Empresas

DIA deshace algunas de las grandes apuestas de Currás tras la entrada del inversor ruso

La compañía deshace su filial Libra, creada hace menos de 12 meses con Eroski con el objetivo de centralizar compras a proveedores. Una de las apuestas estratégicas que cambian tras la entrada en la compañía con un 25% de LetterOne, del millonario ruso Mikhail Fridman.

Ricardo Currás, consejero delegado de DIA
Ricardo Currás, consejero delegado de DIA

La impresión que el mercado tiene de grupo DIA en estos momentos es que es una empresa que no parece tener claro cuál es el rumbo a tomar. Varios virajes comunicados por la propia compañía en las últimas semanas confirman este cambio de estrategia, que ha supuesto la ruptura precipitada de algunas decisiones tomadas por su CEO Ricardo Currás y la adopción de otras medidas inéditas con este equipo directivo.

Se están desmontando algunos de los movimientos que ha realizado la cotizada hasta ahora. Y todo ello, a pesar de que Letterone del ruso Mikhail Fridman aún no ha colocado a los dos consejeros que le corresponden. Su entrada se producirá de forma oficial tras la junta de accionistas del 20 de abril, pero parecería que las últimas decisiones ya tienen la firma de Letterone, que posee el 15% de la empresa (primer inversor institucional) más opciones de compra por otro 10% adicional que ejecutará en noviembre.

La creación de un "comité estratégico" para definir hacia donde debe de ir la compañía, además de la reciente contratación de Boston Consulting Group como asesor externo con el objetivo de ayudar a definir hacia donde debe de ir DIA en los próximos años, han sido vistas por el mercado como intentos de influir en las decisiones de Currás, que ya tuvo que esforzarse en sus explicaciones a los inversores para explicar por qué los márgenes de beneficio del grupo se han desplomado estrepitosamente a finales de 2017.

Así, en las últimas semanas DIA Supermercados ha tomado varias decisiones que suponen una enmienda a la plana a su gestión hasta ahora:

Deshacer Libra, la sociedad conjunta para hacer compras que habían creado junto con Eroski

Este cambio, anunciado este jueves mediante un escueto comunicado en CNMV y defendido simplemente como un cambio estratégico, supone de facto la marcha atrás respecto a un proyecto que tanto DIA como Eroski anunciaron a bombo y platillo el año pasado y que no ha llegado a los 12 meses de vida. Libra era una sociedad creada ex profeso para hacer compras conjuntas de productos.

Ambas compañías consultadas con este periódico se limitan a hablar de un "cambio de estrategia" pero la realidad es que su decisión de realizar compras conjuntas con Eroski no había sentado bien en el sector. Sus acuerdos de compra conjunta habían sido denunciados por Promarca ante la CNMC -archivado- y por la Agencia de Inspección y Control Alimentario por violar la ley de la cadena alimentaria vigente desde 2013. 

AICA ha abierto expediente y multado a ambas compañías por distintas violaciones. La sala de lo contencioso de la Audiencia Nacional decidirá ahora si DIA y Eroski exigieron "cantidades importantes de dinero que podrían suponer pagos adicionales no previstos en la relación contractual mantenida hasta esa fecha entre las partes", como informaron a AICA varios fabricantes. 

Otros operadores denunciaron "que la firma de sus contratos comerciales con uno de los operadores se condicionaba a la formalización de un acuerdo con el otro". Las primeras resoluciones han fallado a favor de AICA y en contra de DIA y Eroski la previsión es de que la mayoría de multas (ha habido una decena de recursos) puedan ser confirmadas por la justicia, lo que podría haber influido en que la empresa diera marcha atrás en esta estrategia aunque ellos lo niegan. ¿Tendrá esto que ver con el coitus interruptus de Libra?

Marcha atrás en Portugal

Esta decisión, según explicó DIA, no fue tomada por el propio grupo madrileño sino por Intermarché, el socio francés con el que el grupo español realizaba compras conjuntas en Portugal. Intermarché explicó que la sociedad conjunta de compras, que cumplía su tercer año de vida, cesaba su actividad en el marco de una reordenación de alianzas internacionales que también le llevó a deshacer un acuerdo con Casino. 

DIA, con su marca Minipreço, tiene un 9% del mercado portugués, que supera los 14.000 millones anuales pero que está controlado por fuertes empresas locales como Sonae -que se quedó con la marca Continente en el país- o Pingo Doce. La próxima entrada de Mercadona en la zona de Oporto añadirá más competencia a un mercado ya de por sí maduro.

Contratación de Boston Consulting Group

Las fuentes del mercado coinciden en que la decisión de contratar a Boston Consulting Group parece una imposición externa. Este consultor realizará un análisis de los puntos fuertes y débiles de DIA y emitirá una opinión sobre qué ámbitos tiene que mejorar la empresa para afrontar el futuro dentro de unos años.

"En DIA nunca han sido de contratar consultores externos, por lo que esta decisión parece promovida por los nuevos dueños", asegura un analista con décadas de experiencia en el mercado.

Un acuerdo no deseado en China

Por otra parte, la compañía también ha vendido su división en Shanghai al grupo Suning, pero ha tenido que llevar su acuerdo mucho más allá de lo que una simple venta de un activo hubiera supuesto. Según aseguró el responsable financiero de DIA Amando Sánchez, las negociacines han tenido que incluir un acuerdo conjunto para el mercado chino y español, por lo que es posible que se vea en los próximos meses la entrada de este nuevo agente asistida de algún u otro modo por la empresa con sede en Las Rozas (Madrid). Además, el importe de la venta de esta división deficitaria ha sido "irrelevante", según el grupo.

Todos estos cambios, unidos a otros como la venta de la mitad del brazo financiero de DIA a Caixabank para preparar una "oferta completa de crédito al consumo" o los propios acuerdos con Amazon para repartir productos frescos, hacen que la compañía se encuentre ahora mismo en un proceso de transición de incierto final. Queda por saber si Fridman terminará lanzando una opa sobre el resto del capital de DIA para posteriormente excluirla de bolsa. La compañía tiene una capitalización bursátil ahora mismo de 2.184 millones de euros y una facturación de más de 10.000 millones de euros en cuatro países (España, Portugal, Brasil y Argentina). Fridman ha sido nombrado por Forbes "hombre de negocios del años en Rusia".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba