Empresas

Gas Natural pierde 628 millones por Damietta y alquila los buques empleados en la planta egipcia

Unión Fenosa Gas, participada por Gas Natural y el grupo italiano Eni, fletó en 2004 dos buques metaneros, uno construido en Puerto Real y otro en Corea del Sur, para transportar el gas de su planta egipcia de Damietta

Buque Cádiz Knutsen, fletado por UFG.
Buque Cádiz Knutsen, fletado por UFG. UFG.

Gas Natural acumula, a 31 de diciembre de 2017, un deterioro de 628 millones de euros por la inactividad de la planta de licuefacción de Damietta, en Egipto, propiedad de su filial Unión Fenosa Gas (UFG), participada también al 50% por el grupo italiano Eni. La compañía española explica en su último informe financiero anual que el deterioro se debe básicamente al "incumplimiento sustancial por parte del suministrador egipcio de los acuerdos para restablecer las entregas de gas" a la planta egipcia de UFG.

Damietta lleva parada desde 2012, cuando, bajo el Gobierno de los Hermanos Musulmanes, Egipto interrumpió el suministro de gas a la planta de UFG, en la que la compañía hispano italiana ha invertido más de 1.200 millones de euros desde que se acordara su construcción, en el año 2000. 

La planta comenzó a producir en el año 2004 y en enero de 2005 se efectuó el primer cargamento de gas natural licuado con destino a la planta de regasificación de Huelva; en el año 2008 llegó a producir el 15% del gas licuado que importa España. En la actualidad UFG mantiene el personal necesario para poder activar Damietta en cuanto sea posible, y ha emprendido acciones legales para forzar su puesta en marcha.

El grupo estadounidense Noble Energy ha enterrado un preacuerdo para vender a UFG gas natural de Israel por 15.000 millones de euros

UFG fletó dos buques metaneros expresamente para el transporte del gas de la planta egipcia, el Galicia Spirit –construido en el astillero Daewoo, en Corea del Sur, al armador canadiense Teekay- y el Cádiz Knutsen –construido en el astillero de Izar en Puerto Real, al armador noruego Norspan-. El parón de la actividad impuesta en Damietta ha llevado a la empresa hispano italiano a subfletar los barcos a terceras compañías en los dos últimos años. 

La empresa participada por Gas Natural y Eni explica en sus últimas cuentas disponibles en Registro Mercantil, del ejercicio 2016, a las que Vozpópuli ha accedido a través de Insight View, que los buques entraron en operación en 2004, y que los acuerdos de fletamiento de los mismos se hicieron a través de un contrato de time chárter (por un periodo de 25 años, ampliable a 30) por importe de 347,5 millones de euros. 

Galicia Spirit, fletado por UFG.
Galicia Spirit, fletado por UFG. UFG

"En 2016, al no ser necesarios para el tráfico de Egipto, los buques han estado subfletados a terceros", señala UFG. El Cádiz Knutsen realizó para otras compañías 9 operaciones de carga y 10 de descarga, y recorrió 81.500 millas; el buque Galicia Spirit realizó 8 operaciones de carga y 9 de descarga, recorriendo 55.000 millas. 

UFG explora acuerdos de compra de gas con Chipre, Israel y Egipto

"La indisponibilidad del gas de Egipto de largo plazo y la consiguiente necesidad de hacer recurso a fuentes alternativas de diferentes características y condiciones, asociada a los efectos derivados de la caída del escenario energético global, han mermado el beneficio alcanzado respecto a años anteriores, aunque el resultado final haya sido significativamente mejor que el de 2015”, admite UFG en sus cuentas de 2016.

Precontrato de compra de gas por 15.000 millones

La inactividad de la planta de Damietta ha dejado en nada un precontrato no vinculante que Unión Fenosa Gas firmó en 2014 con el grupo estadounidense Noble Energy, primer accionista del yacimiento de Tamar (en Israel), por el que la compañía hispano italiana adquiriría gas natural por importe de 15.000 millones de euros, que abastecería su planta de Egipto. 

El mes pasado Noble Energy comunicó un acuerdo vinculante con el grupo egipcio Dolphinus para la venta de una cantidad de gas natural y por un importe similar al que había contemplado en 2014 con UFG, enterrando prácticamente ese precontrato.

En el primer semestre el Ciadi podría pronunciarse sobre la demanda presentada por UFG contra Egipto por el parón de Damietta

El acuerdo del mes pasado entre los dueños del yacimiento de Tamar y la compañía egipcia fue calificada por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, como "histórico", y el ministro de Energía de Israel, Yuval Steinitz, se refirió al mismo como el más importante firmado entre ambos países desde el tratado de paz de 1979. 

"Era una carta de intenciones ante la posibilidad de que Damietta recuperara la actividad", señalan fuentes de UFG consultadas por este diario en referencia al precontrato de 2014 con Noble Energy. "Hemos tenido contacto desde entonces, pero no se ha llegado a formalizar ningún acuerdo", añaden.  

En el informe consolidado de 2016 que UFG tiene disponible en su web, la compañía explica que ese año mantuvo "sus opciones de desarrollo del proyecto de suministro de gas a la planta egipcia desde el yacimiento de Tamar en Israel", aunque, apuntaba, "las negociaciones hayan quedado ralentizadas por la incertidumbre del marco regulatorio Israelí". 

Ante la pérdida de ese precontrato con Noble Energy y sus socios en el yacimiento de Tamar, y la posibilidad de que la planta de Damietta recupere la actividad, UFG ha iniciado conversaciones con otros posibles proveedores de gas de Chipre, Egipto e Israel. "En los últimos tiempos el panorama del gas en Egipto ha cambiado con el descubrimiento de nuevos yacimientos en el país; y también es posible alcanzar nuevos acuerdos con los propietarios de los yacimientos de Israel, el de Leviatham y también el de Tamar", dicen.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba