Empresas

El anticapitalismo de la nueva consejera de Amancio Ortega: "Los superricos nos tratan como borregos"

Denise Kingsmill no parece una mujer de negocios al uso si se atiende a sus críticas a la banca o su petición de más impuestos para la clase alta.

  • Denise Kingsmill
    Denise Kingsmill
  • Denise Kingsmill
    Denise Kingsmill
  • Denise Kingsmill, en una imagen suya en Twitter
    Denise Kingsmill, en una imagen suya en Twitter

Denise Kingsmill será nombrada en la próxima junta de accionistas de Inditex como consejera independiente de la compañía. Sustituye a Alice Miller, tambíen británica, y cobrará seguramente un sueldo parecido a los 277.000 euros que Miller se embolsó en 2015 según el informe de retribuciones de Inditex (las retribuciones sólo se hacen públicas a año vencido). Sin embargo, esta antigua modelo no tiene un perfil habitual en la alta empresa. Por el contrario, firma declaraciones como esta: "Los superricos tienen una experiencia diferente a los demás. Nos tratan como borregos para consumir y vendernos productos que no necesitamos y no nos dan lo que prometen". Toda una declaración de intenciones de una personas que se sentará en la mesa junto al hombre más rico de España y Europa: Amancio Ortega.

Un repaso a su perfil de Twitter nos muestra ideas poco habituales en el mundo de la empresa: la baronesa Kingsmill tiene convicciones muy izquierdistas que le gusta compartir. Aunque en contra del líder del partido laborista, Jeremy Corbyn (izquierdas más próxima a Pablo Iglesias según sus propias palabras), la neozelandesa de nacimiento ha utilizado durante años su Twitter para pedir, por ejemplo, que los derechos laborales se extiendan por el mundo (un tema muy controvertido y casi tabú en Inditex, con muchos proveedores en Asia).

Por ejemplo, en este tuit aboga por las "buenas prácticas laborales" rechazando innovaciones contractuales como el contrato de cero horas.

'Lady' Kingsmill publica el Kingsmill Review, un informe independiente sobre la situación laboral de los trabajadores del mercado sanitario británico. En este informe se pide que se les suban los sueldos a estos trabajadores, a los que considera que "se les paga por debajo de lo que merecen".

El partido tory es el gran enemigo de Kingsmill, lo cual no debería afectar a las buenas relaciones de Inditex con el gobierno de Reino Unido, donde tenía 103 tiendas a 31 de enero. Con lazos directos con el laborismo, Kingsmill ataca directamente a los conservadores en muchas ocasiones, por lo que tal vez no sería la mejor interlocutora con David Cameron. Veamos este ejemplo, donde bromea con el primer ministro, una picadura de medusa durante sus vacaciones en España y un "remedio tradicional" contra ella.

Impuestos para los millonarios

También sorprende que el nuevo fichaje del hombre más rico de España y una de las mayores fortunas del mundo según Forbes se haya manifestado en ocasiones a favor de bajar impuestos a las rentas bajas para centrarse en los "millonarios". Lo demostraba compartiendo informaciones de 'The Guardian' (el periódico clásico del laborismo británico) pidiendo más impuestos para los ricos:

Kingsmill también es activista contra la anorexia y la extrema delgadez. En una ocasión, incluso, fue hackeada y su cuenta llenada de mensajes a favor de adelgazar, tras lo que ella se disculpaba de esta forma:

Contra el sector financiero

Además, sus ataques al sector financiero han sido muy duros, centrándose en UK que es su país de residencia. En este artículo, Kingsmill asegura que "todo el mundo odia a su banco", y "son adictos a una cultura obscena de los bonus, además de increíblemente arrogantes. Se les han enseñado que deben actuar de forma deshonesta (...) ¿Por qué toleramos un talante tan malo en los servicios financieros? (...) A pesar de todo nos continúan tratando como defraudadores en potencia, mientras que ellos sí que nos engañan vendiendo productos como los PPI (...) La desconexión entre lo que los bancos fingen ser y lo que son de verdad es apabullante"

La baronesa no es antiempresas, y de hecho se muestra muy a favor de otras como Amazon o Uber, de las que alaba su ambición por capatar nuevos clientes y ofrecer nuevos servicios.

En los consejeros independientes de la mayor empresa española (90.000 millones de capitalización bursátil, muy por encima de Santander) hay variedad. Otro de estos, Emilio Saracho, lleva desde 2010 en la compañía sin que le haya causado conflictos de interés pese a ser vicepresidente mundial de JP Morgan Chase.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba