El Corte Inglés

La plantilla de El Corte Inglés teme un retroceso laboral con la salida de Gimeno

Tras los avances sociales alcanzados en estos últimos años

Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés.
Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés. Efe.

Los trabajadores de El Corte Inglés no son ajenos a la fractura de su consejo de administración. La guerra familiar entre Dimas Gimeno, presidente del gigante español de distribución, con Marta y Cristina Álvarez Guil, máximas accionistas y herederas del expresidente Isidoro Álvarez, es vigilada por las cerca de 90.000 personas que conforman la plantilla de la compañía. 

La más que posible salida de Gimeno como presidente es recibida con escepticismo entre los trabajadores. "Desde 2015, las medidas adoptadas en materia de incentivos, sistema de horarios, rotación y diversos temas sociales han sido positivas para la plantilla", afirma a Vozpópuli un trabajador de El Corte Inglés con más de 15 años de experiencia en la compañía.

Una posición que comparten desde los sindicatos. "La llegada de Dimas Gimeno provocó, sin duda, una apertura sindical en El Corte Inglés", afirma un portavoz de CCOO, ya que hasta el momento "sólo los sindicatos Fasga y Fetico representaban a los trabajadores", añade. Desde CCOO esperan que en el futuro "no se cierre la puerta al aire fresco existente en estos momentos".

La llegada de Dimas Gimeno provocó, sin duda, una apertura sindical en El Corte Inglés"

CCOO

Uno de los sindicatos mayoritarios de El Corte Inglés, Fetico, también celebra la apertura social que ha vivido la compañía. Aunque matiza que este proceso no se debe centrar solo en una persona. "El avance se debe a una mayor unidad en la actuación de todos los sindicatos", valoran. Un pacto que se reflejó en la aplicación de un nuevo convenio colectivo, con una subida salarial de hasta el 2,5% para este año junto con la Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged). 

Para Fetico, "este mejor marco laboral genera tranquilidad entre los trabajadores, pese a que no resulte cómodo para nadie lo que se están leyendo en los medios sobre su compañía". Este sindicato, que cuenta con un 36% de los afiliados de El Corte Inglés, indica que "la compañía se sigue observando de manera interna como un negocio familiar y, pese a las discrepancias existentes, los nombres que suenan no son desconocidos por todos los empleados".

La compañía opera con normalidad

Un mensaje de tranquilidad que quiere recalcar la propia compañía. El Corte Inglés asegura que su relación con los trabajadores, su operativa y la actividad de todos sus equipos no ha sufrido ningún cambio en este período. "Todas las informaciones que están surgiendo hablan de discrepancias en el consejo pero no afecta a nuestra actividad", recalca un portavoz de la compañía. 

Todas las informaciones que están surgiendo hablan de discrepancias en el consejo pero no afecta a nuestra actividad"

Portavoz de El Corte Inglés

Una normalidad en la relación entre sindicatos y la compañía que se reflejaba esta semana. El Corte Inglés anunciaba una subida salarial del 1,25% de los sueldos de los empleados de su cadena de tiendas de proximidad Supercor este año y el que viene, al tiempo que comunicaba que en 2020 ampliará el incremento hasta el 1,5%, según recogió el convenio colectivo de la enseña del gigante de la distribución publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). "Un aumento del que se beneficiarán los cerca de 4.500 trabajadores de Supercor", celebran desde Fetico.

Digitalización y el sufrimiento del hipermercado

Junto con la fractura que vive el consejo de administración de la compañía, los trabajadores tampoco pierden de vista dos retos sectoriales a los que se enfrenta El Corte Inglés. En primer lugar, la digitalización. El propio Dimas Gimeno destacaba, a principios de este año, que la venta online que conlleva un "auténtico" cambio de modelo en el sector comercial al que deben adaptarse tanto las grandes empresas como las pymes.

Un proceso que siempre lleva de la mano la amenaza de un recorte de plantilla. En segundo lugar, el sufrimiento del modelo de negocio que viven los hipermercados. En concreto, el gigante de distribución español sufrió en su último ejercicio una caída del 5,7% de sus ingresos en los hipermercados, tras la fusión realizada de Hipercor con El Corte Inglés. Dos amenazas que deberá gestionar el presidente, o presidenta, que en el futuro esté al frente de la compañía.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba