Banco Popular Los inspectores del Banco de España sobre Popular: "Se decidió no curar al enfermo"

La Asociación de Inspectores del BdE cargan con dureza contra el rescate de Popular y de que las autoridades se feliciten por ello: "Estar satisfecho porque un rescate se haya llevado a cabo sin coste para el contribuyente es como estar contentos porque un paciente haya fallecido sin contagiar a nadie".

Sede del Banco de España en Madrid.
Sede del Banco de España en Madrid. EFE

Los inspectores del Banco de España toman partido en contra del rescate de Banco Popular. La Asociación de Inspectores del BdE ha hecho público en un comunicado en el que critican cómo se ha llevado a cabo el rescate y venta de la entidad a Banco Santander, el oligopolio al que va el sector y que las autoridades estén felicitándose de este proceso.

"Las consecuencias de la crisis de una entidad bancaria no son pequeñas ni para los accionistas, ni para los acreedores, ni para los empleados, ni para los ciudadanos y usuarios de servicios financieros. Estar satisfechos porque un rescate o intervención se haya llevado a cabo sin coste directo para el contribuyente (los indirectos todavía están por analizar) es como estar contentos porque un paciente haya fallecido sin contagiar a nadie", expone el comunicado.

"Posteriormente se determinará si el fallecimiento era inevitable o no, pero en cualquier caso la pérdida es irreparable. Especialmente triste si, tras mostrar los primeros síntomas hace tiempo, en lugar de proceder a una intervención terapéutica de restablecimiento de la salud se decidió permitir que la enfermedad siguiera su curso hasta convertirse en incurable", añade.

Esta asociación, que representa a gran parte de los inspectores del regulador, se ha enfrentado a la cúpula del Banco de España históricamente. Aunque el enfrentamiento ha ido a más a raíz del caso Bankia. Ahora, este comunicado pone sobre la mesa que el ambiente va a seguir siendo hostil, ahora a raíz de la caída Banco Popular.

Exclusión financiera

Otra de las críticas de los inspectores es por el excesivo proceso de concentración que está viviendo la banca, que "limita la efectiva y libre competencia entre proveedores de servicios financieros y genera procesos de exclusión financiera que ya hoy en día están teniendo lugar".

Los recados contra la cúpula no quedaron ahí, ya que la asociación de inspectores insinúa que el Banco de España está intentando minimizar el impacto de la nueva normativa de provisiones que entra en vigor en 2018.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, la semana pasada en el Eurogrupo.
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, la semana pasada en el Eurogrupo. EFE

Los inspectores también cargan contra el BCE y la nueva supervisión europea de la banca, exponiendo que esta supervisión a distancia es menos efectiva y más compleja. "Se confunde, creemos que de manera intencionada, la complejidad con el rigor". "Establecer la responsabilidad de supervisores y reguladores resulta ahora mucho más difícil que antes", expone el comunicado.

"Hemos podido también constatar, tristemente por la vía de los hechos, la futilidad de los stress tests, las debilidades del proceso SREP, y la irrelevancia de tantas otras sofisticadas y costosas construcciones que intentan transmitir, no sólo a los intervinientes en los mercados financieros sino también a la opinión pública europea, que se está haciendo “mucho y bien” por la estabilidad del sistema financiero", añade.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba