Empresas

Un libro sacude los cimientos de H&M al relacionarla con esclavitud infantil en Asia

'Modeslavar' (Esclavos de la Moda) es la publicación de dos periodistas suecos que sale esta semana.

Una de las imágenes compartidas por los autores de 'Modeslavar' en Facebook
Una de las imágenes compartidas por los autores de 'Modeslavar' en Facebook Modeslavar

H&M parecía haber salido indemne de la ola del reportaje 'Fashion Victims', publicado por la productora de Jordi Évole el pasado 19 de febrero y que se centraba sobre todo en la actividad de dudosa ética de Inditex, su gran rival internacional, tanto permitiendo la explotación laboral en Asia como destruyendo el tejido empresarial textil español. Pero difícilmente conseguirá quedarse fuera de los focos tras la publicación de nuevo libro que esta semana se publica en Suecia, realizado por dos periodistas de investigación del país que han viajado a Myanmar (antigua Birmania) para recoger testimonios de personas que aseguran fabricar prendas para H&M bajo condiciones infrahumanas. El titular de esta publicación ya es lapidario: 'Modeslavar' (Esclavos de la Moda).

Moa Kärnstrand y Tobias Andersson Akerblom recogen testimonios que suenan familiares: los de personas que, sin haber cumplido la mayoría de edad (entre 14 y 17 años) aseguran trabajar en fábricas que hacen de proveedores para la compañía sueca. Su horario laboral, aseguran, se extiende por más de 14 horas acabando aproximadamente a las 10 de la noche. Y está retribuido con el salario mínimo en el país: 3.600 kyat (algo más de dos euros) por una jornada laboral de 8 horas, lo que lo sitúa como una de las naciones con los sueldos más bajos del mundo.

Concretamente se trata de dos factorías, ambas en la capital Yangon: Myanmar Century Liaoyuan Knitted Wear y Myanmar Garment Wedge, que ya están siendo investigadas por la compañía, que considera "inaceptables" estas condiciones laborales según ha asegurado a 'The Guardian'. Sin embargo, la empresa textil sueca, una de las líderes del mercado junto a otras como Zara y con Primark, se ha justificado: "Si una persona entre 14 y 18 años trabaja no supone que sea un caso de trabajo infantil, según las leyes laborales internacionales. La OMT (Organización Mundial del Trabajo) señala la importancia de no excluir a este grupo de edad del trabajo en Myanmar. H&M no tolera el trabajo infantil de ninguna manera".

Myanmar, más barato que casi todos

Precisamente Myanmar se ve por algunas grandes corporaciones textiles como un buen destino para producir debido a que las condiciones son incluso peores que en Bangladesh, donde tras el incendio de 2013 en Rana Plaza la opinión pública mundial está mucho más atenta. En este país, emplear a niños de entre 14 y 17 es legal si se les emplea en "trabajos ligeros", aunque las jornadas superiores a 8 horas están prohibidas, algo que sí que estaría realizando H&M.

Por supuesto los suecos no son la única empresa textil con prácticas de dudosa moralidad en Asia. Marks & Spencer, Primark y otras más también producen en países de la zona, aunque todos aseguran que sus factorías no son como las citadas en el libro.

"Es muy importante para nosotros que nuestros productos se hagan bajo buenas condiciones de trabajo y con consideración por la seguridad, la salud y el medio ambiente. Hemos tomado acciones con estos proveedores de Myanmar que habían tenido problemas con las tarjetas de identificación y los horarios", ha zanjado la compañía sueca, una de las favoritas por los consumidores y las consumidoras españolas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba