Empresas

La 'asimetría' de algunos bancos españoles: Sí a cobrar por depósitos pero no a pagar por las hipotecas

El pasado jueves, el consejero delegado de BBVA admitió abiertamente que su banco estaba ya cobrando a empresas por abrir depósitos; lo hizo al tiempo que reconocía que desde hace semanas la entidad incluye en sus hipotecas una aclaración que garantiza que en ningún caso se pagará por las mismas pese al euríbor negativo.

Isidro Fainé, Francisco González y Ana Botín.
Isidro Fainé, Francisco González y Ana Botín.

Carlos Torres, consejero delegado de BBVA, desveló el pasado jueves que su banco llevaba tiempo cobrando a las empresas por abrir depósitos, como forma de repercutir los tipos de interés negativos a aquellos clientes con más conocimiento financiero y ante la evidencia de que ese mismo cobro no se podría aplicar a los clientes minoristas, ante el riego de una crisis reputacional del sector. Aunque tras Torres llegaron los desmentidos de José Sevilla (Bankia) y Francisco Gómez (Popular), lo cierto es que el cobro por los depósitos es una idea que lleva tiempo rondando por la cabeza de los responsables de algunas entidades financieras españolas.

Tal y como explicó, en relación al estrechamiento de los márgenes en el sector bancario español a raíz de la política de tipos negativos impulsada por el BCE, "difícilmente podemos cobrar a los minoristas. Pero sí al mundo mayorista, es muy normal que los excesos de liquidez se cobren. Hay clientes a los que ya cobramos en la medida que son tipos negativos para nosotros. Si no, habría un arbitraje para depositarlos en el BCE", señaló el número dos del segundo mayor banco español.

Que la banca abriría el melón de empezar a cobrar por sus depósitos (siquiera a empresas) era algo que ya había dejado caer meses atrás el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, tal y como ya informóVozpópuli. En su caso, esa primera aproximación al fenómeno se limitaba a los grandes excesos de liquidez por parte de grandes empresas. Pero el hecho de que con los actuales tipos negativos hay entidades como Banco Sabadell que directamente optan por no captar depósitos pone de manifiesto que el sector se encuentra en una encrucijada.

Depósitos e hipotecas, caminos paralelos

Pero aparte de BBVA y Caixabank, ninguna otra entidad ha reconocido o mostrado su intención pública de repercutir los costes de los depósitos a su clientela, aunque solo sea a las grandes empresas. La mayoría del sector apela a la costumbre o al sentido común y vincula el no cobrar a sus depositantes con tampoco tener que pagar por sus hipotecas. Es decir, que se aferran a "la naturaleza" de los contratos de préstamo y de depósito para que en el hipotético caso de que los tipos siguieran cayendo en el peor de los casos los intereses en uno y otro caso se mantuvieran a cero.

¿Tendrán que pagar los bancos por sus hipotecas si el euríbor cae más? El Banco de España y las entidades creen que no, pero la ausencia de una legislación concreta y los precedentes judiciales contrarios a sus intereses les hacen ser desconfiados. Aun así esta situación sin precedentes parece lejana aún: el euríbor está en el -0,01%, mientras que la media de los diferenciales que deberían superar ronda los 50 puntos básicos. Es decir, que el indicador de la mayoría de hipotecas debería caer muchos meses para llegar a ese escenario hipotético.

Entidades como Liberbank o Caixabank, entre otras, han añadido clausulas cero en sus nuevas hipotecas

Antes de comprobar en la práctica si se llega o no a ese escenario, y ante la evidencia de que ni el regulador ni la legislación ni los contratos preveían una situación de tipos negativos, la banca ha ido tomando sus propias medidas preventivas. Así, entidades como Liberbank o Caixabank, entre otras, han añadido clausulas cero en sus nuevas hipotecas. Con ésta variante de la cláusula suelo esperan anular cualquier efecto de un euríbor aún más bajo. Otras entidades como BBVA, en vez de cláusulas explícitas han optado por añadir un párrafo o una reformulación que deje claro que la naturaleza del préstamo hipotecario es la de que el prestamista cobre y el prestatario paga, al margen de los tipos de interés.

La simetría que entidades como Bankia o Popular dicen pretender (si no cobro por los depósitos, no pago por las hipotecas) se torna en una cierta asimetría en una entidad como BBVA (o Caixabank, si finalmente optó por llevar a cabo lo que adelantó), que frente a la aplicación de tipos negativos a sus depositantes del mundo de la empresa, está llevando a cabo un blindaje de su cartera hipotecaria para tratar de dejar claro que no pagará por las mismas en el supuesto de que el euríbor siguiera cayendo y se comiera los diferenciales.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba