Infraestructuras

Dardo de Atlantia al Gobierno: "la operación con Abertis no es una cuestión de españolidad"

El presidente del grupo italiano instó a contemplar la operación de compra del operador español de infraestructuras desde una óptica europea, después de que el Gobierno de Rajoy haya recordado que tiene que autorizar aspectos como el cambio de control de Hispasat.

Imagen de una sede de Abertis.
Imagen de una sede de Abertis. EP

La operación de compra de Abertis por parte de Atlantia entra en una de sus fases decisivas. A pocos días de que acabe el plazo para que el grupo italiano registre el folleto de la OPA que anunció el pasado 15 de mayo, su presidente ha lanzado un mensaje en el que apela a contemplar la compra con una visión global, por encima de criterios nacionales, en clara alusión a la postura defensiva que parece haber tomado el Gobierno de Mariano Rajoy respecto a la operación.

"Debemos ver la operación con una óptica europea, en una perspectiva global, más allá de defender la españolidad o la italianidad de las compañías". Con estas palabras, Fabio Cerchiai se refería a la adquisición de Abertis, después de que apareciera el componente político en la operación. Hace unos días, el ministro de Economía, Luis de Guindos, recordaba que el Ejecutivo tendría un papel en la operación dado que tendría que autorizar el cambio de control en el operador de satélites Hispasat, de cuyo capital Abertis posee algo más de un 90%.

Y también tendría que autorizar el traspaso de las concesiones de autopistas en España, dado que el Estado es, en último término, el propietario de los activos.

Las palabras del ministro, ratificadas por el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, pusieron de manifiesto que el Gobierno español no mira precisamente con buenos ojos una operación que, además, ya intentó hace una década la propia Abertis (cuando trató de adquirir la entonces llamada Autostrade) y se topó con la oposición del Gobierno italiano, que no dudó en torpedear la operación hasta hacer que la compañía española renunciase a ella.

No hay plan B

Lo cierto es que el anuncio de la operación, que contempla el pago de 16,5 euros por cada acción de Abertis y además un canje de acciones, destinado principalmente a Criteria, principal accionista de la compañía, tampoco ha generado un gran entusiasmo ni en el mercado ni tampoco en la entidad presidida por Isidro Fainé, que todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la oferta.

"Nuestra oferta está dirigida a todos los accionistas y esperamos una adhesión mínima del 51%; si sucede lo contrario querrá decir que el mercado tiene otros intereses", aseguró el presidente de Atlantia, quien reiteró que la compañía no tiene un plan alternativo, como aseguró en su día el consejero delegado, Giovanni Castellucci.

Precisamente, Castellucci mencionó en su día que Atlantia no se había puesto en contacto con el Gobierno español ni tenía intención de hacerlo dado que la operación era entre dos empresas privadas. En la conferencia para presentar la operación a los analistas, el ejecutivo incluso mostró sus dudas sobre si el Gobierno español tendría que pronunciarse sobre el cambio de control en Hispasat.

El presidente de la compañía italiana aseguró que todos los accionistas de Abertis están analizando la oferta, "tanto los fondos como La Caixa", ante la posibilidad de que la OPA salga adelante sin la aceptación del principal accionista de la empresa, cuestión que pondría en entredicho el carácter de amistoso que desde el primer momento le ha querido conferir Atlantia a la operación.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba