Empresas Los hackers filtran contratos de El Corte Inglés con la Iglesia: cobró 10 millones por la visita del Papa

El propio Juan Hermoso firma de su puño y letra un contrato en 2011 por el que el grupo El Corte Inglés provee al Arzobispado de servicios para la Jornada Mundial de la Juventud a la vez que acuerdan una donación de 8 millones.

La filtración de datos de patrocinio de El Corte Inglés este pasado lunes por parte de un grupo de hackers englobados bajo el paraguas de Anonymous aporta documentos privados relacionados con la empresa del triángulo que hasta ahora se desconocían. Sorprende ver, por ejemplo, cómo los cyberactivistas han conseguido acceder a los contratos que en 2011 firmaron de su puño y letra Juan Hermoso, en calidad de consejero y apoderado de la compañía, y Tomás Juárez García-Gasco y César Franco Martínez, en calidad de representantes del Arzobispado de Madrid.

Los contratos, a los que ha accedido Vozpópuli, son contratos típicos de patrocinio muy habituales en todo tipo de acontecimientos no sólo por parte de El Corte Inglés, sino de todas aquellas empresas que apuestan por desarrollar su marca a través de eventos sociales, religiosos o deportivos.

El documento firmado el 11 de enero de 2011 en realidad son varios: uno de ellos establece la contratación de diversos productos por parte de la Iglesia a Viajes El Corte Inglés, Opencor, Hipercor, Informática El Corte Inglés y a la propia matriz. La cuantía de todos ellos podía llegar a un máximo de 10 millones de euros. Otro de ellos establece la donación de 8 millones de euros que El Corte Inglés realiza a la JMJ y que, con arreglo a la ley 49/2002, de 23 de diciembre, se bonificó en un 25% en su Impuesto de Sociedades.

Lo que la JMJ pagó a El Corte Inglés

Varias divisiones de los grandes almacenes prestaron servicios al evento. Así, Viajes El Corte Inglés gestionó, por importe de 2 millones de euros (cifras sin IVA), el alojamiento de los obispos y personalidades y por un millón más los viajes y alojamiento de peregrinos. La división de informática vendió material a la JMJ por 650.000 euros más IVA, mientras que ECI se encargó también de producir 400.000 camisetas, gorras y abanicos con el logotipo del evento y otras 400.000 'mochilas del peregrino' también con el logotipo. Entre ambas, un máximo 4 millones de euros más IVA.

Este tipo de acuerdos de patrocinio son habituales entre empresas que buscan colaborar con eventos culturales, deportivos o religiosos

De igual modo, ECI cobró otro millón setecientos mil euros más IVA por una campaña de promoción de la JMJ en los centros Opencor, mientras que la JMJ se comprometía a encargar dos campañas más a El Corte Inglés: una en sus centros comerciales y otra en los Hipercor. El precio de ambos era de 750.000 euros más IVA. Los centros comerciales hoy presididos por Dimas Gimeno tenían los derechos de explotación publicitaria.

En definitiva, El Corte Inglés ingresó aproximadamente 10 millones de euros (a lo que habría que sumar el IVA) por las jornadas, aunque pagó 8 millones que posteriormente se desgravó en un 25%. Por ello, el ingreso neto de la colaboración entre la compañía y la Iglesia católica vía Arzobispado de Madrid fue de no menos de 4 millones de euros.

La filantropía habitual

La colaboración de El Corte Inglés con organismos culturales y deportivos es conocida, hasta el punto de haberse convertido en uno de los mayores mecenas de España. El análisis de los pagos filtrados por Anonymous así lo demuestra: por ejemplo, en el pasado 2015 la compañía donó 25.000 euros a la Fundación V Centenario Santa Teresa de Jesús. La devoción a la santa de Ávila se antoja profunda en el seno de ECI, ya que además destinó 5.000 euros a la Provincia Agustiniana Matritense con el fin de financiar un simposio sobre "Santa Teresa y El Mundo Teresiano".

La labor filantrópica de El Corte Inglés es algo habitual en los ámbitos cultural, deportivo o religioso

Asimismo, Huelva debe a la empresa de Dimas Gimeno la construcción de varios retablos en sus iglesias: ECI donó 4.500 euros a la Hermandad del rocío de Huelva y 1.500 a una parroquia onubense. Además, ha destinado varias tarjetas regalo valoradas en 150, 200 o 300 euros para la manutención de las religiosas de varios monasterios y 600 euros al Arzobispado de Mérida, simplemente como donativo.

En cuanto a asociaciones, el dinero de ECI ha ido a ayudar a Trillizos, la Asociación Madrileña de Partos Múltiples (9.900 euros en total), la Asociación Española Contra el Cáncer (un donativo anual de 1.200 euros) o Ya Es Hora, que opera en la Cañada Real Galiana, una zona deprimida al sureste de la ciudad de Madrid. En todas estas donaciones a asociaciones o fundaciones con fines benéficos, es posible deducirse hasta un 35% tras la modificación legal de 2015, tal y como recuerda a este diario José María Mollinedo, técnico de hacienda.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba