Empresas

El 'caso Apple' pone al límite a Irlanda: seguir como paraíso fiscal o cambiar

Sus decisiones afectarán a toda la UE: "13.000 millones de euros es lo que cuesta el sistema sanitario. No podemos rechazarlos".

El premier irlandés Enda Kenny junto al CEO de Apple, Tim Cook
El premier irlandés Enda Kenny junto al CEO de Apple, Tim Cook APPLE

La 'isla esmeralda' ha sido beneficiada con un regalo envenenado. Concretamente, una manzana. Mientras la Comisión Europea decreta que Apple debe devolver a Irlanda 13.000 millones de euros en impuestos no pagados (la compañía se estableció en Cork por primera vez en 1980), el pequeño país se sume en un debate a cara de perro entre aquellos que quieren mantener la buena relación con la empresa de Cupertino (y por ende con Google, Facebook y tantas multinacionales radicadas allí) y los partidarios de hacer 'justicia social' recuperando los impuestos impagados por las corporaciones. No es un debate menor, por cuanto Irlanda se ha convertido en el eje principal de las políticas de elusión fiscal de las grandes compañías norteamericanas en suelo europeo. El futuro del país afectará a los grandes de la UE, que ven como cada año miles de millones de euros huyen de sus arcas públicas gracias a las facilidades de Dublín.

El premier irlandés Enda Kenny ha dado órdenes de defender a muerte a Apple, mandando un mensaje al resto de multinacionales para que no se marchen del país. Sin embargo, otras voces apuntan a la magnitud de los 13.000 millones que los californianos deberían pagar a Irlanda, lo que supone esta cantidad para un pequeño país que hasta hace no mucho estaba bajo vigilancia de la 'troika'.

"Debemos pensar si queremos presentarnos ante el resto del mundo como compinches necesarios de los evasores fiscales"

El influyente periodista Fintan O'Toole, columnista de 'Irish Times', lo tiene claro: es la hora de recolectar el dinero de Apple y cambiar para siempre el país: "El caso Apple es un momento increible para tomar una decisión de toda la sociedad irlandesa. Podemos seguir insistiendo en que nuestra identidad colectiva consiste en ser el refugio mundial para las corporaciones -y mantenernos firmes en el pasado- o podemos reconocer que somos parte de un orden internacional en el que estas corporaciones tienen responsabilidades, incluyendo el deber de pagar impuestos justos. Por ello no debemos de dirigirnos a la fuerza hacia preparar una apelación contra la orden europea que nos definirá, para el resto del mundo, como los compinches necesarios de los evasores fiscales (...) El consejo de ministros de este miércoles debe abrir un proceso de deliberación, no insistir en que las decisiones democráticas que no le gustan a Apple son impensables". O'Toole, con casi 60.000 seguidores en Twitter, insiste: "No nos pueden obligar a poner el logo de Apple en nuestra bandera tricolor".

"Lo que se puede hacer con 13.000 millones"

También ha suscitado gran debate en la isla cuánto suponen 13.000 millones con respecto a los presupuestos totales de Irlanda. El reportero Kevin Doyle lo expresa en un video, medio en broma medio en serio, para dejar claro que es mucho dinero para el pequeño país: "13.000 millones es el número exacto de lo que gasta nuestro sistema sanitario en un año. El ministro de Sanidad Simon Harris ha tenido que luchar desde su llegada por una subida de 40 millones en el presupuesto para intentar reducir la masificación en Urgencias. ¿No le gustaría doblar su presupuesto y tener la posibilidad de acabar con una crisis sin fin en el sistema sanitario?".

Irlanda ha vivido un crecimiento sin igual desde que existe la zona euro gracias a su impuesto de Sociedades del 12,5%, muy por debajo de la media

Aparentemente una mayoría de los ciudadanos irlandeses es de esta opinión: hay que coger el dinero de Apple y reducir deuda con él (como anunció el ministro de Finanzas Michael Noonan que habría que hacer). Irlanda ha vivido un crecimiento sin igual desde que existe la zona euro. Su posibilidad de establecer un tipo general del impuesto de Sociedades del 12,5% (que, como se ha visto, podía convertirse hasta en un 0,005% para las grandes como Apple) y su idioma inglés la convirtieron en la puerta de entrada perfecta para cualquier compañía que desde allí quisiera operar en el gigantesco mercado de la moneda común. El país ha cambiado en los últimos 15 años su tradicional estigma de país pobre y en la actualidad es el segundo Estado en renta per cápita de la zona euro, con un 132% de la renta media en 2014 y sólo después de otra jurisdicción con fiscalidad ventajosa como es Luxemburgo (263% de la media de la renta europea cuando España, por ejemplo, tiene un 93%).

Importantes líderes de opinión del país se han manifestado también a favor del impuesto sobre Apple. Por ejemplo la periodista Siobhán Maguire ("13.000 millones serían un antes y un después para nuestra sanidad, el problema de los sin techo, de la vivienda, ect". 

O el presentador satírico Oliver Callan: "El Appletax es como si tu casa hubiera sido asaltada y cuando la policía recuperara tus bienes, los rechazaras y ofrecieras al ladrón pagarle la defensa"

Otra de las cosas que queda clara es que el Sinn Feinn, partido nacionalista que busca la reunificación de la 'isla esmeralda' bajo una república, hará campaña a favor de cobrar el dinero a Apple. En las elecciones generales de febrero de este año fue el tercer partido más votado con un 14% de los votos, lejos del 25,5% del Fine Gael de Enda Kenny. Líderes políticos del partido como son Conor McCabe destaca que Irlanda "no es un país, es un fraude" porque permite a las grandes corporaciones no pagar impuestos: "92.114 empresas pagaron un 0% de impuesto de sociedades en Irlanda en 2014. Este problema está matándonos lentamente".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba