Venta en 2017

El BCE aprieta las tuercas a BMN: le exige un punto y medio más de capital

La entidad nacionalizada sortea las nuevas exigencias del BCE con una emisión de deuda subordinada de 175 millones al 9%, con la ayuda de Deutsche Bank. Se convierte en el segundo grupo de cajas no cotizado capaz de salir al mercado a captar híbridos, tras Ibercaja.

Carlos Egea, presidente de BMN.
Carlos Egea, presidente de BMN. Europa Press

BMN cerró ayer una emisión de deuda clave, con la que sortear las crecientes exigencias de capital del Banco Central Europeo (BCE). La entidad presidida por Carlos Egea consiguió junto a su banco colocador, Deutsche Bank, emitir 175 millones en deuda subordinada con un coste del 9%. Vendió los híbridos entre grandes inversores internacionales.

Esta emisión tiene dos lecturas. En primer lugar, que durante el último año el supervisor europeo ha encontrado motivos suficientes en BMN como para elevar considerablemente sus exigencias de capital. A finales de 2015, puso como objetivo de solvencia una nota del 10,25%. Según los primeros borradores enviados al grupo nacionalizado, el BCE quiere que la solvencia de BMN se eleve hasta el 11,75%, casi un 15% más. El supervisor se ha centrado en el último año en revisar el modelo de rentabilidad de las entidades españolas, la morosidad y el gobierno corporativo.

La segunda lectura es que BMN ha sido capaz de superar el listón del BCE por sus propios medios. Tras la emisión de ayer, el capital de la entidad nacionalizada se situará por encima del 12%.

Desde el grupo financiero destacaron este punto: "Dicha colocación demuestra la capacidad de acceso al mercado de la entidad en un entorno complejo". Así, BMN consiguió captar capital de inversores internacionales en un día de intensa volatilidad, tras la victoria de Trump en Estados Unidos, y a pesar de que los fondos evitan la inversión en bancos españoles desde hace meses.

Los inversores acogieron la emisión de BMN gracias al trabajo que hizo para salir a bolsa y la perspectiva de una fusión con Bankia

La entidad se convierte así en el segundo grupo de cajas no cotizado que logra remitir deuda híbrida en los últimos meses, tras Ibercaja. Para ello ha sido clave la preparación que hizo el año pasado para salir a bolsa, lo que transmite más confianza a los inversores en términos de transparencia financiera.

Otro factor clave para los institucionales, según un fondo consultado, ha sido la perspectiva de que la entidad se vaya a fusionar con Bankia o salir a subasta el próximo año, una operación que está estudiando actualmente el Fondo de Reestructuración (Frob).

La contratación de Deutsche Bank como colocador podría ser un primer paso para elegir al banco alemán como asesor en la fusión con Bankia

El fondo público está buscando asesores para este proceso, así como la propia BMN y, más adelante, Bankia. El hecho de que esta emisión se haya cerrado con la ayuda de Deutsche Bank puede ser un primer paso para elegir al banco alemán como asesor de la fusión con Bankia, según Expansión.

En caso de que no hubiera integración entre las dos grandes nacionalizadas del Frob, CaixaBank y Santander son las dos entidades a las que más les encajaría BMN en términos de sinergias.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba