.
Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank. Europa Press

Ni fusiones ni el capital... la mayor obsesión de Liberbank en estos momentos es reducir la morosidad. La entidad dirigida por Manuel Menéndez trabaja a marchas forzadas con el objetivo de controlar la tasa de mora, que el 1 de enero de 2017 se le disparará desde el 8,8% hasta un nivel superior al 16%, casi duplicándose. Por ello, acaba de lanzar su primera cartera destinada a grandes inversores de los dos últimos años.

Esta situación se debe a que concluye el programa de garantías que recibió a cambio de quedarse la intervenida CCM. Hasta ahora, todos los activos problemáticos de la caja manchega no consolidaban en el balance de Liberbank, pero lo harán a partir del próximo año.

La entidad fruto de las fusiones de Cajastur, Caja Cantabria y Extremadura y la compra de CCM ha puesto a su red minorista a funcionar a pleno rendimiento para vender el máximo número posible de pisos. Junto a ello, Liberbank se apoyará a partir de ahora en la venta de carteras a grandes inversores internacionales.

La primera que ha puesto en mercado es la conocida como Proyecto Fox, con entre 150 y 200 millones en hipotecas impagadas, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli. No es la primera entidad que traspasa créditos de particulares para la adquisición de pisos, recientemente lo han hecho Bankia y Deutsche Bank España.

Liberbank intentará cerrar el Proyecto Fox antes de final de año, aunque no tendría problema si ésta se alargara hasta el primer trimestre de 2017. Esto es debido a que las últimas cuentas que presentará la entidad, correspondientes al conjunto de 2016, todavía contarán con el colchón del esquema de protección de activos (EPA) de CCM para rebajar la morosidad. Serán las de marzo del próximo año las que reflejen la nueva situación sin paliativos.

Varias carteras

Al Proyecto Fox se le sumarán al menos una o dos carteras más en las próximas semanas. Según diversas fuentes financieras, una de ellas será de créditos fallidos (pymes y consumo) por valor de varios cientos de millones. En total, todas las desinversiones que el grupo financiero está poniendo en mercado en el último tramo de 2016 superarán los 500 millones.

El objetivo de Liberbank es estabilizar la morosidad por debajo del 15% a comienzos de 2017. No se descarta que el próximo ejercicio la entidad protagonice alguna gran operación con la que volver a la normalidad en términos de activos dudosos y adjudicados, para quitarse principalmente ladrillo en Castilla-La Mancha.

La banca española tiene una gran presión para quitarse cuanto antes de encima los créditos inmobiliarios impagados y adjudicados que han ido a parar a su balance

La presión para ello es cada vez mayor, ya que tanto el Banco de España y el Banco Central Europeo (BCE) están poniendo el foco en las provisiones, ante la nueva circular contable doméstica y la entrada en vigor en 2018 de una normativa internacional que cambiará las reglas de juego.

Las de ahora no son las primeras ventas de carteras que realiza Liberbank. Traspasó fallidos a Cerberus en 2013 y a JB Capital Markets, de Javier Botín, en 2014. Además, negoció vender su plataforma de recobro de créditos morosos a Lindorff y Cerberus en 2014, aunque la operación finalmente no pasó el filtro del comité de dirección.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba