aceite de oliva

Deóleo vende su planta malagueña a Dcoop y cierra la milanesa de Inveruno

La factoría de Antequera se coloca al grupo andaluz por 7 millones mientras que los 100 trabajadores de Italia irán a la calle.

Planta de embotellado de aceite de Andalucía.
Planta de embotellado de aceite de Andalucía. EFE

Deóleo ha publicado este viernes un hecho relevante en la CNMV en el que avanza su plan de reestructuración, con el que pretende ajustar costes para poner freno a la sangría de pérdidas de los últimos años. La compañía cerrará la planta de Inveruno (Italia), donde trabajan 98 personas que serán despedidas, mientras vende por 7 millones de euros la factoría de Antequera a Dcoop, el antiguo Grupo Hojiblanca.

"También es necesario adoptar otras medidas imprescindibles para ajustar la estructura industrial del Grupo (que actualmente se encuentra utilizada en torno al 36% de su capacidad de producción) y de su organización a las necesidades del negocio, con el objetivo de mejorar la posición competitiva. Así, con fecha de hoy, en Italia, se ha presentado ante el Ministerio del Lavoro el expediente relativo al cierre de la planta de Inveruno, que afecta a 98 trabajadores, que representan aproximadamente el 13% de la plantilla total del Grupo. Las razones para la adopción de estas medidas se basan en causas productivas, organizativas y económicas". La planta de Inveruno, situada logísticamente cerca de posibles mercados consumidores como son el centro y norte de Europa, también había sido tanteada por otros grupos aceiteros, aunque Deóleo ha preferido echar el cierre antes que facilitar un centro productivo a un competidor.

Pierden 4 millones con Antequera

La venta de Antequera, por otra parte, ha supuesto unas minusvalías de 4 millones de euros para Deóleo, pues la negociación con Dcoop ha sido tan dura que finalmente han tenido que aceptar sus condiciones a pesar del precio bajo ofrecido. La cooperativa presidida por Antonio Luque dejó muy claro siempre que quería recuperar esta factoría, que fue suya hasta 2011 y se encuentra ubicada en un centro donde tiene varias instalaciones. 

La plantilla se subrogará y el pago se realizará el 4 de noviembre.

Con estas dos operaciones, el nuevo CEO, el italiano Pierluigi Tosato, comienza con fuerza su andadura en la empresa controlada por CVC, que tiene marcas potentes en su haber como Bertolli, Carapelli, Sasso, Carbonell, Koipe y Hojiblanca. En sus escasas semanas al frente de la compañía, Tosato ha desecho los contratos firmados por el anterior consejero delegado, Manuel Arroyo, con consultoras, y ha prescindido de los directivos traídos por este durante el último año.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba