Madrid

Operación acordeón: Trinitario compra el Edificio España y se lo vende a Riu

Baraka se hará cargo de la zona comercial del edificio, donde se instalarán unos grandes almacenes.

Imagen de archivo del Edificio España, en Madrid
Imagen de archivo del Edificio España, en Madrid EFE

Final inesperado al culebrón de la venta del Edificio España. El empresario murciano Trinitario Casanova adquirió finalmente el emblemático rascacielos al holding chino Wanda por 272 millones de euros pero, a continuación, cerró el traspaso del inmueble a la cadena Riu, que instalará el primer hotel en España de su línea urbana Riu Plaza.

A comienzos de año, Casanova había llegado a un acuerdo con Riu para que tomase un 25% del inmueble y fuese el operador del hotel que se construirá en el inmueble. Sin embargo, el acuerdo se rompió después de que el primer intento de rematar la operación fracasara a finales de marzo. La cadena hotelera siguió interesada en operar el hotel pero, finalmente, también se hará cargo del inmueble. 

Mientras, Baraka, el holding de Casanova, se hará cargo de la zona comercial del edificio, en la parte baja del rascacielos, donde se instalarán unos grandes almacenes.

La operación comenzó a tramitarse a mediados de julio de 2016, cuando Wanda y Baraka llegaron a un principio de acuerdo para la compra-venta del rascacielos madrileño que el holding chino había decidido poner en el mercado meses antes, ante la falta de entendimiento con el Ayuntamiento de Madrid para llevar a cabo su reforma.

Tiras y aflojas

Fue entonces cuando quedó fijado el precio de 272 millones de euros, que se ha mantenido hasta la fecha. Como señal y para garantizarse la exclusividad en las negociaciones, el grupo de Casanova abonó el primer millón y se acordó cerrar los términos de la operación en septiembre.

Sin embargo, desde entonces el proceso ha pasado por una serie de vicisitudes marcadas por retrasos en los plazos e incumplimientos. Hasta en dos ocasiones, el consejo de administración de Wanda ha examinado la posibilidad de romper el acuerdo inicial aunque en ambos casos decidió dar más tiempo al comprador.

Finalmente, a finales de marzo de este año fue Baraka el que se negó a proceder a la firma definitiva de la operación al estimar que el holding chino no había cumplido con su parte al presentarse sin las cuentas de su filial aprobadas. En un comunicado posterior, Wanda aseguró que fue Baraka el que no completó su parte en el proceso aunque sin especificar en qué punto.

Por tercera vez, el holding chino se replanteó la operación aunque, finalmente, sus asesores legales en España recomendaron dar un nuevo y definitivo plazo que vencía este jueves. Eso sí, advirtió de que de no llevarse a cabo este día la compraventa, Wanda se quedaría los 20 millones de euros que Baraka ha ido abonando en concepto de anticipo en las diferentes fases del proceso.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba