Energía

Fainé volvió a reunirse con el presidente de Colombia en busca de soluciones para la filial de Gas Natural

El presidente de la compañía visitó a Juan Manuel Santos el pasado 11 de febrero y a la cita también acudió el embajador colombiano en Madrid. En el encuentro, Fainé expuso que Gas Natural estaría dispuesta a seguir en el país cuando finalice la intervención de su filial pero sólo si hay cambios normativos que le permitan combatir la mora y el fraude.

Isidro Fainé, presidente de Gas Natural.
Isidro Fainé, presidente de Gas Natural. Efe.

La crisis de Gas Natural en Colombia, donde su filial Electricaribe se encuentra bajo la intervención del Gobierno local desde mediados de noviembre, volvió a propiciar un encuentro en la cumbre entre el presidente de la compañía energética, Isidro Fainé, y el presidente del país latinoamericano, Juan Manuel Santos. En el encuentro, que tuvo lugar el pasado 11 de febrero, Fainé expuso a Santos la postura de la compañía en las negociaciones que mantiene con el Ejecutivo local para evitar que el problema se resuelva en los tribunales de arbitraje.

Una posición que pasa por la voluntad de seguir en Colombia y llevar a cabo inversiones para la mejora de las infraestructuras eléctricas en la zona del Caribe pero sólo si se producen cambios normativos que permitan luchar de verdad contra la morosidad y, especialmente el fraude, los factores que han llevado a Electricaribe a una situación casi desesperada.

La cumbre tuvo tintes peculiares, como el de producirse en sábado y, además, a muy primera hora de la mañana, toda vez que la agenda de Santos era extremadamente comprimida en aquellos días. Pero también por el hecho de que, como han confirmado fuentes diplomáticas, el encuentro contó con la presencia de Alberto Furmanski, embajador colombiano en Madrid. Según fuentes próximas al Ejecutivo local, el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, también estuvo presente en la reunión.  

La cumbre tuvo lugar tres días después de que Gas Natural Fenosa hiciera la presentación al mercado de sus resultados de 2016, en la que anunció su decisión de sacar a Electricaribe del balance debido a sus especiales circunstancias (toda vez que la intervención le privaba de gestionar la empresa). El grupo energético español ha valorado su filial en 475 millones de euros, de acuerdo con las normas internacionales de contabilidad. En la presentación de las cuentas al mercado, Villaseca aclaró que Electricaribe "vale mucho más que eso y estamos convencidos de que recuperaremos ese valor".

Seguir pero no a cualquier precio

Ese mensaje fue trasladado también al presidente Santos en el citado encuentro, en el que Fainé manifestó la voluntad de permanecer en Colombia aunque no a cualquier precio. El presidente de la compañía sentó las bases de las negociaciones que durante las semanas posteriores se han llevado a cabo con el Gobierno local. Según fuentes conocedoras de las conversaciones, Gas Natural ha puesto incluso sobre la mesa un compromiso de inversión para el futuro que está dispuesto a cumplir.

Fainé manifestó la voluntad de permanecer en Colombia, aunque no a cualquier precio

Santos conoció de primera mano que, a cambio, deberá introducir una serie de modificaciones normativas que aseguren a la compañía instrumentos para luchar contra la mora y el fraude. Una de las bases de la reclamación que Gas Natural hizo bajo el amparo del Acuerdo para la Protección y Promoción de Inversiones Bilaterales entre España y Colombia fue precisamente el hecho de que la empresa se había encontrado con múltiples obstáculos por parte del Gobierno y la Justicia locales a la hora de intentar paliar estos problemas, a través de denuncias tanto de impagos (algunos de ellos de instituciones como ayuntamientos, hospitales, escuelas y comisarías) como de fraudes a través de conexiones ilegales a la red.

Fuentes de Gas Natural Fenosa declinaron hacer comentarios sobre esta información.

Los plazos se agotan

Durante las últimas semanas, el Gobierno colombiano se ha encontrado en la tesitura de tener que aplicar medidas contra los masivos impagos de recibos, como ha sido el caso de negociar con las autoridades de algunos barrios cortes de suministros con el fin de minimizar el agujero de la mora en las cuentas de las empresas. Gas Natural denunciaba en su día que estas medidas le estaban vetadas. Y también que perdía en los tribunales un elevado porcentaje de las denuncias que presentaba ante los tribunales por fraudes.

La propuesta que Gas Natural ha puesto encima de la mesa contempla que la compañía vaya realizando las inversiones a medida que se implanten los hitos normativos. De hecho, según las citadas fuentes, la marcha de las negociaciones depende actualmente de la respuesta del Gobierno colombiano.

Pero el Ejecutivo de Santos no cuenta con mucho tiempo. El próximo 14 de marzo vence el periodo de intervención de Electricaribe, que en principio estaba previsto para dos meses y que se prorrogó durante dos más. Teóricamente, no hay lugar para más prórrogas. El Gobierno deberá entonces dar una respuesta, en función de la cual Gas Natural decidirá si acudir al Ciadi, el tribunal de arbitraje del Banco Mundial, tal y como establece el protocolo del Acuerdo con el que se inició el proceso. Una medida que las partes dicen querer evitar.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba