Empresas

El juez deja a BDO a los pies de los caballos: su papel fue relevante en el caso Pescanova

BDO auditó las cuentas de Pescanova entre los años 2002 y 2012 sin apuntar salvedad alguna. En febrero de 2013 estalló la estafa contable del grupo pesquero, que ocultó al mercado que su deuda financiera era en realidad de 3.357 millones de euros, y no de 961 millones.

Entrada a la sede de Pescanova en Pontevedra.
Entrada a la sede de Pescanova en Pontevedra. Efe.

Pocas veces una auditora se había visto en España contra las cuerdas como lo está ahora BDO por el caso Pescanova. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata considera que existen "múltiples elementos indiciarios que permiten corroborar suficientemente que BDO AUDITORES SL y el Socio Auditor, Sañé Figueras (...)" tenían "perfecto y completo conocimiento" de las irregularidades cometidas en Pescanova.

En el mismo año en el que BDO cumplía 50 años, en 2013, estalló en España el caso Pescanova, una estafa contable que ahora amenaza la reputación de la que es una de las grandes consultoras internacionales, y que a punto estuvo de acabar con la multinacional gallega. En febrero de ese año el grupo pesquero comunicó en un hecho relevante que había detectado "discrepancias" en su contabilidad; en realidad la compañía había ocultado al mercado la cifra real de su deuda financiera, que en 2011 era de 3.357 millones de euros, y no de 961 millones como había informado en sus cuentas.

Miles de inversores perdieron su dinero en acciones de Pescanova y la compañía se declaró en concurso de acreedores. En la actualidad los principales bancos acreedores del grupo son los mayores accionistas de Nueva Pescanova, la empresa que aglutina la mayor parte del negocio heredado de la Pescanova presidida por Manuel Fernández Sousa.

BDO emplea a más de 67.500 personas y factura cerca de 8.000 millones de dólares al año

BDO auditó durante diez años las cuentas de la multinacional gallega sin apuntar salvedad alguna y ahora el juez imputa a BDO y al socio de la consultora que firmó las cuentas del grupo al menos de los años 2010, 2011 y 2012, Santiago Sañé Figueras, los delitos de falseamiento de cuentas anuales -al igual que a los miembros del antiguo consejo de administración de la compañía que conocían la situación real del grupo- y de falseamiento de información económica y financiera.

El juez De la Mata comunicó ayer lunes auto de procedimiento abreviado de conclusión de la instrucción del caso Pescanova sosteniendo la existencia de indicios para juzgar al expresidente de la compañía y otras 18 personas por diversos delitos. Sobre el papel de BDO en la estafa contable de Pescanova, el magistrado es contundente en su escrito.

BDO y Santiago Sañé "disponían de toda la información contractual, documental y contable" sobre las prácticas irregulares de Pescanova bajo la presidencia de Fernandez Sousa "y las avalaron reiteradamente tanto en los distintos informes de auditoría de las cuentas anuales que emitieron como en otros informes y documentos" que elaboraron para la empresa. "Las prácticas auditoras que llevaron a cabo presentaban importantes carencias e insuficiencias, entre otros ámbitos, en muchos aspectos directamente relacionados con la identificación de errores y prácticas irregulares y comprobación de sistemas de control interno, lo que contribuía a asegurar el resultado pretendido, que era que las cuentas anuales fueran auditadas positivamente sin salvedad alguna", dice el juez en el auto conocido ayer.

El juez advierte que Pescanova no se hubiera sostenido en el tiempo sin la colaboración de BDO

El magistrado pone de manifiesto que BDO "tenía un profundo y detallado conocimiento de la contabilidad de Pescanova, fruto de su activa presencia y labor para la empresa" y que durante las diligencias el expresidente del grupo, Fernández Sousa, y también el fondo Silicon Metals han declarado que BDO y Sañé Figueras "conocían y avalaban todas las prácticas contables realizadas en la empresa". El juez también advierte que existen referencias documentales en los papeles de trabajo de BDO para Pescanova "que ponen de manifiesto" que la auditora conocía las prácticas irregulares.

"La conclusión que indiciariamente puede alcanzarse", expone el juez, "a la vista de las declaraciones deotros participantes en los hechos (coimputados e inversores perjudicados), corroborados por las evidencias disponibles en los propios Papeles de Trabajo de las Auditorías y en los expedientes sancionadores incoados por ICAC, es que el auditor externo de Pescanova, BDO Auditores, así como su socio auditor, Santiago Sañé Figueras, conocían todas las prácticas contables realizadas en la empresa, que han sido calificadas reiteradamente como irregulares".

El juez indica que existe "una potente carga indiciaria que permite afirmar, los limitados efectos de esta resolución, que se validaron unas cuentas que no reflejaban la imagen fiel de la entidad, incumpliendo así el deber específico de revelar aquellas irregularidades que puedan afectar a los intereses de los inversores, dada la extraordinaria relevancia que tiene el informe del Auditor para la confianza del mercado y de los inversores".

BDO asegura que en ningún momento tuvo conocimiento del fraude

De la Mata afirma que es "claro" que BDO y Sañé Figueras "cooperaron con los autores mediante un acto sin el cual no se habrían realizado los hechos (...)", acto que no es otro que el de validar las cuentas de Pescanova. "Es evidente que Pescanvoa no se hubiera sostenido en el tiempo, sin esta colaboración, consciente del engaño que representaban para ofrecer una imagen irreal de la empresa y perjudicar económicamente a los inversores", añade. "Por lo tanto", concluye el juez, "su aportación imprescindible fue causalmente relevante para el resultado en la falsedad de cuentas y en la estafa de inversores".

BDO emitió ayer a última hora de la tarde un comunicado anunciando que recurrirá el auto del juez y diciendo que aunque respeta la decisión judicial, no la comparte "ya que considera firmemente que ha quedado demostrado que en ningún momento, tuvo conocimiento del fraude perpetrado en Pescanova y, por tanto, no pudo tener bajo ninguna circunstancia connivencia con el mismo".

BDO cerró el ejercicio 2016 con ingresos de 7.600 millones de dólares. La firma está presente en 158 países y emplea a 67.731 personas. En España el equipo directivo de la firma está formado por 34 socios, dirigidos por Alfonso Osorio. La red BDO opera en España a través de dos sociedades, BDO Auditores, y BDO Abogados y Asesores Tributarios y cuenta en el país con 12 oficinas. En el ejercicio fiscal de la auditora terminado el pasado mes de agosto de 2017, la empresa facturó en España 30,1 millones de euros.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba