Comercio

La patria chica de Inditex apenas gasta en ropa

El análisis del sector textil español aporta algún dato sorprendente: Galicia, referencia de Zara y de tantos diseñadores, es junto con Extremadura la autonomía que menos gasta.

Galicia, patria chica de Amancio Ortega y su Inditex, es la segunda autonomía que menos dinero gasta al año en ropa, sólo después de Extremadura. Es curioso como una comunidad autonóma que, además del imperio Inditex, ha dado grandes diseñadores (Adolfo Domínguez, Antonio Pernas o Roberto Verino, por citar solo algunos) es sin embargo una de las más austeras en cuanto al gasto por habitante en textil con 390 euros al año.

Los consumidores gallegos se dejaron 390 euros por persona en sector textil en 2016. Solamente los extremeños gastaron menos: 354 euros. El gasto medio de los gallegos es notablemente inferior que el de sus vecinos asturianos (422) o castellano-leoneses (450), y está a una distancia sideral de los que más gastan: Comunidad de Madrid (547 euros por persona) y Baleares (535).

Estos son algunos de los datos del informe anual de la patronal del sector textil Acotex. Estos mismos datos nos dicen que el vestido y el calzado ocupan el 12% de la capacidad de compra de una familia, bastante por debajo de alimentación y bebidas (26%) o de vivienda (22%) e inmediatamente detrás del gasto en transporte (15%). Así, sería la cuarta partida económica en importancia.

Diez años que han cambiado todo

Los españoles han cambiado dramáticamente sus hábitos de compra de ropa en los últimos 10 años. La crisis, la llegada definitiva del e-commerce, la caída de los grandes almacenes y la subida fulgurante de las cadenas especializadas con más y mejores tiendas, dibuja un panorama del sector totalmente diferente al que había en 2007.

El sector ha sufrido una brutal contracción respecto a sus cifras máximas que alcanzó en 2006. Entonces el comercio textil facturaba en España 22.460 millones de euros pero ahí se inició una ruta descendente en el que el negocio cayó hasta un 30%. 2013 tocó fondo y desde entonces el comercio textil se ha recuperado con fuerza hasta los 18.012 millones de 2016, una cifra aún menor que en 1998.

En un mercado que ha caído, lógicamente la fuerza laboral también ha disminuido. De nuevo 2006 fue el punto de inflexión. Desde entonces el sector ha perdido un 12% de sus empleos, si bien desde 2012 se viene recuperando. Sin embargo, la productividad ha aumentado. Nunca las empresas textiles facturaron tanto dinero por cada empleado: 105.827 millones de euros anuales.

Caen los grandes almacenes, sube Zara

Otro efecto característico de los últimos años es la caída de dos formatos, las tiendas multimarca (que solían ser las características tiendas de barrio o de pueblo) y los grandes almacenes. En 2007 las primeras tenían un 31% de cuota y los grandes almacenes como El Corte Inglés un 13%. Hoy han caído dramáticamente, hasta un 19,7% y un 8,7%.

Estos puntos de cuota se los han llevado principalmente las tiendas especializadas, esos Zara, H&M, Cortefiel... que han ido prosperando y ganando presencia en cada vez más calles.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba