Mercasa

Caza de brujas en Mercasa tras publicarse su relación con el prófugo Guillermo Taveira

La publicación de las informaciones sobre las relaciones entre Mercasa Incatema y el prófugo de la justicia española Guillermo Taveira deja en el aire los cargos de los presidentes tanto del consorcio como de la empresa pública Mercasa.

Eduardo Ameijide, presidente de Mercasa.
Eduardo Ameijide, presidente de Mercasa. Mercasa.

"Tenemos prohibido hablar con periodistas", comenta un empleado de Mercasa con el que ha contactado Vozpopuli. "Están llamando a los despachos a técnicos y directivos para averiguar quién ha filtrado las informaciones a la prensa", dice. "Cuidado con el móvil, pueden haber puesto detectives", advierte otro. "Si nos vemos, tú entra por una puerta y sal por otra distinta, no pueden vernos juntos", subraya.

La publicación de las informaciones que muestran que Consorcio Mercasa Incatema ha mantenido relaciones profesionales con el prófugo de la justicia española Guillermo Taveira en Angola ha desatado una caza de brujas en la compañía. El escándalo de las supuestas comisiones que la empresa española habría pagado para sobornar a funcionarios angoleños amenaza la imagen y el negocio del grupo dependiente de la Sepi. Pero si alguien tiene que estar ahora preocupado por sus puestos de trabajo son precisamente los mayores responsables de Mercasa y Mercasa Incatema, Eduardo Ameijide y Miguel Ramírez. El reciente nombramiento de Pilar Platero como presidenta de la Sepi, consideran las fuentes consultadas, debería derivar en los ceses de los presidentes de ambas empresas.

"A pesar de todo Ramírez cree que no se va a ver afectado, en lugar de preocuparse por su puesto, o por presentar su dimisión, está buscando culpables y saber quién está filtrando las informaciones", explican fuentes de la compañía pública. Miguel Ramírez es, con más de 70 años, presidente de Mercasa Incatema, consorcio creado en el año 2002 y participado al 50% por la compañía pública Mercasa -controlada por el Ministerio de Agricultura (49%) y la Sepi (51%)- y el grupo privado español de ingeniería Incatema. El consorcio se dedica al diseño, construcción, y explotación de los mercados de abastecimiento de Mercasa en el extranjero.

Ramírez ha sido diputado por Albacete del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. Entre 1996 y el año 2000 presidió Mercasa, y entre 2012 y 2015 ha sido adjunto al presidente de Mercasa, Eduardo Ameijide. Vozpopuli publicó el mes pasado un correo electrónico entre Mercasa Incatema y Guillermo Taveira que muestra que la compañía semipública ha mantenido recientemente relaciones con el empresario portugués, después de que la Audiencia Nacional emitiera una orden de búsqueda y captura sobre este. Este diario también ha accedido a fotografías tomadas el año pasado de una cena en la que aparecen sentados juntos Taveira y Ramírez en Luanda, capital de Angola. 

Taveira está en el punto de mira de las autoridades españolas por su vinculación con otro escándalo que ha afectado a otra compañía pública española, la empresa de armamento Defex. En 2014 la Guardia Civil detuvo a diez personas, entre ellas al expresidente de Defex, implicadas en una supuesta red de desvío de decenas de millones de euros de un contrato de la empresa pública española con Angola. Guillermo Taveira sería la persona que habría intermediado en ese contrato en nombre del Gobierno angoleño, y sobre el que el juez José de la Mata, del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional, cursó una orden internacional de búsqueda y captura

A principios de este mes la Cadena Ser publicó el testimonio del exdirector general de Mercasa Incatema, Armando Andrade, en el que denunciaba el pago de comisiones a Taveira para la construcción de un mercado en Angola. El proyecto de Mercasa Incatema en Angola cuenta con un presupuesto de 145 millones de dólares.

La última vez que Ramírez se vio con Taveira fue el pasado mes de junio, según las informaciones a las que ha accedido Vozpopuli y que el mismo presidente de Mercasa Incatema ha confirmado. Ramírez explica que la presencia de Taveira es impuesta por las autoridades angoleñas y que no es posible evitar su participación en las negociaciones.

El escándalo por las relaciones entre Taveira y Mercasa puede afectar también a los puestos de otros directivos, además de a Ameijide y Ramírez. En el consejo de administración de Mercasa Incatema se sienta Pablo González, hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. María Jesús Prieto Jiménez, abogada del Estado, secretaria general de Mercasa, es secretaria no consejera de Consorcio Mercasa Incatema, y fue también presidenta de Mercasa Incatema.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba