Empresas

Ferroglobe traga con la condena de su presidente López Madrid por las black

Los ingresos de la compañía controlada por Grupo Villar Mir, domiciliada en Londres y que cotiza en Estados Unidos, se han reducido en un año en 459 millones de euros. La empresa ha denunciado prácticas anticompetitivas de productores de diversos países.

Javier López Madrid, presidente de Ferroglobe.
Javier López Madrid, presidente de Ferroglobe. Efe.

El consejo de administración de Ferroglobe, una de las mayores compañías del mundo de la industria metalúrgica, "ha revisado la evolución" del proceso de las 'tarjetas black' de Caja Madrid, por el que Javier López Madrid ha sido condenado a seis meses de prisión, y ha acordado "continuar apoyándole en su función de presidente ejecutivo".

López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, fue condenado el mes pasado a seis meses de prisión por la Audiencia Nacional por el escándalo de las tarjetas de la entidad financiera. El empresario, consejero delegado de Grupo Villar Mir, fue nombrado presidente de Ferroglobe el 31 de diciembre de 2016. El grupo nació en 2015 como resultado de la fusión entre la española FerroAtlántica y la estadounidense Globe Specialty Metals. Tiene su domicilio social en Reino Unido y cotiza en el mercado Nasdaq.

Ferroglobe denuncia que prácticas contra la competencia le han obligado a cerrar una fábrica en Alabama

En la presentación de sus últimos resultados a la SEC, el regulador del mercado de Estados Unidos, Ferroglobe explica que el pasado 23 de febrero, López Madrid informó al consejo sobre la sentencia dictada por la Audiencia Nacional en virtud de la cual ha sido condenado, junto con otros 64 exdirectivos de Bankia o Caja Madrid. La compañía indica que la condena está relacionada con "el presunto uso indebido de tarjetas de crédito corporativas por un importe de 34.807,81 euros en gastos entre 2010 y 2012 mientras era consejero no ejecutivo de Bankia".

La compañía añade en su presentación de resultados que a los directivos y ejecutivos de la entidad financiera "se les concedieron durante un periodo de 25 años tarjetas de crédito corporativas como parte de su remuneración, un acuerdo que se ha considerado ilegal". Y apunta que todos los sucesos "tuvieron lugar antes de que el señor López Madrid se uniera a Ferroglobe". El ejecutivo, añade la compañía metalúrgica, "ha interpuesto recurso ante el Tribunal Supremo de España en respuesta a la sentencia y seguirá defendiéndose con vigor en este asunto".

En la sentencia de la Audiencia Nacional, se indicó sobre las condenas de López Madrid y de Arturo Fernández que ambos son "empresarios que en su vida profesional distinguen perfectamente en su ámbito lo que es una tarjeta corporativa y una personal". El fiscal Alejandro Luzón calificó de "depredadora" la actitud de los acusados en el empleo de las tarjetas. El delito por el que se ha condenado a los exdirectivos de la entidad financiera es el de apropiación indebida.

Caída de ingresos y denuncia

Las ventas de Ferroglobe en el año 2016 cayeron hasta los 1580,5 millones de dólares, desde la facturación de 2,039,6 millones de dólares alcanzada en 2015. Las pérdidas del grupo se han elevado hasta los 136,5 millones de dólares (96,5 millones perdidos en 2015).

El descenso de los ingresos comunicado esta semana por Ferroglobe y el aumento de las pérdidas coincide con una denuncia recientemente presentada por la compañía por supuestas prácticas anticompetitivas de productores de ciertos países, que habrían afectado a su negocio.

Ferroble anunció el pasado día 8 que había denunciado, a través de su filial Globe Specialty Metals, ante el Departamento de Comercio de Estados Unidos, "importaciones injustas" de metal de silicio realizadas por empresas de Brasil, Kazajistán, Noruega, y Australia. La compañía sostiene que los productores de estos países han vendido el metal "a precios artificialmente bajos en Estados Unidos, lo que daña la competitividad de las compañías estadounidenses y supone pérdida de empleo en las fábricas del país".

El grupo controlado por Villar Mir asegura que ha sufrido "daños financieros muy graves" y que por estas supuestas prácticas anticompetitivas "se ha visto obligada a cerrar su planta en Selma, Alabama, así como hornos en otras instalaciones en Estados Unidos". Además la compañía denuncia que las empresas brasileñas y kazajas han recibido subsidios estatales



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba