Empresas

Amazon asusta a la gran patronal: "¿Van a prohibir a un consumidor comprarles en domingo?"

En la reunión anual de los grandes centros comerciales se escuchan palabras de preocupación hacia el comercio electrónico, pero no con la intención de impedir su avance sino para pedir el mismo trato fiscal y regulatorio que éste tiene.

El presidente de Anged, Alfonso Merry del Val, este lunes
El presidente de Anged, Alfonso Merry del Val, este lunes ANGED

Apenas hace 4 años que Amazon comenzó su andadura en España, primero con un surtido corto de libros, DVD y otros accesorios y ahora con la capacidad de vender casi de todo y un gran almacén logístico en San Fernando de Henares (Madrid). La compañía se vale de que la ley actual se lo permite para no hacer público cuanto factura o si tiene beneficios en España, y factura las ventas en España y en otros países europeos desde su sociedad en Luxemburgo. Los cálculos de expertos, no obstante, apuntan a una cantidad no inferior a los 300 millones de euros. Podría parecer no mucho si se compara con los 37.811 millones de euros que vendieron en 2014 todas las empresas asociadas a la gran patronal de centros comerciales Anged (El Corte Inglés, Eroski, Alcampo, Hipercor, Worten, IKEA o FNAC, entre otros) pero, al contrario que la de estos, el crecimiento de la compañía de Jeff Bezos es exponencial, sin freno aparente, cuando algunos de sus competidores dan síntomas de agotamiento de modelo.

El presidente de la asociación y clásico directivo en Continente y Carrefour Alfonso Merry del Val se mostró muy preocupado por esta realidad, en el discurso ante los miembros de la junta directiva de Anged que se produjo este lunes. Volvió a hacer públicas una de sus revindicaciones más antiguas: libertad horaria. "En medio de una revolución del consumo sin precedentes, el discurso proteccionista ha reverdecido en algunos ámbitos. Se habla de moratorias, de más restricciones e impuestos. ¿Acaso también van a prohibir a un consumidor comprar el domingo en Amazon porque todas las tiendas de su calle están cerradas por ley?", se preguntaba de forma retórica.

"Asistimos al auge de competidores digitales que sí pueden dar una respuesta rápida a los nuevos hábitos de compra"

"Asistimos al auge de competidores digitales que, con unas reglas totalmente distintas en materia fiscal, laboral y regulatoria, sí pueden dar una respuesta rápida a los nuevos hábitos de compra", aseguraba el veterano (69) directivo, que pidió más adaptación de sus empresas: "Tratar de frenar el cambio u oponerse a que otros comerciantes avancen para que otros permanezcan inmóviles".

El Corte Inglés ya lo intenta

Un gigante como El Corte Inglés ya tiene como objetivo ser tan rápido y eficiente como Amazon, una tarea titánica para la que tenía que ponerse tarde o temprano. Precisamente su presidente Dimas Gimeno fue el gran ausente de la reunión de directivos de Anged, a la que asistieron no sólo miembros del canal distribución sino otros prominentes prohombres del sector primario (como Pedro Barato, presidente de Asaja) o de la industria láctea (Luis Calabozo). Grandes apellidos con reminiscencias del anterior régimen forman parte de la junta directiva y el organigrama de la patronal, hombres como Javier Millán-Astray o Rafael Arias-Salgado, presidente de Carrefour España.

A pesar de que los retos son cada vez crecientes, los datos de los asociados de Anged mejoran respecto al año anterior, a caballo de la recuperación del consumo. Sus ventas crecieron un 1,6% y también lo hizo su presencia en el país, donde acabaron con 140 establecimientos más. Aseguran tener, según sus propios datos, 3,8 millones diarios de clientes.

Cambios a velocidad de vértigo

A pesar de todo, en la patronal están de acuerdo en que los cambios en el comercio, influido por internet y los smartphones, no han hecho sino empezar: "Hace solo siete años, cuando comenzó la gran crisis en España, salió al mercado el iPhone. Las encuestas de entonces aseguraban que una mayoría de consumidores no estaban interesados en un smarphone. Hoy, 8 de cada 10 teléfonos en España son inteligentes y los utilizamos como un apéndice de nuestro cuerpo: lo consultamos 150 veces de media al día y nos ayudamos de él apra el 70% de las compras", continuaba en su discurso Merry del Val, que aunque negó ser "un gurú", se comportó como tal al menos por su ánimo de cambio: "En siete años más, puede que tengamos que estar preparados para vender directamente a la nevera, cuando se acabe la leche y los refrescos, porque de los smartphones y las tabletas pasaremos al internet de las cosas".

Amazon tiene el dominio del mercado en USA y muchos países más. Alibaba domina en China "sin tener una sola tienda física". Rakuten le sigue en su ámbito japonés. En Sudamérica, sin embargo, estas empresas aún no han entrado con fuerza y es un distribuidor clásico, Wall Mart, quien penetra en el e-commerce de la región. En España, creen los grandes centros comerciales, aún es posible rascar espacio al gigante de Jeff Bezos y hacia ello se mueven.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba