Empresas

Los bancos que suspenden los test de estrés: Monte dei Paschi, que ampliará capital, y Allied Irish

Junto a los dos suspensos, de entre los grandes bancos europeos los más débiles son Société Générale, Barclays, Unicredit, Commerzbank y The Governor and Company of the Bank of Ireland.

Sede de Monte dei Paschi de Siena, una de los grandes bancos italianos.
Sede de Monte dei Paschi de Siena, una de los grandes bancos italianos. FLICKR / KEIMEVO

Tan solo dos entidades bancarias europeas han suspendido los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), publicados este viernes. Como ya preveían los analistas, ha sido la italiana Monte dei Paschi di Siena el banco más débil. En el escenario más estresado el antiguo monte de piedad (la institución financiera más antigua del mundo) vería caer su capital principal hasta niveles negativos: -2,44% de ratio de capital, lo que ha abocado a la entidad a solicitar un rescate. Tras conocerse los resultados, el consejo de administración ha aprobado un plan de rescate privado en el que un consorcio bancario liderado por JPMorgan y Mediobanca inyectarán en Monte dei Paschi unos 5.000 millones de euros, según informó Financial Times.

La otra entidad que ha obtenido unos niveles de capital regulatorio por debajo del 5,5% ha sido el banco irlandés Allied Irish, que en el peor escenario imaginable por las autoridades vería su capital CET1 caer hasta un ratio del 4,31%. Es decir, que se situaría por debajo del 5,5% considerado en 2014 por la propia EBA como el nivel por debajo del que se suspendía las pruebas de resistencia. En las pruebas de este año, aunque la EBA insistía en que no habría suspensos ni aprobados, el mercado y los analistas sí que han descontado los niveles de hace dos años para evaluar la actuación de cada uno de los bancos.

Al margen quedaría Banco Popular, que ya realizó hace unas semanas su ampliación de capital

Más allá de las dos entidades teóricamente suspensas, hay un puñado de grandes bancos europeos que han mostrado unos pobres resultados, si bien se situarían aún así por encima de los límites teóricos con soltura. Es el caso, por ejemplo, de Société Générale (SG), que en un escenario estresado en el año 2018 vería su capital regulatorio caer hasta un ratio del 7,5%. En un nivel similar se encontraría por su parte el gigante alemán Commerzbank, que con un 7,4% de CET1. Ambos superarían con creces el límite del suspenso, pero resultarían comparativamente más débiles que sus pares.

Peor todavía estarían, en cuanto a niveles de ratio de capital, otros dos gigantes europeos: el banco británico Barclays, cuyo CET1 caería hasta el 7,3% en un escenario deteriorado a 31 de diciembre de 2018, y el italo-alemán Unicredit, que aún registraría peores resultados, con un ratio de capital principal de apenas un 7,1%. Por debajo tan solo se situaría un banco irlandés, el The Governor and Company of the Bank or Ireland, que se quedaría con una solvencia regulatoria del 6,15% en el peor escenario ideado por la EBA.

Al margen quedaría Banco Popular, el más débil de los bancos españoles a 31 de diciembre de 2015. Primero porque en los test de estrés presentaría un 7% de capital regulatorio, lo que supone superar sin problemas las franjas delimitadas por los analistas. Y segundo porque, tal y como recordó este viernes su director financiero, Francisco Sancha, el banco ya ha hecho su ampliación de capital (de 2.505 millones de euros), por lo que los resultados de los test ya no reflejan la situación de capital y solvencia real del banco a día de hoy.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba