Comisión de investigación

Viñals: "En Banco Popular hubo problemas de gobernanza como en las cajas"

El exsubgobernador cuestiona la labor del Banco de España: reconoce errores de previsión en la crisis y una falta de solidez en el sistema de supervisión. Todo ello, junto a la decisión de Zapatero y Ordóñez de no rescatar a las cajas en 2009, "dilató e hizo más compleja" la crisis. Compara a Popular con las cajas.

José Viñals, exsubgobernador del Banco de España.
José Viñals, exsubgobernador del Banco de España. Europa Press

Arranca nuevo curso en la Comisión de Investigación del rescate bancario en el Congreso de los Diputados. Con el mismo foco que en las primeras sesiones: la labor del Banco de España, que ha cuestionado su exsubgobernador entre 2006 y 2009, José Viñals

Pero junto al papel del regulador, el compareciente ha aprovechado su intervención para opinar sobre la crisis de Banco Popular: "Ha tenido un problema de gobierno interno como el de las cajas. Hubo fallos en el control del riesgo crediticio y de liquidez".

Este financiero, actual presidente del banco anglosajón Standard Chartered, ha dejado dos grandesmensajes críticos contra el Banco de España -en la etapa de Miguel Ángel Fernández Ordóñez- y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El primero, que hubo errores de cálculo en la magnitud de la crisis, que impidieron una correcta gestión de la mismas. Y segundo, que el "proceso de supervisión de entidades con problemas podía haber sido más sistemático".

Es decir, que el regulador falló en sus principales labores, a pesar de que Viñals cree que era muy difícil calibrar el complicado escenario macro, que posteriormente arrastró a la banca, y no viceversa. "En España, el sector bancario no fue el causante de la crisis, sino la caída económica a partir de 2009", explica.

Fallos de cálculo

"Es clave reconocer dos errores de previsión esenciales: la incapacidad -no solo del Banco de España- para anticipar la recesión de 2009 y la recaída en 2011; y la expectativa de que los desequilibrios generados en la etapa de bonanza se corregirían de forma gradual y no abrupta", explica el financiera. 

Todo ello llevó, añade el exsubgobernador, a que cuando estalló la crisis internacional en 2008 no se tomaran medidas más contundentes para asegurar la solvencia del sector, en especial de la cajas. "Y entonces había margen presupuestario para tomar medidas", recuerda. Para contextualizar, recuerda que el FMI (en el que trabajó posteriormente) hizo un test de estrés a la banca española en 2008, que concluyó el sector no necesitaría más de 3.200 millones en el peor de los escenarios.

Viñals critica que la influencia política en las cajas fue determinante en la crisis y suponía un obstáculo para el Banco de España

En este sentido, Viñals reconoce que en 2009, "cuando se apreció la gravedad de la crisis" se podrían haber tomado medidas más contundentes, "pero se había agotado el margen presupuestario". Se refiere al denominado manguerazo a las cajas del que se hablaba entonces, que "con los ojos de hoy", hubiera sido efectivo: "La decisión de minimizar los recursos públicos dilató hizo e hizo más compleja" la crisis.

Durante todo su discurso, Viñals ha incidido en el papel de las cajas en la crisis: "Hubo cajas que lo hicieron bien, pero fue más la excepción que la norma. La conexión con los poderes públicos y la ausencia de disciplina, les llevó a tomar peores decisiones de negocio".

El financiera ha defendido a su exjefe, Fernández Ordóñez, aludiendo a su cualificación y a la independencia con la que trabajó en el Banco de España.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba