Empresas

El Gobierno dispara la facturación por el Canon Digital hasta los 29 millones gracias a Netflix y Spotify

El Ministerio de Cultura multiplica por diez los ingresos de la tasa de compensación por copia privada estimados por la industria

El Gobierno recauda diez veces más de lo establecido por el nuevo Canon Digital
El Gobierno recauda diez veces más de lo establecido por el nuevo Canon Digital

El Gobierno ha disparado por diez las previsiones de recaudación del nuevo Canon Digital, una tasa creada para compensar la copia privada de obras artísticas. Plataformas como Netflix, HBO o Spotify han provocado este desajuste.

Cuando se adquiere un DVD de una película o un CD de un disco de música, el usuario que lo compra tiene derecho a realizar copias del mismo siempre que éstas se utilicen dentro del ámbito personal. Un usuario puede de esta forma, por ejemplo, comprar un disco recopilatorio de Rosendo y tener el original en casa, una copia en el coche y otra en el móvil.

Esto genera un daño al artista, que ve cómo vende un disco pero en realidad el usuario utiliza tres copias del mismo -siempre según el supuesto planteado con Rosendo-. El Canon Digital pretende solucionar esta situación, y se abona a las entidades de gestión de derechos, como la ASGAE, que lo distribuye entre los artistas asociados.

La facturación en los últimos cinco meses ha ascendido a 29 millones de euros. A este ritmo en un año se habrán alcanzado los 70 millones de euros, unas diez veces más que el perjuicio sufrido por los creadores

Los daños por copia privada para los creadores han ido bajando con el tiempo. En 2012 fueron de 18 millones de euros. En 2013 de 17 millones de euros, en 2014 de 12 millones de euros, en 2015 de 12 millones de euros y en 2016 de 7 millones euros, según datos de un estudio elaborado por Digital Europe, la patronal europea de las empresas tecnológicas. El motivo de este descenso según el informe está en la explosión servicios como Netflix, Spotify o HBO. El usuario cada vez apuesta menos por el formato físico -como CDs o DVDs- y más por el streaming en la nube, con lo cual no se realizan copias privadas, sino que la música viaja a través de Internet a cualquier lugar con la conexión del usuario.

Según los datos que acaba de publicar el Ministerio de Cultura la facturación en los últimos cinco meses ha ascendido a 29 millones de euros. A este ritmo en un año se habrán alcanzado los 70 millones de euros, unas diez veces más que el perjuicio sufrido por los creadores, que en 2016 -últimas estimaciones- era como hemos dicho de 7 millones de euros al año.

El nuevo Canon Digital

Bruselas tumbó en el verano de 2016 el Canon Digital que en su día aprobó Mariano Rajoy por considerar que colisionaba con la directiva de derechos de autor de la Unión Europea. En julio 2017 el Gobierno lo recuperó por Decreto Ley tras realizar algunas modificaciones. Desde entonces la industria denuncia que es una tasa no responde a la realidad del mercado.

No hay que olvidar que los fabricantes enmarcados en Digital Europe son quienes abonan el impuesto por los productos que comercializan, ya que tienen capacidad de reproducir las copias privadas: teléfonos móviles, tablets, ordenadores, televisores, equipos de audio... Un canon que al final afecta al precio final del producto que abona el usuario de a pie.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba