Informe de A&M

Así queda la exposición al ladrillo de la banca tras la mayor desinversión de la historia

La gran banca cierra un año récord en reducción de activos problemáticos, dando salida a 53.000 millones, hasta 93.000 millones, un 36% menos que un año antes

Una urbanización en Seseña (Toledo)
Una urbanización en Seseña (Toledo) GTRES

Buenas noticias para la banca. Su gran lastre de los últimos años, la exposición al ladrillo, deja poco a poco de ser una preocupación. El trabajo hecho en el último año permite a las grandes entidades reducir el volumen de activos problemáticos (créditos dudosos más adjudicados) por debajo de los 100.000 millones.

Así se desprende de un informe de la consultora Alvarez & Marsal con cifras de finales de 2017: los cinco grandes bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankia) bajaron sus activos tóxicos de 145.000 a 106.000 millones. Este cálculo incluye el traspaso de los 30.000 millones de Popular a Blackstone -que se cerrará en las próximas semanas-, pero no la venta de los 13.000 millones de BBVA a Cerberus.

Teniendo en cuenta esta operación, el nivel de activos tóxicos de los cinco grandes se situaría en 93.000 millones, con una reducción del 36% frente a 2016. Estas cifras no incluyen las exposiciones de otras entidades que realizaron grandes esfuerzos en esta materia durante 2017, como Liberbank.

Tras todo lo ocurrido el año pasado, CaixaBank es la entidad que queda con mayor volumen de activos problemáticos en su balance, con 27.000 millones, según el informe. El grupo presidido por Jordi Gual tiene contratado a KPMG para realizar una realizar una gran desinversión de adjudicados, que le está llevando más tiempo del previsto.

Evolución de los activos problemáticos de los grandes bancos, en miles de millones.
Evolución de los activos problemáticos de los grandes bancos, en miles de millones. A&M

La segunda mayor de este ránking sería Santander, con una exposición de 25.000 millones, que en términos netos (tras provisiones) asciende a 13.000 millones. Su consejero delegado, José Antonio Álvarez, anunció hace algunos meses que espera traspasar unos 6.000 millones este año.

El tercero banco con más activos tóxicos sería BBVA, con 21.000 millones antes de firmar la venta de los 13.000 millones a Cerberus. Cuando se cierre la operación (final del primer semestre) se habrá situado como la entidad más saneada y con mayores niveles de cobertura.

Planes en marcha

Sabadell es otra de las entidades que más esfuerzos ha hecho en la liquidación del ladrillo. Bajó de 19.000 a 15.000 millones en 2017 y tiene previstas grandes ventas este año, si consigue el visto bueno del Fondo de Garantía de Depósitos.

Por su parte, Bankia ha elevado su exposición al integrar BMN, aunque no será hasta su próximo plan estratégico (a finales de mes) cuando desvele sus planes al respecto.

El grueso del trabajo está hecho en el sector. Aunque queda la recta final que, en gran parte, se va a dar durante este año. Con ello la banca podrá pasar página y dedicar sus recursos a dar crédito en lugar de cubrir pérdidas del pasado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba