Empresas

Solo Santander y BBVA podrán utilizar modelos internos para calcular todas sus nuevas provisiones

Las entidades se afanan por desarrollar sus propios modelos para cumplir con la nueva circular de provisiones a partir de 2017, ya que el Banco de España limitará su uso inicial solo a los dos grandes.

Francisco González, presidente de BBVA.
Francisco González, presidente de BBVA. EFE

Tan solo BancoSantander y BBVA, de entre toda la banca española, podrán comenzar a emplear modelosinternos para calcular sus provisiones en función del llamado Anejo IX, incluido en la nueva circular contable 4/2004 del Banco de España. El resto tendrá que calcularlas a partir de los modelos estandarizados ("soluciones") planteados por el supervisor. Así se lo han hecho saber al conjunto de entidades financieras, que desde hace semanas se afanan por adaptarse a dicha nueva normativa de dotaciones, que entrará en vigor el 1 de octubre y está provocando un terremoto en los equipos de auditoría e intervención de los bancos, según ha podido saber Vozpópuli por parte de diversas fuentes del sector.

La posibilidad de acceder o no a un modelo interno no supone una diferencia menor para las entidades. Y es que con las soluciones prácticas del Banco de España se aplican niveles de provisiones generales a carteras de completas de activos. Por ejemplo, la nueva circular obliga a hacer una provisión del 20% para hipotecas con morosidad de menos de 6 meses. Sin embargo, los modelos internos permiten afinar mucho más estas provisiones, ya que cada entidad puede fijar los niveles de cobertura en función de sus propias experiencias históricas de venta. Así, si el BdE considera que una entidad X ha demostrado ser capaz de vender una determinada de cartera con descuentos menores de los fijados en las soluciones alternativas, entonces los bancos podrán utilizar modelos internos.

El interés de todo el sector es poder aplicar cuanto antes sus propios modelos, para rebajar lo más posible la cantidad de provisiones. Y es que las entidades se juegan cientos de millones de euros en ello. La aplicación estricta de la nueva circular, a partir de las soluciones prácticas del Banco de España, podría tener un impacto de más de 14.117 millones de euros sobre las entidades españolas en su conjunto, según los cálculos de J.P.Morgan, reflejados en un reciente informe sobre el sector bancario. En concreto, solo por los activos deteriorados las entidades tendría que provisionar otros 8.717 millones de euros, mientras que tendrían que dotar otros 5.400 por créditos en situación regular. Los analistas del banco estadounidense creen además que el impacto sería muy distinto según la entidad (ver gráfico inferior). Así, Popular tendría un déficit de provisiones de unos 5.948 millones solo en sus carteras de activos improductivos, seguidos por Santander (881 millones) y BBVA (759 millones).

A la vista del impacto, especialmente en carteras de adjudicados y tasaciones, el sector "va a ir de forma mayoritaria a modelos para no tener el impacto en provisiones que tendrían con las soluciones prácticas", tal y como explica un alto responsable del sector financiero conocedor de los contactos entre el supervisor y las entidades. Es precisamente donde más puede perjudicar la nueva circular porque "los recortes aplicados por el Banco de España son mayores que si tienes un modelo propio con tu experiencia de venta", añade esta fuente, que explica que el supervisor no aplicará con las entidades un sistema formal de aprobación a priori, sino que lo hará a posteriori. De esta forma, si creen que un determinado modelo no es adecuado, presionarán a la entidad para que adopte las provisiones según las soluciones prácticas.

Sin tiempo para testar todos los modelos

Tal y como han reiterado fuentes de varias entidades bancarias, a pesar de que los bancos están en medio de una carrera por ultimar sus modelos propios, el supervisor cree que no hay tiempo suficientes para que los datos estén afinados. Sobre todo en relación a las provisiones de crédito, a las que solo se espera que lleguen los dos grandes (BBVA y Santander). No habrá esta limitación en los modelos de cálculos de provisiones para activos adjudicados (aquellos que se reciben al ejecutar una garantía), en los que se espera por parte de los bancos españoles una presentación mayoritaria de sistemas internos de cálculo de provisiones.

Las soluciones prácticas servirán además como "un ejercicio de contraste" para comprobar si los cálculos internos de las entidades están afinados

"Así que por lo menos hasta el año que viene no podremos empezar a utilizarlos", explica un responsable del departamento de riesgos de una entidad mediana. Esta decisión no tendrá un impacto menor precisamente, ya que en algunos casos el cambio implicará consumir muchos recursos propios. Es el caso, por ejemplo, de aquellas entidades que para sus cálculos de provisiones iban ajustándose por modelos internos. "Por ejemplo, una cartera de activos inmobiliarios con exposiciones medida con modelos internos en los que las garantías te permitían una mitigación de las dotaciones. A partir de octubre, con las soluciones prácticas, en una cartera con una garantía que era del 80% (y por lo tanto un 20% de provisión) la misma pasará a valer por ejemplo un 30% menos, por lo que la provisión pasaría a ascender al 70% del valor del riesgo", explica esta misma fuente.

Las soluciones prácticas, en todo caso, servirán como "un ejercicio de contraste" para comprobar si las estimaciones internas de las entidades están afinadas. "Si dices que con tu nivel de provisiones con modelo interno tienes X, luego ha de salir un número más o menos similar con las soluciones alternativas", explica este responsable de riesgos. El objetivo del supervisor, tal y como ya explicó Vozpópuli, busca evitar una liberación masiva de provisiones por parte de las entidades.

Un agosto para las consultoras

Quien está viviendo con especial prosperidad este cambio de paradigma en la contabilización de provisiones es el sector de las auditoras y consultoras especializadas. "Están haciendo su agosto desde que se aprobó la nueva circular", explican fuentes financieras, ya que como en 2018 se espera otra nueva normativa contable (en este caso bajo el criterio de pérdida esperada) los bancos medianos están optando por no desarrollar ahora sistemas internos para adoptar el actual paradigma contable de transición. 

¿Y quién está llevando a cabo el proceso de adaptación a la nueva normativa de provisiones de soluciones alternativas? Pues las grandes consultoras y auditoras, que están recibiendo contratos de gran parte de los bancos españoles para realizar los cálculos de provisiones requeridos por la nueva circular.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba