Energía

Guerra en Gamesa: Siemens tumba los acuerdos sugeridos por Iberdrola en la junta

La asamblea general del fabricante eólico escenificó el enfrentamiento entre sus dos principales accionistas. Siemens, con mayoría en el capital, tumbó los dos acuerdos propuestos por Iberdrola, que proponían reforzar el gobierno corporativo y asegurar que la sede seguiría en España

Siemens Gamesa prevé volver a ser rentable en 2018
Siemens Gamesa prevé volver a ser rentable en 2018 Efe

La junta de accionistas de Siemens Gamesa, celebrada este viernes en Zamudio, sede de la compañía, volvió a poner en escena las diferencias entre sus dos principales accionistas: la multinacional alemana Siemens AG, que cuenta con un 59% del capital, e Iberdrola, que ostenta una participación de algo más del 8%. Los votos en contra de Siemens impidieron que se aprobaran los dos puntos adicionales que la eléctrica que preside Ignacio Galán había introducido en el orden del día, al margen del consejo, en los que se incidía en un refuerzo del gobierno corporativo y el mantenimiento de la sede en España.

Durante el turno de intervenciones, representantes de ambos accionistas defendieron sus respectivas posturas, escenificando el clima de tensión que se vive en la empresa prácticamente desde que se hizo efectiva la fusión entre la antigua Gamesa y la división de renovables de Siemens, hace algo más de un año.

En su calidad de accionista con una participación superior al 3% de capital, Iberdrola introdujo dos puntos adicionales en el orden del día de la junta de Siemens Gamesa. El primero de ellos se refería al reforzamiento del gobierno corporativo, en concreto a la materia de las operaciones vinculadas "para la protección de los accionistas minoritarios frente al riesgo de administración de hecho por parte del accionista mayoritario", en referencia a Siemens.

Un portavoz de Iberdrola intervino en la junta para solicitar el apoyo a este punto y justificó su inclusión en el orden del día al considerar que el órgano ejecutivo de la compañía está condicionado por Siemens. "Iberdrola reconoce el esfuerzo del consejo y de la comisión de auditoría pero pensamos que el primero no dispone de todas las herramientas necesarias para llevar a cabo su trabajo", en referencia a una presunta interferencia ejercida por el accionista mayoritario.

Siemens responde

Las palabras del representante de Iberdrola fueron respondidas por un accionista y trabajador de la compañía que intervino en representación de Siemens AG y que aseguró que el punto introducido por Iberdrola "carece de todo fundamento". "La estructura de gobierno corporativo de la empresa ya cuenta con todos los elementos para cumplir su deber social. Y la Ley ya establece que la comisión de auditoría se encargue de las operaciones vinculadas", apuntó.

"Cuando hay una operación vinculada, la comisión de auditoría elabora un informe previo para que el consejo tome la decisión. Y si la operación afecta a Siemens, sus representantes no intervienen en la votación. Todo eso ya funciona", recordó.

Además, el representante de Siemens afeó a Iberdrola haber realizado un complemento adicional al orden del día de la junta en lugar de haber propuesto esos puntos en el consejo de administración, en el que cuentan con un puesto.

"Las cuestiones añadidas podrían haber sido analizadas y debatidas en el consejo de administración pero se pusieron encima de la mesa. El orden del día de la junta se aprobó por unanimidad, incluido el voto del representante de Iberdrola. Son estas cosas las que nos hacen sentir incómodos", sentenció el accionista que habló en nombre de Siemens.

Sin debate sobre la sede

El segundo punto adicional propuesto por Iberdrola se refería a los compromisos asumidos en la fusión, en concreto en lo que se refiere al mantenimiento la sede operativa de Siemens Gamesa en España. El portavoz de Iberdrola recordó que el acuerdo entre los accionistas permitió a la empresa alemana tomar el control mayoritario de Gamesa sin tener que lanzar una OPA. "Los principios pasaban por un proyecto industrial fuerte en España y que Iberdrola sirviera como contrapeso de Siemens. Sólo deseamos que se cumpla con lo acordado".

En este caso, también hubo respuesta de la cúpula de la empresa. Su presidenta, Rosa García, aseguró que no ha habido ningún desplazamiento de los centros de gestión mientras que el consejero delegado, Markus Tacke, señaló que "no hay un debate en el consejo ni en el equipo de dirección sobre cambios en los centros en los que se toman las decisiones".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba