Empresas

Caixabank se acerca a Liberbank y Abanca para tantear posibles fusiones

La entidad presidida por Isidro Fainé ha mostrado su interés y contactado con ambas antiguas cajas, según fuentes consultadas por este diario.

Isidro Fainé, presidente ejecutivo de Caixabank.
Isidro Fainé, presidente ejecutivo de Caixabank. EFE

Caixabank ha tomado posiciones para acercarse a Liberbank y Abanca, con el objetivo de estudiar, por separado, posibles operaciones de integración. Así lo aseguran a este diario fuentes financieras conocedoras de estos contactos, que puntualizan que los mismos no han pasado hasta el momento de una fase preliminar. Estas mismas fuentes señalan que el origen de este acercamiento estaría en la compleja situación que vive el sector bancario español, con un entorno de tipos de interés próximos a cero y un entramado regulatorio cada vez más asfixiante.

El entorno de tipos y márgenes bancarios a la baja y los cada vez mayores requisitos regulatorios están deprimiendo las cuentas de resultados de las entidades, en especial de las medianas y pequeñas, que no pueden sacar provecho de economías de escala a las que sí llegan los grandes. Este hecho, entre otros, habría funcionado como un detonante de estos movimientos de acercamiento, toda vez que según estas fuentes "los números no salen con los tipos en negativo durante demasiado tiempo. Si Escotet tiene la intención de dar el pase, es seguro que Caixabank estará interesado".

Este interés de la entidad catalana por adquirir el banco gallego-venezolano no es nuevo sino, bien al contrario, conocido por todo el sector. "Fainé ya se quedó con las ganas cuando el FROB privatizó Novacaixagalicia, fue algo que les molestó mucho". Caixabank había presentado una puja con la confianza de llevarse la caja gallega nacionalizada, pero la oferta de 1.003 millones de euros presentada por Banesco fue inapelablemente superior. Recientemente, con las dudas de Alberto Núñez Feijóo sobre su continuidad como candidato del PP a la Xunta, Caixabank reactivó su interés por acercarse a Abanca, a la espera de un posible interés de los venezolanos por vender el banco, tal y como ya contó Vozpópuli. Fuentes oficiales de Caixabank niegan conversaciones para una fusión, aunque admiten que se estudian todas las posibles operaciones.

"Es probable que haya habido conversaciones y contactos, pero no relevantes ni con números", señalan fuentes próximas a Liberbank

Otras fuentes de solvencia hablan de contactos preliminares y del interés de Abanca y Liberbank por estudiar por su parte una posible fusión conjunta. Y es que con la operación, que según fuentes próximas al banco lleva dos años comentándose en los mercados, se matarían al menos dos pájaros de un tiro. Por un lado, se crearía una entidad de mayor tamaño y con capacidad de ganar eficiencia vía sinergias, y por otro se daría entrada a que Abanca cotizase, toda vez que Liberbank ya está en el Ibex-35 desde hace años. Desde la entidad juegan con la ventaja de saber que son una pieza deseada por su presencia en los mercados. "Tenemos los deberes hechos, y por eso somos la llave para entrar en Bolsa del resto que aún no lo está. Por eso nuestro paquete tiene prima", admiten desde el entorno de la entidad dirigida por Manuel Menéndez.

"Es probable que haya habido conversaciones y contactos, pero no relevantes ni con números. Pero si mañana Escotet llega con una buena oferta, pues se estudiará", señalan fuentes próximas a Liberbank, que se amparan en los planes estratégicos del banco dirigido por Manuel Menéndez para restar urgencia a cualquier proceso de fusión, que "ni es prioridad ni es una emergencia. Tenemos ratios de capital confortables, y estamos trabajando por hacer el banco más rentable".

Caixa y Liberbank, con otra estrategia

Precisamente la condición de entidad cotizada de Liberbank hace que el interés mostrado por Caixabank respecto a una alternativa adquisición, de sustanciarse, sea con una operación completamente distinta a la de Abanca. El hecho de que el banco surgido de la fusión de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria cotice en los mercados regulados implica la posibilidad de tomar el camino de una OPA, lo que no es óbice para que la entidad catalana lleve meses estudiando los números del más pequeño de los cotizados, tal y como aseguran fuentes conocedoras de estos movimientos.

Liberbank lleva siendo desde hace meses una de las entidades más presentes en las quinielas (junto con BMN y Bankia) de la banca de inversión para participar en una operación de fusión. Los analistas de BPI, en un informe de enero, situaban al banco dirigido por Manuel Menéndez como el más apetecible porque "su valoración deprimida, su posicionamiento como nicho de mercado y su pequeño tamaño la convierten en una entidad interesante y fácil de digerir".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba