Empresas

GoPro contrata a JP Morgan para asesorar su venta tras fracasar con sus drones

El fabricante de cámaras busca una empresa matriz más grande que le permita "escalar aún más".

Un dron de GoPro
Un dron de GoPro

GoPro ha contratado a JP Morgan Chase para asesorarlo en la posibilidad de su propia venta, según informaron fuentes cercanas al proceso a la cadena de televisión estadounidense CNBC, que pidieron no ser citados porque "aún no está claro" si hay un comprador interesado en hacerse con el fabricante de cámaras digitales.

Asimismo, el consejero delegado de GoPro, Nick Woodman, aseguró en declaraciones a la CNBC que estaría considerando una venta o asociación con otra compañía, aunque manteniendo su actividad de forma independiente. "Si hay oportunidades para que nos unamos con una empresa matriz más grande que nos permita escalar aún más, es algo que deberíamos considerar", aseguró Woodman.

GoPro anunció este mismo lunes que dejará de fabricar drones al tratarse de un mercado "altamente competitivo" y despedirá a alrededor del 20% de su plantilla como parte de un nuevo plan de negocio en el que tiene como objetivo devolver al grupo hacia al camino de la rentabilidad y el crecimiento en la segunda mitad de 2018.

Según informó el grupo en un documento preliminar sobre los resultados del cuarto trimestre de 2017, GoPro pretende entrar en el nuevo año con una hoja de ruta que, junto con un modelo de menores gastos operativos, considera que le devolverá hacia el crecimiento.

De esta forma, GoPro realizará un enfoque más "preciso" de su negocio, algo que estima que le permitirá reducir los gastos operativos en 80 millones de dólares (66,8 millones de euros), lo que respecto al nivel de 2017, situará esta variable por debajo de los 400 millones de dólares (334 millones de euros) en 2018.

Este objetivo, según explicó, se conseguirá recortando su plantilla global desde los 1.254 empleados con lo que contaba a 30 de septiembre de 2017 hasta una cifra por debajo de los 1.000 empleados y dejando de fabricar drones, pues lo considera una línea de negocio "insostenible". También ha vinculado este entorno desafiante al marco regulatorio "hostil" sobre drones en Europa y en Estados Unidos.

Esta reestructuración, no obstante, dará como resultado un cargo total estimado de entre 23 y 33 millones de dólares (19 y 27,5 millones de euros), incluyendo aproximadamente alrededor de 13 y 18 millones de dólares (10,8 y 15 millones de euros) en concepto de costes de indemnización por despido y otros 10 a 15 millones de dólares (8 y 12,5 millones de euros) por otros cargos. Se prevé que estos costes se reconozcan en su mayoría en las cuentas financieras del primer trimestre de 2018.

Tras el anuncio de su nuevo plan para 2018, donde también redujo sus perspectivas de ingresos para el último trimestre de 2017, las acciones de GoPro llegaron a caer más de un 30% y se situaron en un mínimo histórico de 5,04 dólares por título.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba