Empresas

Albert Coll: "Haremos banca para pymes en Reino Unido, y podría ser a través de crecimiento orgánico o una adquisición"

El director de asuntos corporativos de TSB (Sabadell), Albert Coll, sostiene que los británicos votaron a favor del Brexit como respuesta al problema de la inmigración. Considera que España tendrá difícil atraer firmas y profesionales británicos por el idioma.

Albert Coll, de TSB (Sabadell).
Albert Coll, de TSB (Sabadell).

"La mantequilla que tomamos en Inglaterra, hecha en Inglaterra, tiene leche europea, y los bocatas de calamares que se comen en Atocha (Madrid), tienen pescado británico", comenta Albert Coll, director de asuntos corporativos de TSB -el banco británico que Sabadell compró en 2015- cuando se le habla sobre el Brexit y las relaciones entre Reino Unido, España, y la UE. 

Año y medio después de que Sabadell efectuara la mayor operación internacional de su historia, la adquisición de TSB, valorada en 1.700 millones de libras, los británicos votaron a favor de la salida del país de la Unión Europea, el pasado mes de junio. Una sacudida geopolítica que situó a Sabadell como una de las entidades financieras españolas más afectadas por el Brexit. 

Alberto Coll (Gerona, 1972) desembarcó en TSB el pasado mes de noviembre y desde entonces vive a las afueras de Londres, en Hampshire. En el Sabadell comenzó a trabajar como director de relaciones con inversores en mayo de 2005. Con anterioridad trabajó en Citi basado en Londres como analista de bancos en Grecia, España, Portugal, Francia, y países nórdicos.

PREGUNTA: Como inmigrante que vive ahora en Londres, ¿nota el Brexit en su día a día, en sus relaciones profesionales y personales?

RESPUESTA: Tengo dos puntos de referencia, lo que está ocurriendo ahora y mi experiencia en Londres de cuando estuve viviendo entre 1997 hasta 2005. Ahora vivo en un sitio mejor, en el campo, en un pueblecito donde soy el único español, así que creo que tengo una buena perspectiva. Hay que diferenciar entre Londres y otras ciudades. Ayer [el miércoles] estuve en Birmingham, que votó en masa a favor del Brexit, y se notan reacciones distintas. En Londres es imperceptible algún cambio, aunque sí que se nota algo más de camaradería entre los europeos. Por ejemplo, vas a la cafetería y la camarera es española o italiana o lituana, y se notan más ganas de entablar conversación. Fuera de Londres sí que ha cambiado, más en el norte del país, se nota un cambio sutil pero importante. Los británicos son muy respetuosos, muy educados, por norma general nunca te preguntan de donde eres o cuánto dinero ganas, hay unas normas muy respetadas, pero hasta el Brexit. Ahora el inglés medio es más propenso a preguntar, en cuanto oyen tu acento: "¿De dónde eres?", y ese atrevimiento lo ha causado el Brexit; me parece muy significativo. Cuando me preguntan a mí yo contesto: Soy de la ciudad que tiene el mejor equipo de fútbol del mundo [Barcelona]. En 20 años viajando a Reino Unido jamás me han preguntado de dónde era, y desde el Brexit me lo han preguntado más de 20 veces, pero no en Londres. Mi mujer es inglesa y se enfada mucho cuando me lo preguntan. Ella está mucho más frustrada que yo.

P. ¿También preguntan los clientes de TSB si se trata de un banco inglés o español?

R. En los últimos 12 meses, en Twitter, de los miles de mensajes que recibimos, hemos leído un par sobre esa cuestión, o sea, nada. De hecho nuestra guerra es que todavía hay clientes de ciudades pequeñas que piensan que TSB forma aún parte de Lloyds, y por eso estamos potenciando la integración. Pero los clientes ven la oficina de toda la vida de TSB con los mismos empleados de toda la vida. TSB es un banco inglés al 100%.

La inversión de Sabadell en Reino unido tiene un componente endógeno muy fuerte, el proyecto genera unas sinergias que no dependen del Brexit, para nosotros ejecutar bien la integración de TSB nos genera 160 millones de libras anuales en sinergias. Y todo va en orden, estamos muy contentos, es un proyecto duro, intenso, pero va muy bien.

P. ¿Por qué los ingleses votaron a favor del Brexit?

R. Creo que hay que desdramatizar el debate del Brexit, no es la relación con Europa de Reino Unido. La inmigración es lo que realmente ha causado el Brexit. Reino Unido es el país más denso en población de Europa, con una saturación demográfica obvia, totalmente contrario a lo que sucede en España. Con una densidad como la británica, quizá la política española respecto a la inmigración sería diferente. Se trata de un problema que está reflejado en otras economías europeas. Es muy fácil criticar a Reino Unido, pero si en España tuviéramos los mismos índices de población... Yo voy al trabajo en tren y en moto. Cada día tardo en ir y volver casi tres horas y media.... y la media es casi dos horas. 

P. El crecimiento de la economía británica desde el Brexit es sorprendente, ¿considera que puede mantenerse?

R. De momento la economía británica ha sorprendido a todo el mundo; el carácter inglés es muy de "todos a una", y en lugar de la desaceleración prevista, ha sido todo lo contrario. En TSB tenemos un volumen tal de hipotecas que seguramente lo vamos a desacelerar en la segunda mitad del año, pero la economía muestra una situación muy sana, muestra crecimiento sólido. En todo caso, es previsible y razonable que el PIB británico se frene. A la economía británica, por tema de ciclos, ya le toca desacelerarse, y es posible que el Brexit acentúe ese proceso. Si la inflación pasa del 3%... ahí es cuando la economía se puede desacelerar. Y el Banco de Inglaterra puede reaccionar con una subida de tipos. Normalmente la inflación es alta porque la economía crece fuerte. Pero ahora en Reino Unido podría haber subida de tipos inducida por inflación no ligada al crecimiento. Ya nos ocurrió en España, subida de tipos cuando el consumo realmente se está frenando.

Pero por ahora las señales son las de una economía robusta. Por ejemplo, el mercado hipotecario está en 240.000 millones de libras previsto para este año, un 15% superior a lo que el sector financiero en su conjunto preveía hace solo unos meses. Esto nos puede llevar a relajar un poco los volúmenes de concesión de hipotecas, a fin de acomodar nuestra integración tecnológica. Y desde luego, lo que es bueno para la economía británica, será bueno para TSB y por ende, para Sabadell. 

P. En España se habla mucho desde el Brexit de las posibilidades que tendrían Madrid o Barcelona de atraer profesionales o firmas financieras que tengan que salir de Londres.

R. Desde el punto de vista de Madrid, una salida masiva significan 3.000 o 4.000 personas, pero para Londres esto no es nada masivo, el sector financiero genera en su conjunto unos 2,1 millones de puestos de trabajo en Reino Unido. La previsión de salida de la City más elevada es un informe que lo cifra en 80.000, pero eso, frente a 2,1 millones de personas, no distorsiona el funcionamiento de la City. En cambio sí puede distorsionar las ciudades a las que se destine esta masa laboral, si pueden absorberla. 

Sobre las posibilidades de una ciudad u otra, creo que a los ingleses les costaría bastante trasladarse a París. Para España el tema del idioma es un reto importante, no hay tanta gente que hable inglés como para dar suficiente confort a una entrada masiva de trabajadores británicos. Mi visión personal es que habrá poca transferencia de talento. Si alguien cree que la City se va a desmembrar tras el Brexit, mi opinión es que se equivocan.

P. Hay quien teme que Londres sea más flexible en normativa financiera y tienda a convertirse en algo parecido a un paraíso fiscal.

R. En mi opinión, eso no sucederá. El subgobernador del Banco de Inglaterra por ejemplo ha declarado en varias ocasiones que relajar la normativa financiera inglesa no encaja en su política. Los ingleses están, con razón, muy orgullosos de su normativa financiera y legal; son una referencia mundial en este ámbito. 

P. TSB, como ha dicho, es un banco de calle, cercano al cliente, pero ¿podría entrar en el negocio de pymes?

R. Hacer banca para pymes en Inglaterra significa intentar llenar un agujero que existe en cuanto al nivel de servicios que reciben las empresas pequeñas. Los bancos grandes no dan prioridad a este segmento porque ya son rentables en otros. La experiencia de Sabadell en España hace que seamos muy capaces de entender las necesidades del mercado inglés; se trata de proporcionar al mercado británico lo que necesitan sus clientes y Sabadell puede ayudar mucho a TSB en este sentido. En TSB tenemos ya presencia física con una sólida red de 600 oficinas, pero necesitamos terminar la integración tecnológica para poder poner en marcha ese proyecto.

Estamos empezando a analizar el mercado de pymes, creo que hay muchas ganas por parte de las autoridades británicas de que se abra ese mercado, y ahí estaremos nosotros, seguro. Uno de nuestros cinco objetivos de este año en TSB es preparar una propuesta para el Consejo sobre lo que haremos con las pymes. ¿Como lo haremos? Bueno, cuando tengamos la plataforma lista lo sabremos, una opción puede ser el crecimiento orgánico y otra puede ser una pequeña adquisición.

P. No descartan una compra.

R. No se descarta, pero igual que tampoco se descarta crecer orgánicamente; ahora estamos en fase muy incipiente y catalogaremos las opciones, no estamos en fase de decisión.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba