Junta de CaixaBank

CaixaBank no cierra la puerta a devolver la sede a Barcelona

El presidente de CaixaBank defiende la decisión de trasladar la sede de Barcelona a Valencia en pleno procés, pero no cierra la puerta a que vuelve a Barcelona

Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, principales responsables de CaixaBank en la junta.
Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, principales responsables de CaixaBank en la junta. Efe

Por primera vez en la historia de CaixaBank y La Caixa, el catalán no ha sido el idioma escogido por el presidente en la junta de accionista. Jordi Gual ha hecho un guiño a los cambios de 2017 hablando en valenciano, durante la primera junta que se celebra en la nueva sede.

"El año 2017 fue difícil por la inestabilidad política en Cataluña. Demostramos nuestra resistencia como institución, gracias a las relaciones de confianza con clientes, resultado del trabajo de nuestros profesionales. El consejo reaccionó con una decisión [mover la sede] tomada con unanimidad para proteger la entidad y seguir operando dentro de la zona euro. Era la mejor decisión posible para proteger a los accionistas, clientes y empleados", ha señalado al comenzar su discurso Gual.

Sin embargo, en el turno de respuesta a los accionistas, el presidente ha sido más ambiguo que en ocasiones anteriores sobre el futuro a medio plazo de la sede. "No hay plazo de vigencia, no tiene sentido especular sobre acontecimientos futuros", ha señalado. Anteriormente habían expuesto que no era una "decisión temporal".

Además, Gual ha defendido que el real decreto que permitió sacar la sede de Cataluña sin necesidad de pasar por junta "no fue ad hoc" para el banco, sino que era un cambio que se había pedido "tiempo atrás" porque la norma de 2015 "era confusa".

Dividendo

El presidente ha hecho referencia también al plan estratégico que concluye este año, en el que CaixaBank todavía tiene que mejorar su rentabilidad (RoTE) para alcanzar el compromiso de llegar al 9-11%. En 2017 se quedó cerca, en el 8,4%, tras su mejor resultado.

Gual ha anunciado que el próximo plan estratégico 2019-21 se anunciará a finales de noviembre. La principal prioridad durante este año y el próximo plan seguirá siendo mejorar la rentabilidad, y "así mejorar la remuneración al accionista".

La Fundación bancaria laCaixa cobrará 520 millones este año en dividendos del banco

El 'pay out' (porcentaje del beneficio que se distribuye al accionista) se situó en el 53%. "El dividendo que cobrará nuestro principal accionista en 2018 [Fundación bancaria laCaixa] ascenderá a 520 millones, más que nunca", subrayó Gual.

Otros objetivos centrales de este año y los próximos es "diversificar el balance" con más negocio en consumo, empresas, seguros y gestión de activos; "contener costes" y reducir los activos dudosos.

CaixaBank es el primer banco digital con el 33% de cuota"

Gonzalo Gortázar

Gual también ha recordado que CaixaBank colabora con 32.000 viviendas sociales y cubre con sus oficinas el 90% de la geografía española: "Seguimos en poblaciones que han dejado otras entidades".

El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, también ha recordado los objetivos del año: "Seguir aumentando el negocio, mantener la fortaleza del balance, dar un paso adelante en digitalización y crear valor en BPI". El banquero madrileño ha sacado pecho de la penetración de la entidad en España como líder del mercado español con un 18% de las oficinas, un 18% de los cajeros, un 30% de los clientes y un 33% de los clientes digitales.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba