También se han marchado NH Hoteles y filiales de Siemens o Abertis

Gas Natural sigue perdiendo catalanidad: ha trasladado 4 filiales a Madrid desde 2014

La corporación ha trasladado de Barcelona a Madrid varias de sus compañías, con un capital social total de más de 1.200 millones de euros desde 2014: la filial que controla el negocio en Latinoamérica, el holding que agrupa a las sociedades distribuidoras regionales o la parte nuclear, entre otras.

Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa
Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa EFE

El imponente edificio barcelonés de la sede de Gas Natural Fenosa SDG, junto al mar, es ya todo un símbolo arquitectónico de la ciudad. Una estructura imposible en forma de voladizo que desafía, literalmente, la gravedad. Dentro trabajan una buena parte de los 1.568 empleados de la firma en Cataluña. Pero la empresa es cada vez menos catalana y más madrileña. La gran mayoría de sus 7.466 personas en España se encuentra ya en la capital.

La pérdida constante de catalanidad de la empresa, que comenzó en 2009 con la compra de Unión Fenosa, se ha intensificado en el último año y medio, en el que importantes empresas dentro de la matriz han cogido el puente aéreo hacia la capital.

En concreto, desde enero de 2014 han cambiado de sede social de Barcelona a Madrid al menos cuatro trozos importantes de la compañía: el holding que engloba las principales operaciones de los distintos distribuidores regionales (Sevilla, Zaragoza, etc.); la empresa que tiene los activos y el negocio con Latinoamérica; la que agrupa los otros activos internacionales; y la empresa relacionada con el negocio nuclear. Esta última, sin embargo, estaría a punto de ser extinguida en el registro. Sus activos están ya agrupados, según la empresa, en Gas Natural Fenosa Generación, con sede en Barcelona.

Los movimientos son relevantes en tamaño: en total, el capital social de las empresas trasladadas supera los 1.200 millones de euros.

La empresa asegura a Vozpópuli que detrás de estos movimientos no hay nada más que la natural reorganización del grupo empresarial, y niegan cualquier vínculo con la situación de incertidumbre política en Cataluña. Se trata, dicen, de buscar el lugar en el que tiene más sentido tener las operaciones. Y para muchas partes de la compañía, ese lugar es Madrid.

Estos movimientos se producen en un contexto de rápida pérdida de empresas en Cataluña en favor de otras regiones, sobre todo la capital. En los últimos cinco años, los del gobierno de Artur Mas y el impulso del independentismo, han salido de allí 1.281 empresas más de las que han entrado. Así, la comunidad más rica de España en PIB pierde compañías a un ritmo de casi 250 al año, todo según los datos del Boletín Oficial del Registro Mercantil obtenidos para Vozpópuli por la empresa de información corporativa gratuita Empresia.es.

Los movimientos son relevantes en tamaño: en total,

el capital social de las empresas trasladadas supera los 1.200 millones de euros.

En su gran mayoría son empresas del Mercado Medio (middle-market, las que tienen entre 5 y 3.000 millones de dólares). Pero también afecta a grandes titanes como Gas Natural Fenosa, que tiene una capitalización de mercado de casi 18.000 millones de euros.

Madrid gana en poder estratégico

La parte global del grupo, Gas Natural Internacional SDG, con un capital social de 401 millones de euros, fue trasladada de Barcelona a Madrid en junio de 2014, y renombrada este mismo año a Gas Natural Distribución Latinoamérica. El motivo, según la empresa, es simplemente de reorganización: “poner a las sociedades donde tienen su negocio y su masa crítica”.

También se han agrupado todos los negocios de distribución nacionales en un holding, que fue trasladado de Barcelona a Madrid en enero del año pasado. Se llama Holding Negocios Regulados Gas Natural, y cuenta con un capital social de 300 millones de euros.

El otro frente es el de los activos nucleares. Gas Natural Fenosa Nuclear, con sede en Barcelona desde 2010, fue enviada a Madrid en febrero de 2014, con 551 millones de euros de Capital Social. Desde la empresa niegan la mayor, y alegan que esta sociedad está a punto de disolverse y que sus activos están integrados en Gas Natural Fenosa Generación, con sede en Barcelona.

Hay otra sociedades migrantes sólo en estos últimos 18 meses: Gas Natural Electricidad SDG, una sociedad intermediaria para incluir todos los activos internacionales de Global Power Generation, que tiene sede y toda la plantilla en Madrid. Es en esta en la que entró el grupo KIA.

Gas Natural compró Unión Fenosa en 2009. Han pasado ya seis años, y en este tiempo ha dado el salto hasta convertirse en una empresa con orientación nacional e internacional, presente en más de 25 países.

También NH Hoteles, filiales de Siemens o Abertis…

Gas Natural no es la única gran empresa que ha mandado todo o parte de su negocio a Madrid.

NH Hoteles España cambió de sede social hace menos de un año. Siemens ha enviado su Healthcare Diagnostics a la capital, lo mismo que Iberdrola Inmobiliaria Patrimonio.

Abertis ha relocalizado Abertis Internacional. Afirman a Vozpópuli que se trata de una empresa vacía (constan 80 millones de capital social), que se creó de una sociedad antigua, Abertis Satélites, sólo para presentar un proyecto en Estados Unidos, la Indiana Toll Road. El traslado, en este caso, se habría producido porque “era más práctico”: todos los asesores del proceso, abogados o incluso los socios, tenían más facilidad para trabajar desde Madrid, según fuentes de la empresa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba