Empresas

Lalo Azcona, entre el "pelotazo" de Tecnocom y el fracaso con el rey de las materias primas

El presidente y segundo mayor accionista de Tecnocom, que la pasada semana acordó la venta de la compañía al grupo Indra, aguarda también la aprobación de la CNMV para vender la agencia de valores Tressis.

Lalo Azcona, presidente de Tecnocom.
Lalo Azcona, presidente de Tecnocom. Europa Press.

A las dos de la madrugada del pasado 29 de noviembre Ladislao Azcona (Oviedo, 1951) envió a través del móvil un mensaje a sus más estrechos colaboradores: Hemos firmado acuerdo irrevocable de venta de Tecnocom. A primera hora de la mañana la compañía comunicaría a la Comisión Nacional del Mercado de Valores la venta acordada por los principales accionistas al grupo Indra, una operación, que deberá cerrarse en el primer trimestre de 2017, valorada en 305 millones de euros. Lalo Azcona, con el 18,7% del capital y presidente de la compañía, recibirá aproximadamente 36 millones de euros en efectivo, y 2,4 millones de acciones de Indra valoradas ahora en 23 millones de euros.

“Qué pelotazo, qué pelotazo… Coño si llevo treinta años en la compañía, además la venta todavía no se ha cerrado”, responde Azcona a los amigos que le comentan que ha vuelto a hacerlo, que ha pegado otro pelotazo. A lo largo de su carrera profesional como empresario, iniciada en 1983 con la creación de Estudio de Comunicación, una de las grandes agencias de comunicación españolas, Azcona se ha aliado con otros conocidos empresarios consiguiendo en la mayoría de los casos buenos resultados. Pero no siempre.

En la actualidad, Azcona participa en el capital de numerosas sociedades con intereses en diversos sectores, construcción, tecnológico, comunicación, inmobiliario, y con participaciones cruzadas. La sociedad a través de la que posee el 51% de Estudio de Comunicación, o la mayoría de su participación en Tecnocom, Doble A Promociones, constituida en 1983, terminó el ejercicio 2014 con un activo valorado en 92,6 millones de euros.

El rey Juan Carlos es presidente de honor del comité del foro Spain Investors Day, organizado por Estudio de Comunicación

Quizá el mayor activo con el que cuenta Azcona a la hora de hacer negocios sea su don de gentes. Ese que le ha permitido aliarse con el empresario naviero Fernando Fernández Tapias, con el inmobiliario Fernando Martín (Martinsa Fadesa), con el ingeniero José María Escondrillas (Explosivos Rio Tinto), o con Javier López Madrid (Tressis), entre otros muchos. “Es buen tipo, que lleva a gala ser asturiano, puede contar un montón de anécdotas y tener siempre una conversación entretenida, enseguida se mete a la gente en el bolsillo”, comenta un conocido del empresario ovetense.

Su paso durante los primeros años de la democracia, entre 1976 y 1982, por Radio Televisión Española, dirigida entonces por Rafael Ansón, como presentador de informativos, le convirtió en uno de los rostros más populares del país. Hijo de periodista, formado en el diario asturiano La Nueva España, abandonó la profesión definitivamente cuando en 1983 José María Escondrillas le fichó para llevar la comunicación de Explosivos Rio Tinto, por aquel entonces el primer grupo industrial del país.

La compañía se encontraba al borde de la quiebra y el recién nombrado ministro de Industria en el primer Gobierno de Felipe González, Carlos Solchaga, encomendó la salvación del grupo a Escondrillas, ingeniero industrial que había participado ya antes en la reconversión de otras empresas, principalmente en el País Vasco. En 1988 Escondrillas abandonaría la presidencia de la compañía, hostigado por el principal accionista, la papelera Torras Hostench, controlada por el grupo kuwaití KIO, tras refinanciar la deuda del grupo.

Azcona también dejaría Explosivos, pero tanto él como Escondrillas lograrían elevados beneficios con la venta de las acciones de la empresa, que habían adquirido antes a un precio muy inferior. En el nuevo consejo de administración de Explosivos Rio Tinto entraría, entre otros empresarios, Fernando Fernández Tapias, con el que también Azcona emprendería nuevos negocios.

Azcona y sus socios en Tressis están a la espera de que la CNMV de el visto bueno a la venta de la agencia de valores

Azcona cambió el periodismo por la comunicación y la empresa creando Estudio de Comunicación junto con Benito Cesáreo Berceruelo-González en abril de 1983. Explosivos Rio Tinto sería su primer gran cliente, pero después han venido otros muchos. En los últimos treinta años, cuando una compañía española de tamaño relevante ha preparado una fusión, una opa, o ha pasado por situaciones críticas, entre sus planes ha estado contratar a la empresa de Azcona y Berceruelo-González para llevar la comunicación.

En 2015 Estudio de Comunicación, según las cuentas depositadas en Registro Mercantil, consultadas a través de Insight View, perdió 14.476 euros y facturó 7,8 millones. La compañía organiza desde el año 2011 el Spain Investors Day, un foro empresarial cuyo comité de honor está presidido por el rey Juan Carlos. En la actualidad Azcona controla la mayoría del capital, el 51%, pero es su socio quien está dedicado al día a día.

Tras abandonar Explosivos, Azcona invirtió junto con otros empresarios en la constructora Lain y en el grupo Tecnocom, por entonces una empresa fabricante de motores de electrodomésticos. Tanto en Lain como en Tecnocom, Azcona se asoció con el empresario Luis Solera, con el que ha permanecido hasta ahora en el capital del grupo tecnológico. La constructora Lain creció a base de adquisiciones y fusiones durante la década de los años noventa, y en 1999 fue absorbida por el grupo Obrascón, de Juan Miguel Villar Mir, dando lugar a OHL. Solera se mantuvo como consejero de la constructora hasta el pasado año.

Empresa en concurso de acreedores

Net Generation es otra de las compañías administradas por Lalo Azcona, que a su vez participa en el capital de otras seis sociedades, entre ellas la inmobiliaria RTM Desarrollos Urbanísticos, y la agencia de valores Tressis.

Los contactos empresariales tejidos entre principios de los años ochenta y la década de los noventa sirvieron para que Azcona se introdujera en el siglo XXI apostando por nuevos negocios.

En el año 2000 junto con López Madrid y otros miembros de la familia Villar Mir, Azcona constituyó Tressis. Net Generation es el primer accionista con el 15,9% del capital, de acuerdo a los últimos datos disponibles en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El pasado mes de agosto los principales accionistas de Tressis acordaron la venta de la sociedad a los ejecutivos de la compañía y a dos fondos portugueses. La operación está pendiente del visto bueno de la CNMV. Cuando se obtenga, se hablará de un nuevo ‘pelotazo’ de Azcona. El precio acordado es un porcentaje del valor de los activos bajo gestión que tenga la empresa cuando definitivamente se apruebe la venta. Tressis gestiona entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

En 2005 firmó la compra de terrenos en Alcorcón al Atlético de Madrid por 63 millones de euros

Azcona se revuelve cuando le hablan de ‘pelotazos’. Recuerda que en Tecnocom lleva 30 años trabajando, y en Tressis otros 16 años, indican conocidos del empresario asturiano con el que ha contactado este diario. Además, no siempre sus inversiones se han saldado con una venta beneficiosa.

Net Generation participa, con un 33,3%, en RTM Desarrollos Urbanísticos. Las siglas RTM responden a los apellidos de tres conocidos empresarios: Marc Rich, el rey del petróleo, rey de las materias primas, fallecido en 2013; el empresario naviero Fernando Fernández Tapias; y Fernando Martín, expresidente de Martinsa Fadesa.

Los tres empresarios, y también Lalo Azcona, constituyeron RTM Desarrollos Urbanísticos en el año 2004. La compañía apostó por promociones en Ibiza y en Málaga, y también en Alcorcón (Madrid) donde pretendían construir la ciudad deportiva del Atlético de Madrid.

El 21 de diciembre de 2005 Fernando Martín, expresidente del Real Madrid, y sus socios en RTM firmaron con el Atlético de Madrid un acuerdo de compra de parcelas en Alcorcón por importe de 63 millones de euros, cantidad que se iría pagando según se fueran cumpliendo las condiciones de urbanización. En febrero de 2014, no habiéndose cumplido las condiciones esperadas, el Atlético de Madrid y RTM Desarrollos Urbanísticos suspendieron el contrato, lo que supuso para la empresa participada por Azcona unas pérdidas por valor de 18,1 millones.

Tampoco tuvieron éxito las promociones de Ibiza y Málaga, y RTM se declaró en el año 2014 en concurso de acreedores con un pasivo superior a los 50 millones de euros. En la actualidad la empresa se mantiene en situación concursal y previsiblemente será liquidada próximamente.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba