Empresas

El procés acaba con la operación belga de los 1.000 millones de los Carulla

Las negociaciones entre el fondo de capital riesgo CVC y Agrolimen para la venta del grupo belga Continental Foods a la compañía propiedad de la familia Carulla no han fructificado en acuerdo tras medio año de conversaciones.

Artur Carulla, con gafas, charla con el ministro de Economía, Luis de Guindos.
Artur Carulla, con gafas, charla con el ministro de Economía, Luis de Guindos. Efe.

El procés se ha vuelto como un boomerang contra la familia Carulla. Los propietarios del grupo de alimentación Agrolimen, tradicionalmente vinculados con los movimientos nacionalistas e independentistas catalanes -accionistas del diario Ara, cercanos a Òmnium- no han podido cerrar la mayor operación planteada por la compañía en Europa, la compra de la belga Continental Foods. El incremento de la tensión en Cataluña a partir del pasado 1 de octubre coincidió con las fechas previstas para culminar la adquisición.

"Las negociaciones se han roto", indican fuentes financieras. "Ha sido un problema de precio", añaden. Dichas fuentes no vinculan la crisis institucional catalana con el fracaso de las conversaciones.

Agrolimen, propietario de marcas como Gallina Blanca o Avecrem, lleva estudiando la compra de Continental Foods buena parte del año. La empresa belga es propiedad de CVC, una de las mayores sociedades de capital riesgo que operan en Europa; el fondo inició a mediados de año un proceso de venta en el que Agrolimen parecía el mejor posicionado hasta el pasado mes de octubre, barajándose un precio cercano a los 1.000 millones de euros.

CVC se hizo con Continental Foods en el año 2013. La empresa con sede en la ciudad belga de Puurs, es heredera del negocio alimentario en Europa de Campbell Soup Company, con reconocidas marcas de sopas en países de centro del continente, cuatro fábricas -dos en Francia, una en Bélgica y otra en Alemania- y una plantilla de más de 1.000 personas.

Agrolimen no ha querido hacer comentarios a esta información. La sociedad de capital riesgo CVC, tampoco. Este diario también se puso ayer miércoles en contacto con el gabinete de comunicación de la empresa belga, pero no se obtuvo respuesta.

Para Agrolimen la adquisición de Continental Foods representaba una oportunidad única para expandir su negocio en Europa. Los mayores mercados del grupo presidido por Artur Carulla Font son, además del español, el italiano, el ruso y el holandés; también está presente en África y Oriente Medio. Continental Foods vende sus artículos en Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania y Suecia y factura anualmente unos 400 millones de euros.

A través de Agrolimen, los Carulla controlan empresas de alimentación, de servicios financieros, e inmobiliarias. Entre las sociedades gestionadas se encuentra The GB Foods, antigua Gallina Blanca, o Affinity Petcare, una de las mayores empresas de alimentación para mascotas del mundo. El pasado año vendieron The Eat Out Group, dueño de la cadena Pans & Company, al grupo portugués Ibersol.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba