Aerolíneas

Así fue el show de IAG, Ryanair, y Lufthansa en el Parlamento Europeo

"La estructura de IAG [Brisith Airways, Iberia, Vueling] se va a desmoronar", sostiene el presidente de Ryanair, Michael O'Leary. "En Turquía no permiten el derecho de huelga en el sector aeronáutico, va contra la competencia", se queja el vicepresidente de Lufthansa, Thomas Kropp.

Aviones de la aerolínea británica British Airways en el aeropuerto de Heathrow en Londres.
Aviones de la aerolínea británica British Airways en el aeropuerto de Heathrow en Londres. Efe.

Michael O'Leary no puede evitarlo. El presidente de Ryanair siempre da la nota, esté donde esté. También en el Parlamento Europeo. Recostado en su asiento, sin parar de gesticular mientras hablaba su colega Willie Walsh, O'Leary volvió a ser el pasado martes el más revoltoso de la clase. La trascendencia del tema tratado ese día -el impacto del Brexit en el sector aeronáutico europeo- en la Comisión de Transportes de Bruselas, no impidió que O'Leary traicionara a los que siempre esperan alguna salida de tono del fundador de la aerolínea irlandesa de bajo coste.

Tampoco se quedaron atrás Willie Walsh, el consejero delegado de IAG -el grupo de British Airways, Iberia, Vueling, y Air Lingus-, y el vicepresidente de Lufthansa, Thomas Kropp, que con su actitud y declaraciones, muchas tendentes simplemente a vender las bondades de sus compañías respectivas, convirtieron el debate organizado en la Comisión de Transportes en un interesante show en el que, a pesar de las puyas y bromas de unos y otros, quedó clara la profunda preocupación que la salida de Reino Unido de la Unión Europea está generando en el sector aeronáutico europeo. Todos ellos reclamaron a los europarlamentarios vigor y esfuerzo por conseguir un acuerdo con Reino Unido en materia de navegación aérea.

"Siempre me gusta venir a Bruselas, paso mucho tiempo aquí haciendo no sé muy bien qué", comenzó diciendo el presidente de Ryanair ante los europarlamentarios. "Somos una aerolínea irlandesa, la que ofrece la tarifa más baja en los mercados, una tarifa media de 41 euros, y tenemos un plan para reducirlas aun más", dijo O'Leary sin perder la oportunidad de meter su particular cuña publicitaria al principio de su intervención. Momento que Willie Walsh, sentado a su lado, aprovechó para arrancarle la etiqueta de identidad pegada en su chaqueta y tratar de colocársela en la boca, en un gesto que parecía decir: 'Michael no te pases'. La presidenta de la Comisión de Transportes, Karima Delli, no pudo evitar sonreirse.

IAG no sobrevirá al Brexit, advirtió el presidente de Ryanair

"Bromas aparte, hay una cuestión importante, y es que no habrán algunos vuelos a partir de 2019", advirtió en un tono algo más serio el presidente de Ryanair. "Si el Gobierno británico se ciñe a su posición actual no habrá libre circulación y no habrá cielo único, Reino Unido tendrá que buscar un acuerdo bilateral, pero no creo que aquí se les vuelva a dejar entrar con condiciones de preferencia", subrayó. En este punto, O'Leary no defraudó: "A ver, Lufthansa y Air France ven aquí una oportunidad de negocio para acabar con IAG, Easyjet o Ryanair. Los alemanes y los franceses cuando se lo proponen siempre quieren hacer un poco la puñeta a Reino Unido". Y añadió: "A partir de septiembre de 2018 cuando el votante británico quiera irse de vacaciones, no tendrá más remedio que cogerse un ferry e irse a Irlanda, y yo amo mi patria, pero no creo que la población británica quiera pasar sus vacaciones ahí".

El presidente de Ryanair fue especialmente duro con las consecuencias que tendrá el Brexit sobre su competidor IAG. "Si no tenemos un marco jurídico para operar vuelos hacia y desde Reino Unido, se cancelarán los viajes, a los alemanes y franceses les va a encantar, la estructura de IAG se va a desmoronar, será un lío tremendo. IAG no sobrevivirá", dijo. Y terminó su intervención invitando a los europarlamentarios a comprar sus billetes aéreos en Ryanair. "Cojan Ryanair para visitar a sus amigos y familiares en el mundo".

"Soy irlandés y voté a favor de la permanencia", apuntó al principio de su intervención Willie Walsh, consejero delegado de IAG, el grupo del que forma parte Iberia. "Todavía no hemos conseguido billetes gratuitos, aunque estoy seguro de que Michael [el presidente de Ryanair] está esforzándose mucho en ello, pero sí billetes baratos que han permitido la libre circulación de ciudadanos en Europa".

El primer ejecutivo de IAG destacó la necesidad de que se acuerde cuanto antes un convenio de cielo abierto entre la UE y Reino Unido. "La UE y Reino Unido deberían firmar un acuerdo de transporte aéreo completo, parecido al que ya existe con EE UU o Canadá, más abierto, en el que se reconozca una relación profunda entre Reino Unido y la UE, y mantener el beneficio de los consumidores, y que las aerolíneas británicas y europeas pueden tener como propietario a una sociedad extranjera sin modificar sus estructuras".

"Les gustará saber que Michael no siempre tiene razón", dijo el consejero delegado de IAG

Thomas Kropp, vicepresidente de Relaciones Internacionales de Lufthansa, cargó el peso de su intervención sobre la competencia entre las aerolíneas europeas y el resto. El Brexit, destacó, "es un acontecimiento dramático para toda Europa; O'Leary ha sugerido que el Brexit ha nacido en Francia o Alemania, pero no es así, el Brexit tendrá un impacto tremendo".

"Queremos un cielo abierto, pero que sirva para todos, que se aplique a todos, no solo a los comunitarios, que las normas sean iguales para todos", requirió Kropp. "Tenemos problemas graves, en países como Turquía no está permitido el derecho de huelga en el sector de la navegación aérea, nosotros tenemos 100.000 trabajadores a los que no podemos imponer condiciones determinadas, sin embargo otras aerolíneas extranjeras sí lo hacen", denunció.

Tras la intervención de los ejecutivos de las aerolíneas en el debate, que puede verse en la web del Parlamento Europeo -en el que también participaron Sean Kennedy, de Airlines for America, y Ralf Pastleitner, Director del operador turístico TUI, y con anterioridad directivos de varios aeropuertos europeos– los europarlamentarios plantearon diversas cuestiones a los ponentes.

"Les gustará saber que Michael no siempre tiene razón, estoy convencido de que Reino Unido seguirá conectada con la UE, va en interés de los británicos, los europeos, y también incluso de Ryanair", dijo Walsh. El consejero delegado de IAG abogó de nuevo en su respuestas a las preguntas de los parlamentarios por impulsar un acuerdo bilateral en navegación aérea.

"En Reino Unido no saben qué demonios quieren", declaró O'Leary. "No me tomo el Brexit a la ligera, es un suicidio económico, será malo para todos, hasta que los británicos se den cuenta de que no quieren pasar sus vacaciones en Irlanda o en Escocia". El presidente de Ryanair insistió en su opinión de que durante un periodo de tiempo no habrá vuelos entre Reino Unido y la UE. "No hay mecanismo jurídico posible, si no hay un acuerdo de cielo único, durante semanas o meses no habrá vuelos". 

El representante de Airlines for America, Kennedy, explicó los acuerdos existentes entre aerolíneas estadounidenes y aeropuertos y compañías aéreas europeas. Lo que dio pie al vicepresidente de Lufthansa para recordar que no estaría de más que la aerolínea alemana pudiera entrar en la ruta Nueva York-Chicago "como hacen ustedes en la UE". 

El debate terminó con el agradecimiento a los ponentes de la presidenta de la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo, quien manifestó que había quedado claro que si por los ejecutivos de las aerolíneas fuera, se daría marcha atrás al Brexit.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba