Empresas

El efecto retroactivo del RD de Autoconsumo deja fuera de la Ley a cientos de hogares y pymes solares

El Real Decreto de Autoconsumo dejará al margen de la Ley a centenares de hogares y pymes que ya autoproducen su propia electricidad con placas solares y que no podrán adaptarse a las nuevas normas. Se arriesgan a inspecciones sin orden judicial y a multas de entre 60.000 y 60 millones de euros.

Vivienda con un sistema de autoproducción de electricidad.
Vivienda con un sistema de autoproducción de electricidad.

Hasta este mes de octubre, las instalaciones de autoconsumo de electricidad que se han puesto en marcha en España se regían por una normativa general de noviembre de 2011 y por las legislaciones regionales que habían puesto en marcha las comunidades autónomas. Pero el Consejo de Ministros del 9 de octubre ha acabado con esta situación al aprobar el nuevo Real Decreto de Autoconsumo, que obliga a todas estas instalaciones, y a las que se desarrollen en un futuro, a someterse a las nuevas directrices.

Un buen número de estas instalaciones que ya funcionan no podrá legalizarse, señalan fuentes del sector fotovoltaico, debido a que “o no podrán cumplir con todas las nuevas normas que fija el RD o les será tan caro adaptar sus instalaciones a los nuevos requisitos que no lo harán”.

Eso significa que o cierran la instalación y dan por perdida toda la inversión realizada u optan por seguir funcionando al margen de la ley, “ya sea en situación de alegalidad o de ilegalidad”, añaden estas fuentes.

Habrá instalaciones, que hasta ahora eran legales, que tendrán que cerrar y dar por perdida su inversión, o pasar a una situación de ilegalidad

Y si se decantan por este último se arriesgan a ser investigadas por Industria y a que los inspectores del Ministerio entren en sus instalaciones para comprobar que todo está en regla. Si encuentran alguna irregularidad, los hogares, pymes o industrias con sistemas de autoconsumo se arriesgan a las multas establecidas por el actual Gobierno en la Ley del Sector Eléctrico, que son de vértigo. Pueden llegar, en el caso más extremo, a los 60 millones de euros, sanción esta última que duplica a la que podría recibir una central nuclear por una fuga radiactiva.

Hay instalaciones en funcionamiento actualmente que saben que si intentan darse de alta en el nuevo registro administrativo de autoconsumo que establece el nuevo RD no pasarán el corte, lo que les obligará automáticamente a cerrar dado que no podrán funcionar al margen de la Ley al estar ya bajo sospecha.

Otras, con la nueva norma, directamente pasan a estar prohibidas, como es el caso de las instalaciones comunitarias. “El RD impide explícitamente el autoconsumo compartido [placas solares que dan electricidad a varias viviendas o industrias]: comunidades de vecinos o empresas de un mismo polígono industrial no podrán compartir una misma instalación de autoconsumo para consumos individuales”, señala la patronal fotovoltaica UNEF.

Las comunidades de vecinos y las empresas en polígonos industriales que dan luz con placas solares a titulares individuales serán prohibidas 

“Hay otras instalaciones que para poder legalizarse tendrían que destruir o anular parte de la instalación, lo que las hace inviables”, añaden fuentes del sector solar.

Ante este nuevo contexto, el sector renovable en pleno está consiguiendo el apoyo de todas las fuerzas parlamentarias para que el nuevo gobierno que salga de las urnas el 20 de diciembre, si no es del PP, derogue el Real Decreto aprobado en los estertores de la legislatura.

La patronal UNEF, además, ha anunciado que prevé presentar un recurso contra este nueva norma tanto ante el Tribunal Supremo como ante los tribunales de la Unión Europea.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba