Operación en marcha

Fortress liquida sus posiciones en la banca española: créditos de Santander y Lico

El fondo norteamericano vende las últimas posiciones que tenía en banca española: 300 millones en créditos procedentes de Santander, Barclays y Lico Leasing. Este inversor fue uno de los que más apostó por España entre 2010 y 2012 y llegó incluso a plantear entrar en el capital de Sareb.

Peter Briger, presidente de Fortress
Peter Briger, presidente de Fortress Fortress

Fortress cierra definitivamente un capítulo en España. El fondo oportunista norteamericano, considerado como uno de los más agresivos del mundo, ha lanzado al mercado dos operaciones con las que quiere traspasar sus últimas posiciones en el sector financiero español.

Son el Proyecto San Siro y el Proyecto Baresi. En total agrupan créditos pagados e impagados por valor de unos 300 millones, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli. Los candidatos a comprar estos paquetes de créditos son otros fondos oportunistas.

Estos dos proyectos están compuestos por los últimos coletazos de la cartera que Fortress llegó a tener en la banca española: créditos de Santander, Barclays España (ahora parte de CaixaBank) y Lico Leasing, la antigua financiera de las cajas que compró Fortress en plena crisis.

El fondo norteamericano, liderado en España por el financiero José María Cava, fue uno de los primeros en desembarcar en el sector financiero durante los momentos de mayor desconfianza a nivel internacional. Fue entre 2010 y 2011, cuando comenzaron las primeras intervenciones de cajas y se produjeron las fusiones frías que dieron pie a grupos como Bankia. 

Momento álgido

La adquisición realizada a Santander fue en 2012, poco antes del rescate financiero. Fortress se quedó con 1.000 millones en créditos al consumo del grupo presidido por Ana Botín.

Un año más tarde, el fondo norteamericano anunció la compra de Lico Leasing. Ésta fue la última gran operación financiera de Fortress en España, que deshizo en apenas dos años. El fondo tardó mucho en conseguir la autorización del Banco de España para la autorización de esta adquisición, por lo que cuando la tuvo el grifo del crédito ya se había reabierto y Lico llegó tarde a la recuperación empresarial. 

Fortress lleva dos años deshaciendo su cartera financiera en España, con la venta de créditos y plataformas a Lindorff, Cabot, Elliott y Axactor

Por ello, Fortress decidió cerrar este capítulo y el resto de apuestas financieras en España. Primero vendió una de sus plataformas de recobro (Paratus) a Elliott y Cabot. Posteriormente traspasó Geslico a Axactor. Y con el resto de las carteras (Lico, Santander y Barclays) fue dejando vencer parte y el resto son las que saca a ahora a la venta.

Atrás quedan también otras posibles aventuras que se planteó el fondo como su entrada fallida en el capital de Sareb y de otras cajas de ahorros, con las que no consiguió un acuerdo por grandes diferencia de precio. Fortress está ahora más centrado en otros nichos de negocio en España y, principalmente, en el mercado italiano, donde compró junto a Pimco la mayor cartera de créditos, de Unicredit, valorada en 17.000 millones. Por su perfil, la banca española volverá a estar en el foco de Fortress cuando llegue la próxima crisis.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba