Centros Comerciales

Aldi crece como hormiga mientras las luchas familiares amenazan con desangrarlo

El enfrentamiento entre los herederos del imperio pone en peligro a Aldi Nord, cuya filial española crece como la espuma.

Sede central de Aldi Nord en Essen
Sede central de Aldi Nord en Essen DPA

La compañía Aldi se encuentra en una encrucijada, con luchas intestinas por su control que contrastan con un crecimiento firme y sostenido en mercados como España, donde se acumulan aperturas, contrataciones, millonarias campañas televisivas y ampliaciones de capital. Sin embargo, los últimos datos que se pueden ver en el registro mercantil español corresponden a una fecha -2015- en la que la compañía aún no se encontraba bloqueada a la espera de las decisiones judiciales. Estos datos hablan bien: 9 millones de beneficio sólo en Aldi Supermercados SL, la filial que hace tareas de marketing, y aumentos importantes de la facturación en las principales sociedades con las que opera en el mercado español.

Todo ello a pesar de la situación actual de su matriz Aldi Nord, dividida por la lucha interna que su primer directivo, Theo AlbrechtJr, libra con su cuñada Babette Albrecht, esposa de su fallecido hermano Berhold Albrecht y sus cinco hijos, cuatro mujeres y un hombre. Babette solicita recuperar la capacidad de control sobre la compañía que su padre y marido Berhold, con graves problemas de alcoholismo, les retiró a través de su testamento, supuestamente porque dudaba de su capacidad para gestionar la empresa.

Theo defiende la legitimidad de esta decisión, que lo dejaría como responsable único del futuro de una compañía que factura más de 20.000 millones de euros anuales. Sin embargo, su cuñada y sus sobrinos han decidido litigar en contra argumentando que Berhold no estaba en sus cabales y dando a entender que fue empujado a firmar la documentación que los deja fuera del grupo de poder.

Un bloqueo en la toma de decisiones

El juzgado de Schwlestig-Holstein, donde se dirimirá este caso que está haciendo correr ríos de tinta en Alemania, decidirá en los próximos meses si este testamento que dejaba a Babette y sus hijos fuera de las decisiones de la compañía es válido o no. Mientras tanto, su cuñado y archienemigo Theo, quien durante 60 años no concedió una sola entrevista ante los medios, decidió abrir la boca en junio del año pasado, contando al diario 'Handelsblatt' su situación: "Mi hermano se revolvería en su tumba por ver esto", llegó a asegurar.

Dos de las hijas de Barbette están dentro de la fundación Jacobo, una de los órganos que llevan a cabo las decisiones en el gigante germano. Desde allí, tenían la capacidad de bloquear la toma de decisiones que Theo considera que hay que tomar: "Nos jugamos el futuro de la empresa, mantenerse quieto significa ir para atrás", aseguró a la cabecera con sede en Düsseldorf, a con cuyo director contactó el propio Albrecht tal y como relató él mismo.

La franquicia continúa con un lento pero inexorable crecimiento, que le ha llevado a tener 260 establecimientos y 2.973 trabajadores

Mientras, la franquicia española del gigante alemán continúa con un lento pero inexorable crecimiento, que le ha llevado a tener 260 establecimientos y 2.973 trabajadores, según datos actualizados a 31 de diciembre. La actividad de comunicación de la compañía se ha visto afectada por esta situación accionarial, si bien la empresa está llevando a cabo una política de sucesivas ampliaciones de capital de pequeña cuantía (10 millones de euros), que la han situado con 470 millones de capital social en Aldi Supermercados SL, la compañía que se encarga de proveer de servicios de marketing al resto del grupo.

Sin embargo, la facturación de esta empresa, apenas unos 30 millones de euros, sorprende por baja. El motivo es que realmente las compras diarias de los consumidores no se facturan desde aquí, sino desde otras compañías que se manejan con opacidad, pues la Aldi ha negado a este periódico dar ninguna información sobre ellas. Se tratan de filiales como Aldi Pinto, para la zona centro de España, o Aldi Masquefa para Catalunya. Entre las dos facturan más de 300 millones de euros aunque ambas se anotan pérdidas contables.

Para el año que acaba de cerrar, la empresa preveía más crecimiento, asentando sus nuevas aperturas: "Seguir ampliando y mejorando nuestra red de tiendas en todo el país, y conseguir un mayor asentamiento de mercado, optimizando los recursos económicos con una considerable reducción de costes y un buen control de gastos".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba