Empresas

El 80% del IBEX evita informar sobre auditorías contra la corrupción

Solo siete empresas brindan algún tipo de información sobre un sistema de auditoría de control en materia de corrupción, según un informe presentado por el Observatorio de Responsabilidad Corporativa

Interior de la Bolsa de Madrid.
Interior de la Bolsa de Madrid. Efe.

Las 35 empresas del IBEX 'suspenden' en transparencia con una nota media de 0,62 sobre 4, según un estudio del Observatorio de Responsabilidad Corporativa (ORSC).

El informe, de más de mil páginas, asegura que solo trece empresas hacen pública su política general contra la corrupción - Abertis, ArcelorMittal, Caixabank, DIA, Acciona, GNF, Repsol, Enagás, Iberdrola, REC yTelefónica - y que la información que ofrecen todas es "anecdótica".

Así, puntualiza que diez empresas aportan información sobre la realización de una evaluación de riesgos en corrupción: Acciona, ArcerlorMittal, BBVA, REC, GAMESA, GNF, Iberdrola, IAG, Repsol y Telefónica.Solo siete (el 20% del IBEX) brindan algún tipo de información sobre un sistema de auditoría de control de prácticas corruptas: Repsol, Mediaset, Gas Natural Fenosa, Telefónica, Grifols, CaixaBank y Acciona.

"En todas ellas se aprecia una información muy general y descriptiva, aportando a lo sumo algún dato sobre el número de auditorías realizadas o el porcentaje que representan, pero sin aportar mayor desglose por país. Tampoco se aporta información relativa a la frecuencia, cobertura a lo largo de la empresa, áreas cubiertas o resultados de las mismas", incide el informe, que resalta como "preocupante" que solo haya una empresa de la construcción, Acciona, entre las que mencionan auditorías internas. "El resto de empresas, ACS, Acerinox, ArcelorMittal, Ferrovial S.A., Gamesa, y Técnicas Reunidas no alude a procesos de auditorías específicas en materia de corrupción. Cabe recordar que el sector de la construcción es uno de los más propensos a la corrupción por su vinculación con las administraciones públicas de los países en los que opera, debido a sus actividades de construcción y mantenimiento de infraestructuras públicas, así como a las numerosas concesiones para la prestación de servicios públicos".

Según la pesquisa, quince empresas llevaban, al cabo de 2016, trabajando más de 10 años con la misma empresa auditora - Acciona, Acerinox, Amadeus, ACS, BBVA, Caixabank, Banco Sabadell, Banco Popular, DIA, Grifols, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, Repsol, Técnicas Reunidas y Telefónica -, y seis, más de 20: Banco Popular (35 años), Banco Sabadell (34 años), Técnicas Reunidas (28 años), Gas Natural Fenosa (26 años), Grifols (26 años) y DIA (25 años). 

Ninguna firma prohíbe la contratación de otros servicios diferentes a los de auditoría legal con la misma empresa auditora. Solo Telefónica lo hace en la práctica, pese a no prohibirlo expresamente, y solo tres empresas además de la propia Telefónica ofrecen información detallada de los servicios contratados: Enagás, Iberdrola y Merlin Properties.

El IBEX 'político'

De acuerdo al informe, 21 empresas del IBEX tenían en 2016 en su consejo de administración a miembros que habían ocupado cargos políticos en los diez años previos a su nombramiento. En 17 firmas, ocupaban el puesto de consejeros independientes: Endesa, Banco Sabadell, Repsol, Técnicas Reunidas, Telefónica, Red Eléctrica, Enagás, Iberdrola, Banco Santander, Acerinox, GNF, Amadeus, AENA, Bankinter, Ferrovial, Mediaset y Gamesa.

Solo tres firmas dicen limitar el fenómeno de las puertas giratorias: Gamesa e Iberdrola, que exigen un espacio de dos años sin ocupar cargos públicos, y CaixaBank, que limita dicha exigencia a funcionarios, jueces y magistrados pero no cargos electos. 

Pese a que 27 compañías informan sobre su posición en relación a las aportaciones a partidos políticos, solo dos (Acciona y Red Eléctrica) lo extienden a fundaciones dependientes de los partidos y a candidatos. Este mismo medio ha informado sobre pagos de ACS a la Fundación FAES, ligada al PP, y la Pablo Iglesias, vinculada al PSOE.

Asimismo, solo dos empresas (Abertis y Enagás) informan sobre un sistema interno de gestión de su actividad de lobby. 

"La actividad de lobby conlleva una serie de riesgos de corrupción asociados, del mismo modo que ocurre con la financiación de partidos políticos o con las puertas giratorias, pueden ser mecanismos empleados para obtener regulaciones favorables en una determinada materia", apunta el informe, que advierte de que ninguna de las firmas cotizadas detalla información sobre cómo gestiona estas cuestiones en todos los países en los que actúa.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba