Crisis del Popular

Popular dio créditos de 80.000 euros para acudir a su ampliación de capital

Un informe de Auditoría Interna del banco detectó 8.184 créditos que pudieron usarse para comprar acciones de la ampliación de 2016, por valor de 637 millones, aunque esta cifra bajó más tarde hasta 221 millones. Esta práctica no es ilegal, pero es dinero que no debería haber computado como capital.

Un repartidor pasa ante una oficina del Banco Popular en el Paseo de Gracia
Un repartidor pasa ante una oficina del Banco Popular en el Paseo de Gracia EFE

Más de 8.000 clientes de Banco Popular pudieron obtener financiación para acudir a la ampliación de capital de hace un año. La mayoría ha perdido todo el dinero tras el rescate de la entidad, y todavía deben al banco la mayor parte del préstamo. La financiación media fue de 77.800 euros, según se desprende de un informe de Auditoría Interna recogido por PwC, al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Estas cifras eran provisionales a marzo y de todo el colectivo investigado, y desde entonces se han ido depurando. Pero dan una idea del alcance de esta práctica, que no es ilegal pero que no debería haber computado como capital: 8.184 clientes recibieron financiación que pudieron destinar a la ampliación de capital de 2.500 millones. De ellos, casi la mitad -4.032- obtuvieron créditos por más del 110% de lo que invirtieron. Estos clientes contrataron acciones por valor de 637 millones de euros, una cuarta parte de la ampliación. Y los clientes sólo habían devuelto de media el 15% del principal en marzo.

Estos 637 millones se habían reducido hasta 221 millones en la última presentación de resultados del banco, que es el impacto que esperaba asumir al haberse descubierto está mala práctica.

Según el informe confidencial de PwC, las conclusiones de la investigación interna de Popular fueron las siguientes:

- La financiación no recogía como finalidad Compra de acciones Banco Popular. Así, según clientes que contrataron estos préstamos, consultados por este medio, los comerciales de Popular los ofrecían abiertamente para comprar acciones, pero posteriormente ponían cualquier otra finalidad -como Compra de automóvil o Reforma de vivienda- para tapar la operativa. La adquisición de acciones tampoco figuraba en el contrato ni en la documentación de riesgos.

Nos dijeron que si no vendíamos acciones del banco en un año no seríamos empleados de Popular", señalan fuentes sindicales

- Las acciones no eran garantía de la financiación.

- “Con todo, los movimientos en cuenta corriente del cliente en dichas fechas pueden, a juicio de Auditoría Interna, ser indicativos de relación entre la financiación concedida y la suscripción de acciones”, expone el informe. “Dicho importe debería ser deducido del capital regulatorio del banco”, añade.

Origen de las órdenes

Aunque el documento no lo recoge, fuentes consultadas del antiguo equipo gestor señalan que no se ha encontrado en el análisis ningún tipo de orden de la cúpula de que se recurriera a los créditos para cubrir la ampliación.

Aun así, fuentes sindicales señalan que hubo mucha presión de mandos intermedios para captar el capital. "Nos dijeron que si no vendíamos acciones el año que viene [2017] no seríamos Banco Popular", exponen dichas fuentes. Los comerciales cumplieron con su parte, pero aun así un año más tarde han dejado de ser empleados del Popular, para trabajar en el Santander.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba