El Gobierno ha aprobado la eliminación de barreras que protegían a la española

Arranca la batalla por el 'trading': BME contra las plataformas de JP, BoFA y Goldman

El Consejo de Ministros acaba de publicar una nueva regulación para los mercados de compraventa de acciones que elimina una de las barreras que protegían el negocio de Bolsas y Mercados Españoles (BME), la llamada referencia de registro. BME a día de hoy controla más del 80% del volumen de intercambio de acciones en la bolsa española. Algunos analistas apuntan la posible pérdida de negocio que se avecina para explicar la caída de un 20% desde abril de las acciones de BME.

La sede de la Bolsa española
La sede de la Bolsa española EFE

Bolsas y Mercados Españoles (BME) ha caído desde su máximo en abril un 20%, ocho puntos más de lo que ha perdido el índice Ibex 35 español en ese tiempo. Mientras, sus homólogos internacionales no han parado de subir hasta tocar máximos: Deutsche Boerse AG supera en un 1% por encima de su valor de abril, a pesar de la caída del DAX alemán de un 20% desde entonces. London Stock Exchange, por su parte, está aproximadamente en el mismo nivel que en abril, aunque a un 8% de su máximo.

Este recorte se ha producido, además, tras unos buenos resultados del mes de julio. BME obtuvo un beneficio neto de 92 millones de euros en la primera mitad de 2015, el 9,3% más que un año antes y su mejor resultado semestral desde 2008. ¿Qué está pasando?

España era una isla en toda Europa por una peculiaridad: las acciones que se compran y se venden van identificadas con una matrícula

Para algunos analistas, BME acusa la apertura de un nuevo frente regulatorio que va a facilitar la vida a sus competidores, como las plataformas de trading Bats Chi-x, Turquoise o Aquis. Hasta ahora, España era una isla en toda Europa por una peculiaridad: las acciones que se compran y se venden van identificadas con una matrícula. Es decir, cuando se ordena la compra de una acción, digamos del Santander, esta va ya con unos números que la distinguen de otra. Es lo que se conoce como referencia de registro. Esto no ocurre en el resto de Europa. Y es tan complejo técnicamente que, para algunos, disuade de una libre competencia del mercado para actores más pequeños.

En el resto de Europa no rige este requerimiento, y por eso plataformas como Bats Chi-x, que dicen ser más baratas, están en los puestos dominantes del mercado. Según sus datos, el 19,2% del volumen total de negociado de acciones en Europa es suyo. Esto la sitúa por encima del LSE (19%) o NYSE Euronext (17,8%), y muy por arriba de su competidora directa Turquoise (7,2%) o la española BME (6,7%).

El enemigo, Bat Chi-X

BME va a tener que luchar así contra unos titanes que se han asociado para comerle terreno: Bat Chi-X es en realidad una empresa creada por la gran banca de inversión para quedarse con las comisiones de trading que hasta ahora se llevaban las bolsas nacionales. Está participada por JPMorgan, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Nomura, Bank of America, Citigroup, Credit Suisse o Deutsche Bank, entre otras grandes firmas de inversión, según explica a Vozpópuli la empresa desde su cuartel general en Londres. La gran banca de inversión se percató de que otros estaban haciendo negocio con el comercio de sus acciones. Pidieron a las bolsas que tumbaran sus precios en comisiones y, al no acceder estas, se coaligaron para hacerles frente.

¿Cuánto va a erosionar el mercado de BME esta nueva regulación? Desde la compañía insisten en que siguen siendo los primeros, a pesar de que el sector permitió la entrada de otros actores en 2007, porque tienen el mejor sistema técnico y las mejores garantías, y punto. Niegan cualquier barrera: si existiera, ¿cómo han podido hacerse ya con el 20% del mercado? ¿No será simplemente que lo están haciendo mejor?

“Yo creo que la referencia técnica protegía mucho a BME”, asegura José Lizán, de Auriga Securities. “Igualar la regulación a la del resto de mercados europeos va a provocar que estas plataformas empiecen a ganar cuota de mercado”.

En España Bats Chi-X es aún la eterna segundona, muy por detrás de BME. El ratio suele ser de 7 acciones movidas por la española por cada dos de Bats y algo menos de una que va a la tercera en discordia, Aquis. Esto, en acciones, parece poca cosa, pero si se tiene en cuenta que BME movió, sólo en el primer trimestre, más de medio billón de euros en títulos, y comisionó por ello, enseguida se comprende que en esta lucha cada punto porcentual puede suponer decenas de millones de euros para cada compañía.

En 2016 la liquidación de las operaciones se realizará en dos días hábiles desde la contratación, frente a los tres días que se precisan actualmente

En todo proceso de intercambio de acciones se dan tres pasos: trading, compensación y liquidación. El Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros trata sobre las dos últimas partes del proceso de intercambio de acciones en bolsa. Para empezar, impone una cámara de compensación, una especie de bolsa donde hay acciones reales que intercambiar, para garantizar así que en cualquier momento se puedan comprar y vender, algo que hasta ahora no existía.

Modifica también el proceso de liquidación, de nuevo para adecuarla al reglamento europeo. A partir del año que viene la liquidación de las operaciones se realiza en dos días hábiles desde la contratación, frente los tres días que se precisan actualmente.

Además, se eliminan las referencias de registro, las matrículas de cada acción, para simplificar y agilizar considerablemente la liquidación de las operaciones. Se dispone de un plazo de cuatro meses, hasta febrero de 2016, para adecuar sus procedimientos a la nueva norma. Es precisamente este período el que va a ser más intenso en la batalla entre BME y las plataformas alternativas.

De momento, Bats Chi-X y otras le han robado casi el 40% del mercado a las bolsas nacionales o internacionales, a las de siempre. BME está tratando de poner la venda antes de la herida, y producen artículos y presentaciones en los que explican cómo se están preparando y por qué creen que no les van a comer la merienda.

La idea básica es que ya en 2007, cuando entró en vigor la llamada ley MIFIT que permitía la entrada de operadores, los bancos ya andaban machacando con la idea de que las grandes bolsas se iban a hundir frente a las plataformas, y eso no ha ocurrido. ¿Por qué iba a pasar ahora? Además, apuntan, las nuevas plataformas no aplican bien el llamado “mejor precio” que exige la Ley: se trata de que, se compre donde se compre, hay que aplicar el mejor precio existente en el mercado, ya sea en BME o Bats Chi-X. Y ese mejor precio, dicen desde BME, siempre es el suyo, porque son los que tienen mayor liquidez y mayor volumen. Dicho de otro modo: “cuando se quiere comprar Telefónica, nadie va a Bats Chi-X”.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba