Empresas

Las presuntas prácticas laborales de Funnydent: sueldazos en negro y cobro con pagarés

El pago en 'b' solía superar la mitad del sueldo que cobraban los empleados, y que estaba extraordinariamente por encima de la media del sector: casi 3.000 euros entre 'a' y 'b' podían llevarse los trabajadores al mes.

Una de las clínicas afectadas por el cierre, en Torrejón de Ardoz (Madrid)
Una de las clínicas afectadas por el cierre, en Torrejón de Ardoz (Madrid) EFE

Cristóbal López Vivar duerme en la prisión de Navalcarnero (Madrid) desde el pasado día 1, acusado de un posible delito de estafa en la gestión de sus clínicas Funnydent, después de ser detenido el viernes 29 y pasar todo el fin de semana en comisaría. Pero los problemas legales de López Vivar no empezaron ni mucho menos hace una semana. Venían ocurriendo como un goteo en todo 2015, tras distintas denuncias por lo laboral que ahora están saliendo a la luz y que desvelan unas presuntas prácticas delictivas que la investigación tendrá que demostrar, notablemente con pagos en 'b' y pagarés sin fondos. Mientras se resuelve su caso penal, estos procesos siguen su camino.

Los impagos del empresario a sus trabajadores empezaron en mayo de 2015, por lo que las cantidades adeudadas no son muy grandes. En esa época se sucedieron cascadas de despidos y dimisiones que, curiosamente, coincidían con facturaciones realmente notables de la empresa. Hasta 1,5 millones de euros podía facturar Funnydent en un mes, impulsado en clínicas que marchaban como un tiro, como la de Mataró (230.000 euros de facturación en mayo del año pasado) o una clínica madrileña en la que llegó a facturar 385.000 euros.

Los sueldos eran muy superiores a los pagados en el sector. Por ejemplo, una licenciada podía ganar hasta 3.200 euros, la mitad en 'b'

"Todos los trabajadores que han acudido a nosotros relatan historias parecidas" -narra una fuente jurídica que prefiere mantener el anonimato- "los sueldos en Funnydent constaban de una parte en 'a' y otra parte en 'b'. No era extraño que el sueldo pagado en dinero negro superara con bastante las cantidades ingresadas de forma oficial". Lo curioso es que López Vivar pagaba, en realidad, sueldos muy generosos a sus empleados y también a sus dentistas, que superaban con mucho la media del sector. Por ejemplo, un personal asistente con una licenciatura ajena a la odontología podía ganar unos 3.200 euros, la mitad o más en dinero negro. De igual modo, solía ser habitual que Vivar repartiese bonus mensuales. Por ejemplo, la clínica mataronense repartió 11.000 euros en bonus entre sus empleados en abril. La clínica madrileña que facturó 385.000 euros dio otros 5.000 ese mismo mes entre sus 11 empleados.

¿Nos encontramos ante un estafador, por tanto, o simplemente es un mal gestor? Desde fuentes jurídicas que han seguido la trayectoria legal del empresario López Vivar, no hay consenso entre una cosa o la otra. Pero se citan casos extremos, como el de un cirujano de Funnydent que ganó 9.000 euros en abril y en mayo. Si necesitaban hacer un día de trabajo extra, Funnydent podía pagarles este extra con "hasta 1.000 euros por día trabajado".

Problemas de liquidez

Sueldos altos y un modelo 'low cost' para atraer clientes: el fracaso estaba casi asegurado. Y cuando los problemas de liquidez de Grupo Éxito Dental 2012 (la matriz) aparecieron, nada pareció frenar la tendencia al derroche de López Vivar. En los últimos meses había adquirido un Audi A7, vehículo de alta gama que comprado de fábrica vale alrededor de 62.000 euros en su versión más baja.

El pago a base de pagarés se convirtió en algo habitual. Y cuando los empleados intentaron cobrarlos, comprobaron que no había fondos. Según fuentes jurídicas, entonces algunos empleados decidieron recurrir a la justicia. Pero el empresario se negó a pagar y, aunque próximamente habrá juicio y se les reconocerá su derecho a finiquito o indemnización por despido, ocurre que "ya no hay empresa a la que reclamar" por lo que será seguramente el Fogasa, dinero público aprobado por el Ministerio de Empleo, el que deba hacerse cargo de estas deudas. Para que se produzca el cobro, aún pasará más de un año.

Además, aquellos empleados que estuvieron durante un tiempo aceptando cobros en dinero negro, tendrán más difícil demostrar las cantidades que se le adeudan. Aunque no todo es imposible ya que "la presunción de veracidad es a favor del trabajador" en la legislación laboral española. Podría ser que reclamaran y hasta que cobraran un dinero por el que nunca pagaron impuestos.

El procedimiento penal

Por otra parte, el procedimiento penal se ha iniciado con demandas en Navalcarnero, un juzgado que se encuentra en estos momentos colapsado por el aluvión de trabajo. En Mataró, un vecino ha presentado una querella por estafa y apropiación indebida y reclama 4.000 euros. No está claro que la Audiencia Nacional pudiera hacerse cargo del caso por no haber un daño económico generalizado en todo el territorio. En cualquier caso, por la legislación penal se puede ir contra los bienes personales del presunto estafador.

Unos activos, por cierto, que brillaban por su ausencia en el negocio de Funnydent. Con los locales alquilados, el laboratorio y la financiación externalizada, tan sólo la maquinaria era un activo propiedad de López Vivar y según se asegura la retiró antes de cerrar la persiana de los negocios. Los clientes afectados por el cierre tienen deudas que pueden rondar los 5.000 o 6.000 euros en los casos más graves. Si los miles de afectados realizaran una demanda conjunta, el proceso podría acabar contra los bienes personales de López Vivar si los hubiere pero se alargaría aún más en el tiempo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba