Infraestructuras

El CEO de Atlantia confirma que será consejero de Abertis y se perfila como primer ejecutivo

Giovanni Castellucci reconoce que la combinación entre constructoras y concesionarias puede llegar a ser peligrosa si las metas de las primeras interfieren en la labor de las segundas. Para evitarlo, el ejecutivo italiano defenderá personalmente los intereses de Atlantia en Abertis

Giovanni Castellucci, CEO de Atlantia, junto a Florentino Pérez, presidente de ACS, y Marcelino Fernández, CEO.
Giovanni Castellucci, CEO de Atlantia, junto a Florentino Pérez, presidente de ACS, y Marcelino Fernández, CEO. Efe

ACS y Atlantia aún negocian los múltiples aspectos de su alianza para hacerse con el control de Abertis, tras el principio de acuerdo anunciado la pasada semana para adquirir la concesionaria española de forma conjunta. Sin embargo, a falta de terminar de definir la nueva gobernanza de la compañía, el consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, ha adelantado que formará parte del nuevo consejo de administración de Abertis, con lo que se perfila como el futuro primer ejecutivo de la concesionaria, toda vez que corresponde a Atlantia la designación de este cargo.

Tras la presentación en sociedad en Madrid a finales de la semana pasada del acuerdo entre ACS, su filial alemana Hochtief (encargada de lanzar la OPA sobre Abertis) y Atlantia, Castellucci concedió algunas entrevistas a medios de comunicación italianos en las que, además de elogiar y poner en valor la operación, también desveló algunas de las claves para el futuro de esta alianza.

Concretamente, el ejecutivo transalpino habló de la gobernanza de Abertis en el diario Corriere della Sera, donde aseguró que la intención los grupos que han alcanzado el acuerdo es dotar de una cierta continuidad a la gestión de la concesionaria española. "Conocemos la empresa hace mucho tiempo y confiamos en su gestión", apuntó Castellucci quien, no obstante, recordó que "nos corresponde a nosotros asegurarnos de que cumpla con sus compromisos y logre sus objetivos. Lo haré yo personalmente formando parte del consejo de administración".

En la citada presentación en sociedad ante los medios de comunicación, el presidente de ACS, Florentino Pérez, detalló que el pacto alcanzado contempla que sea su grupo el que designe al presidente de Abertis mientras que a Atlantia corresponde el nombramiento del consejero delegado. De esta forma, todo parece indicar que, al menos durante los primeros meses, Castellucci hará doblete y compaginará las labores de primer ejecutivo entre Atlantia y Abertis.

Combinación peligrosa

De uno de esos compromisos y objetivos a los que se refería Castellucci habla también en una entrevista concedida al periódico económico Il Sole 24 Ore. Preguntado sobre las malas experiencias registradas en grupos que han tratado de sumar los negocios de construcción y concesiones, Castellucci admite que la combinación de ambos sectores "puede ser peligrosa", aunque matiza que en los casos en los que no ha salido bien se ha dado la circunstancia de que las empresas constructoras se han encargado de la gestión de las concesionarias, a las que han considerado como una herramienta para tratar de dar una cierta estabilidad a su cuenta de resultados.

"La combinación de los negocios no tiene por qué ser peligrosa; al contrario, puede aportar mucho valor, siempre y cuando se deje al concesionario llevar las riendas, como va a ser en este caso", aseguró Castellucci.

El ejecutivo italiano reiteró que la operación, que supondrá también la compra de algo más de un 24% de Hochtief por parte de Atlantia, "no ha sido una necesidad sino una oportunidad. Nos permitirá estar en mercados como Australia, EEUU, Canadá y Alemania". Y se refirió a la filial alemana de ACS como “la mejor constructora del mundo que, además, tiene el 50% de su negocio en el sector de la ingeniería”.

Respecto a la fallida operación de compra de Autostrade (germen de Atlantia) por parte de Abertis, que fue tumbada por el Gobierno italiano hace diez años, Castellucci matizó que aquello fue un intento de fusión mientras que de lo que se está hablando ahora "es de una adquisición, que no comporta dilución de los accionistas".

Aunque, eso sí, admitió que el proyecto industrial es el mismo que el de entonces: "conquistar el liderazgo mundial en el sector de las concesiones de autopistas. Y, al final, el proyecto industrial es lo que cuenta".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba