Empresas

Desmontando a Jenaro García. Carta de un inversor de Gowex

La estafa de la compañía de wifi Gowex arruinó a numerosos inversores y puso en peligro la viabilidad del MAB, el mercado alternativo bursátil español. A finales de año podría comenzar el juicio en el que el fundador de la empresa, Jenaro García, afronta pena de cárcel

Jenaro García, fundador de Gowex.
Jenaro García, fundador de Gowex. Efe.

Vozpópuli ha recibido la carta de un inversor de Gowex en la que se trata de desmontar cualquier atisbo de defensa del fundador de la compañía española de wifi, Jenaro García.

Este diario, tras haber comprobado la identidad del autor de dicha carta -un antiguo accionista de la compañía con acceso a información de la empresa y al proceso judicial abierto-, y haber valorado el contenido de la misma, ha decidido su publicación respetando el deseo de anonimato expresado.

Señor Jenaro García:

Tras casi cuatro largos años de instrucción judicial del caso Gowex, me ha sorprendido la publicación recientemente de varias entrevistas en diferentes medios de prensa nacional. Un vano intento por su parte de recuperar la relevancia mediática que de forma más que justificada ya perdió en su día, un extraño amago de lavar su denostada imagen. Sus declaraciones en la entrevista suponen un insulto a la más básica inteligencia humana.

Los inversores a los que ha engañado y estafado, entre los que me encuentro, en ningún momento nos podemos dar por resarcidos ni compensados con su próxima entrada en prisión. Pensamos que no vamos a recuperar nuestro dinero, a pesar de que la prisión sea un método coercitivo que persigue que reintegre el dinero que dice usted que no se ha llevado. En realidad, sus variopintas declaraciones muestran su catadura moral, y que su grado de arrepentimiento es nulo. ¿Cómo puede pretender tener legitimidad hacia sí mismo o hacia los demás, cuando no ha reparado el daño, ni tiene intención de hacerlo?

Nos intenta trasladar un escenario irreal en el que relativiza su actuación con argumentos como que en un mercado como el americano se hubiera financiado un proyecto como Let’s Gowex, con pérdidas y sin necesidad de mentir. Aquí lo que obvia de forma deliberada es que en Estados Unidos su actuación hubiera implicado su ingreso automático en prisión. Su argumento parcial, sesgado e interesado, persigue justificar lo injustificable.

El 97% de la facturación de Gowex era falsa

Llama especialmente la atención su relato del modelo de negocio de Let’s Gowex, como un modelo ejemplar en el que se cierra su ya muy cacareado círculo virtuoso, virtuosidad que sólo ve usted. Un modelo que no es sostenible, como usted mismo se ha encargado de demostrar. Habla usted de contratos con más de 100 ciudades; pero esos contratos, el 90%, no reportaban ingreso alguno para Let’s Gowex. Los ingresos reales totales de publicad del ejercicio 2013 de todo el grupo no superaban los 460.000 euros. Tampoco aparece contrato alguno con los que Usted mismo llama grandes actores, como Google o Facebook; así lo confirman sus responsables cuando se contacta con ellos, nunca se planteó ni cerró acuerdo alguno, ni a nivel local ni global.

Un somero análisis de la documentación que se maneja y está a disposición de todas las partes personadas en el proceso judicial que se lleva en el Juzgado Central Número 1 de Audiencia Nacional, corrobora todos los datos que incluyo en esta carta. También la información contenida en la documentación del proceso concursal del grupo ratifica de forma contundente lo aquí expuesto.

Usted, Jenaro, pretende convencernos que con los contratos firmados y "su gestión", hubiera llegado a hacer realidad la facturación e ingresos falsos recogidos en su ficticia y manipulada contabilidad. ¿Cómo es posible ni siquiera realizar esta afirmación cuando el 97% de la facturación del Grupo era falsa, cuando no tenía soporte real alguno? Si a esto añadimos que cada año se incrementaba la facturación ficticia en porcentajes entre el 40% al 60%, como aparece en su histórico de cuentas publicadas, la conclusión es más que evidente.

La esposa de Jenaro contrató a su asistenta como administradora de una de las empresas pantalla de Gowex

Cuando habla de su mujer, o ex mujer (cuestión que no tengo clara), de la falta de conocimiento por parte de ella de la falsedad contable y de su no participación en la trama, pasa por alto diferentes cuestiones acreditadas en la instrucción del mencionado proceso judicial. Como que es ella la persona que convence y contrata a la asistenta de su casa como testaferro y administrador de una de las empresas pantalla de la trama a cambio de 300 euros. O, como que es ella es la persona que firma de forma mancomunada en diferentes actas notariales en 2013 numerosos créditos concedidos por diferentes entidades financieras, que en la actualidad se encuentran personadas en el proceso penal.

Si no fuera suficiente con esto, Dª Florencia Maté Garabito es administradora y única apoderada de Arcole Ventures, sociedad con base en Luxemburgo de la que vamos a hablar en detalle. Los únicos accionistas de esta sociedad son Usted, Jenaro García, y su mujer Florencia Maté, ambos miembros en su día del Consejo de Administración de Let´s Gowex.

Los primeros datos que encontramos de esta sociedad, Arcole Ventures, aparecen en una ampliación de capital de 500.000 euros, en una escritura pública de Let’s Gowex, de 17 de septiembre de 2008, algo menos de dos años antes de la salida al MAB de la compañía. Según el informe emitido por la Agencia Tributaria el 10 julio de 2014, tras salir a la luz la falsedad de las cuentas del Grupo Gowex, esos 500.000 euros supuestamente aportados en dicha ampliación de capital procedían de la empresa Seasuntel, una de las sociedades pantalla utilizadas en la trama, dinero que a su vez había salido fraudulentamente de Let’s Gowex. En realidad esta operación es un supuesto fraude a los accionistas de Let’s Gowex en aquella época, que habían realizado ampliaciones de capital en Let’s Gowex para su previsible salida a MAB.

Jenaro García, al estallar el escándalo, se presentó en las oficinas de Gowex con los hierros correctores de sus piernas del accidente

Desde 2012 hasta julio de 2014 Florencia Maté, de forma opaca, deliberada y sin comunicación a mercados, realizó y firmó la venta de acciones listadas en MAB de Let’s Gowex propiedad de Arcole Ventures, hasta acumular un importe de 5 millones de euros. Usted, Jenaro, asegura que ese dinero procede de sus actividades personales, y que fue de ahí de donde salieron los 600.000 euros necesarios para pagar su fianza.

Curiosa incongruencia la del pago de la fianza, cuando usted entonces juraba que lo que quería realmente era ingresar en prisión. Dinero que Usted dice haber puesto a disposición de Audiencia Nacional para compensar el perjuicio a accionistas. Si este dinero pertenecía ya a los accionistas, ¿qué dinero ha aportado para compensar el perjuicio generado a estos accionistas a los que se refiere? ¿Cómo puede afirmar que no ha realizado operaciones en beneficio propio?

Cabe mencionar las dudas que pesan sobre sociedades domiciliadas en Panamá en las que usted y su mujer son accionistas. Entre ellas una denominada Tres Carabelas Inversiones: habiéndose constituido esta sociedad con mucha posterioridad a 1985, año en el que usted sufrió el accidente con sus padres y hermano, en el que solo sobrevivió usted, ¿cómo es posible que éste último (hermano) cuyo nombre era Jorge García Martín aparezca como secretario y director de la misma, donde previsiblemente también pueda ser accionista de esta firma panameña?

No existe constancia de que Jenaro García terminara la carrera de Derecho

Hablemos ahora del Jenaro García emprendedor. No hace falta rascar mucho en su curriculum vitae para encontrar lagunas manifiestas. Aparece que ha estado o pasado por Smith&Barney, pero las fechas no cuadran. Aunque esto es ya indiferente: si revisamos detenidamente su actividad empresarial como emprendedor vemos que desde Intelideas, IberX (anterior negocio origen de Let’s Gowex) hasta Let’s Gowex, ninguno de sus negocios han obtenido resultados positivos; negocios en los que se modificaba constantemente el modelo para atraer inversores mientras manipulaba la contabilidad.

Este es su bagaje como emprendedor, pero tenemos que aguantar que en las entrevistas trate de vendernos una figura modélica del emprendedor puro y duro; todo un insulto para los que con pocos medios y mucho trabajo tratan todos los días de sacar adelante sus proyectos empresariales en España. Señor Jenaro García, es usted un fraude en sí mismo.

Si lo mejor que sabe hacer, según usted mismo dice, es crear empresas, yo que Usted me replantearía la vida de otra forma. Hasta la fecha lo único que ha acreditado es lo que recogemos en estas líneas, engaños y fraudes, por ningún lugar aparece ni acredita, capacidad y eficacia como empresario, a los hechos me remito. A nadie le interesa en que pueda estar o no trabajando ahora, ¿no lo entiende?, ya sabemos que su prioridad en esta vida no es ni la honradez, ni la autocrítica, lo que en todo caso impide su reinserción en la sociedad, aun pasando por prisión.

Sobra que Jenaro García siga mencionando a sus padres y familia, por un mínimo respeto a su memoria

Si se analiza su comportamiento personal y sus afirmaciones públicas, se ve que ha empleado de forma lamentable, torticera y manipuladora el accidente de sus padres. Me remito a sus afirmaciones en la salida de Let’s Gowex en MAB en 2010, o a la arenga al personal de Let´s Gowex en julio 2014, poco antes de confesar la falsedad de las cuentas, donde incluso se llegó a presentar en las oficinas de Let’s Gowex con los hierros correctores de las fracturas de sus piernas, sufridas en ese accidente con sus padres.

No existe constancia alguna, ni en la Universidad Autónoma de Madrid, ni en la Complutense, donde se acredite licenciatura alguna en Derecho u otra carrera universitaria de la Usted sea titular. El fraude no solo es Gowex; el fraude es el Jenaro emprendedor, y lo peor, como persona, con una falta total de empatía hacia aquellos que ha perjudicado, y no sólo a ellos, también a su entorno, a sus seres más próximos.

No contento con todo ello, tiene la osadía en su última aportación en la entrevista de pasados días de volver a mencionar a sus padres, familia y tío, como a los que debe, en base al ejemplo de ellos aprendido, afrontar su situación actual asumiendo sus responsabilidades por el fraude cometido. ¿No hubiera sido mejor D. Jenaro, que atendiendo a las enseñanzas de sus padres y tío a las que se refiere, no hubiera cometido fraude alguno? Son personas que no han tenido influencia en su comportamiento delictivo/fraudulento; sobra que las siga mencionando, por un mínimo respeto a su memoria. Don Jenaro, ellos no se merecen esto; pero dudo que tenga capacidad de valorarlo. Si así es como utiliza y recuerda a sus más próximos, no me quiero imaginar que pueden esperar de usted los accionistas, trabajadores e inversores perjudicados.

Cualquier tipo de aportación pública que usted realiza perjudica a todos, empezando por sus más próximos y siguiendo por esos cientos o miles de perjudicados por su actuación, a los que pretende llamar tontos con sus afirmaciones. Quedo a la espera de que la Justicia haga su trabajo de la forma más efectiva posible.

Solicitaría de forma muy respetuosa a los medios que dan eco a estas manifestaciones que analizaran y reconsideraran el contenido de las mismas antes de publicarlas: si damos pistolas a un mono, después no nos podemos quejar si dispara y perjudica a alguien. No espero respuesta por su parte, ni la deseo, ya ha hecho suficiente como para no querer saber más de usted. 

Sin otro particular, hasta nunca Jenaro.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba