conflicto de Coca-Cola Madrid no producirá Coca-Cola: el Supremo apoya el plan industrial de la empresa

El Tribunal Supremo ha determinado que la empresa aplicó bien la sentencia de la Audiencia Nacional que declaraba nulo su ERE y obligaba a reingresar a sus trabajadores.

Trabajadores de Coca-Cola reclaman justicia frente al Tribunal Supremo.
Trabajadores de Coca-Cola reclaman justicia frente al Tribunal Supremo. EFE/Sergio Barrenechea

La fábrica de Coca-Cola en Fuenlabrada (Madrid) seguirá como hasta ahora, sin producir bebidas, tras decidir el Tribunal Supremo en un auto este miércoles que la empresa aplicó bien la sentencia de la Audiencia Nacional que declaraba nulo su ERE y obligaba a reingresar a sus trabajadores "en el mismo puesto de trabajo y con las mismas condiciones".

De esta manera, la justicia avala la forma en que la empresa de Sol Daurella aplicó la sentencia y quita la razón a Comisiones Obreras, que defiende que la multinacional "no cumple las resoluciones judiciales". Los poco más de 150 empleados que siguen en la factoría seguirán, por tanto, sufriendo 'mobbing', tal y como denuncian, pues aseguran que se les ignora y que han quedado totalmente fuera del sistema de producción.

De nada ha servido el apoyo explícito de Pablo Iglesias, quien ha acudido junto con sus más próximos en Podemos (Rafael Mayoral o Ramón Espinar entre otros) a dar su apoyo a los trabajadores que se habían concentrado, desde primera hora de la mañana, en las puertas del Supremo en la plaza Villa de París de Madrid.

El líder sindical de Fuenlabrada, Juan Carlos Asenjo, ha prometido "un Vietnam" para la empresa y ha asegurado que acudirán al Tribunal Constitucional y a Europa si es necesario. En ningún caso este auto puede satisfacer las reivindicaciones de Comisiones Obreras, quien ha llevado la voz cantante en este conflicto, y que exige que se reabra la planta no como centro logístico, que es lo que es ahora, sino fabricando al igual que hacía en enero de 2014, cuando la sociedad comunicó a sus trabajadores el ERE.

Por su parte, Coca-Cola European Partners ha celebrado en un comunicado el auto judicial. "La empresa ha buscado en todo momento ofrecer una solución que conciliase la necesidad de la empresa de hacer del COIL un centro eficiente, que es la mejor garantía de su futuro y asegurar la empleabilidad de sus trabajadores. A partir de ahora, queremos seguir mirando al futuro. Es el momento de que el conjunto de los empleados, formado por más de 4.000 trabajadores que, en su mayoría, han permanecido ajenos a este proceso, continúen centrados en apostar por el crecimiento y la creación de valor para todos".

La empresa que aglutina los embotelladores de casi toda Europa occidental ha dicho que es su oportunidad para "cerrar el proceso de reordenación industrial iniciado tras la integración de los siete embotelladores ibéricos. Esta integración hizo necesario un proceso de reorganización de las actividades debido a la existencia de una sobrecapacidad de producción que ponía en peligro la viabilidad futura del proyecto empresarial. Hoy, las plantas de producción en Iberia se encuentran entre las más eficientes de Europa, lo que las ha colocado en una buena posición para atender al mercado de la mejor manera posible".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba