Empresas

Caixabank provisionó al menos 300 millones por Isolux poco antes de estallar la crisis de la constructora

La entidad presidida por Isidro Fainé controla el 28% del capital del grupo presidido por Luis Delso, una participación heredada de Banca Cívica.

Terminal del aeropuerto de Lavacolla (Santiago de Compostela), construido por Isolux-Corsán.
Terminal del aeropuerto de Lavacolla (Santiago de Compostela), construido por Isolux-Corsán. Isolux-Corsán.

Caixabank se olía desde hace meses la crisis de Isolux Corsán. La entidad ha ido provisionando el valor de su participación en la constructora desde mediados de 2015, completando el 100% de la provisión en el primer trimestre de este año, informan fuentes financieras. El valor de esa participación es superior a los 298 millones de euros. 

El banco presidido por Isidro Fainé posee el 28% de Isolux Corsán, el mayor accionista del grupo después de Luis Delso y José Gomis (el presidente y el vicepresidente de Isolux controlan el 52% a través de la sociedad Construction Investments). Caixabank heredó la mayoría de su participación en Isolux tras la absorción de Banca Cívica, en 2012, una operación valorada en 980 millones.

El banco con sede en Barcelona controla el 23,8% de la constructora a través de la sociedad Hiscan Patrimonio, que aglutina las participaciones industriales procedentes de Banca Cívica. El resto del capital, hasta el 28%, lo posee mediante la firma Cartera Perseidas, que tiene el 10% de Isolux y en la que también participan Unicaja, Ibercaja, y BMN.

En 2014 Hiscan registró un beneficio de 55 millones. En 2015 la misma sociedad perdió 116,6 millones de euros

Hiscan Patrimonio, de acuerdo a las últimas cuentas presentadas en Registro Mercantil, de 2014, incluye su participación en Isolux (del 23,8%) en Activos financieros disponibles para la venta, con 298 millones de saldo a 31 de diciembre de 2014. A esa cifra habría que añadir la valoración del 4% que Caixabank tiene en la constructora a través de Cartera Perseidas.

Las cuentas de Hiscan Patrimonio señalan también que en 2013 suscribió y desembolsó una ampliación de capital de Isolux Corsán por importe de 32,17 millones de euros, mediante aportación no dineraria consistente en las acciones mantenidas de Grupo T-Solar; en la actualidad Isolux ultima la venta de T-Solar, una de las mayores empresas fotovoltaicas españolas.

En 2014 Hiscan registró un beneficio de 55 millones. En 2015, según el informe financiero anual de Caixabank, la misma sociedad perdió 116,6 millones de euros, unas pérdidas que posiblemente reflejen las provisiones que fue acometiendo el pasado año la sociedad por su participación en Isolux Corsán.

Además de ser uno de los mayores accionistas de Isolux, Caixabank también es uno de los bancos que mayor apoyo financiero ha aportado al grupo presidido por Delso. Las cuentas de 2014 de Isolux Corsán (la empresa ha retrasado al 13 de mayo la presentación de sus resultados en 2015) reflejan que la compañía había dispuesto 55 millones de créditos a largo plazo; 65,5 millones en financiación de proyectos; avales por importe de 171,2 millones; y otros préstamos por valor de 3,6 millones. En total, las operaciones financieras realizadas entre Isolux y Caixabank ascienden a 295,3 millones de euros.

Isolux no es Abengoa

Dada la exposición de Caixabank en Isolux es fácil entender que la postura de la entidad financiera en la crisis de la constructora sea totalmente distinta de la mantenida en Abengoa. Mientras que en el caso de la multinacional energética sevillana, la actitud de Caixabank ha sido poco constructiva forzando hasta el límite las negociaciones para evitar el concurso de acreedores, en Isolux está liderando las conversaciones entre la empresa y los acreedores.

La propuesta de refinanciación de la deuda de Isolux, cerca de 4.600 millones, pasa por una quita y una capitalización

La propuesta de refinanciación de la deuda de Isolux, cerca de 4.600 millones, pasa por una quita y una capitalización para reducir la deuda a unos 800 millones. La solución propuesta supondrá que los principales acreedores se hagan con el control del grupo y que Luis Delso y José Gomis vean reducida su participación a menos del 10%. De acuerdo a las fuentes financieras consultadas, Álvaro Delso, hijo de Luis Delso y director económico financiero del grupo, abandonará sus funciones ejecutivas, mientras que se mantendrá en el cargo el actual consejero delegado de la empresa, Antonio Portela.

Los principales acreedores son, entre los bancos, Santander, Caixabank, y Bankia. Y los bonistas que participaron en la emisión de deuda realizada por Isolux, un bono lanzado en 2014 por 850 millones de euros cuyo valor se ha desplomado.

Los bancos han creado un comité de seguimiento al frente del cual, a propuesta de Caixabank, se encuentra Nemesio Fernández Cuesta, exdirector de Repsol.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba