Recobro

¿Le acosan por el móvil las empresas de recobro? No se arrugue: una vecina de Ponferrada acorrala a Lindorff

La Audiencia Provincial de León ordena proseguir un juicio contra el líder mundial de los recobros, el grupo Lindorff, por acoso a una mujer a la que reclama una supuesta deuda de 7.837 euros

Billetes de 10 euros.
Billetes de 10 euros. Efe.

¿Acosado por compañías de recobro que le llaman insistentemente reclamando una deuda que usted niega tener con la empresa de telefonía, sanidad privada... de turno? ¿Hostigado con llamadas al móvil desde números que no reconoce y que le amenazan con meterse en un buen lío si no paga una supuesta deuda? No se arrugue: puede denunciar como ha hecho una mujer de Ponferrada y que la empresa de recobros pruebe su misma medicina. Aunque sea el líder mundial del sector.

La Audiencia Provincial de León ha ordenado recientemente en un auto al que ha accedido este diario a un juzgado de Ponferrada realizar la práctica de las diligencias que sean necesarias para determinar y aclarar la responsabilidad de Lindorff en una denuncia presentada contra la compañía, líder mundial de recobros. La denunciante, una vecina de la localidad castellana, sufrió el hostigamiento de los operadores de la compañía que la llamaban constantemente reclamando una supuesta deuda.

El pasado año la mujer presentó denuncia contra Lindorff por las llamadas incesantes que recibía de la compañía en el Juzgado de Instrucción número dos de Ponferrada, pero el juzgado sobreseyó el caso. Los abogados de la denunciante recurrieron la decisión judicial y ahora la Audiencia Provincial de León ha estimado el recurso de apelación ordenando la continuación del procedimiento y la práctica de las diligencias necesarias para esclarecer los hechos.

La denunciante llegó a recibir llamadas de Lindorff un 31 de diciembre

En la denuncia que dio lugar a la incoación de las diligencias se explicaba que la denunciante venía siendo acosada por parte de empleados de Lindorff que la llamaban continuamente a su domicilio, y a la que también enviaron requerimientos por correo, reclamando una supuesta deuda de 7.836,91 euros. Las llamadas se producían desde diferentes números de teléfono para evitar identificarlas, a distintas horas del día, en ocasiones dos veces al día. Lindorff llegó a amenazar a la denunciante con que si le reclamaban judicialmente la cantidad que debía, tendría que pagar las costas del proceso.

Sin embargo, la mujer asegura que ni siquiera había suscrito el préstamo que se le reclamaba. Desde el despacho Diego Gutiérrez CB, de Ponferrada, se ha explicado a este diario que la mujer había solicitado un préstamo a BBVA, pero que no le fue ingresado. A pesar de ello, el banco reclamó la deuda, y al no recibir respuesta vendió el préstamo, haciéndose cargo del mismo Lindorff. "Es una mujer mayor y ha tenido algunos problemas de salud, las constantes llamadas de la empresa de recobro la sometían a demasiada ansiedad". 

La mujer, explican desde el despacho de abogados, en una de las llamadas recibidas pasó el teléfono a su yerno para que contestara. "Y a partir de ahí, además de a ella la compañía también comenzó a llamar a su yerno", comentan. "Nos pusimos en contacto con Lindorff para negar el carácter de deudora de nuestra clienta, pero al persistir las llamadas instamos a la compañía a que presentara una reclamación judicial, pero no lo hizo", dicen. "Llamaron hasta un 31 de diciembre".

El auto de la Audiencia Provincial de León indica que el recurso presentado debe ser estimado ya que la conducta de Lindorff puede ser constitutiva de una infracción penal. "Es posible", señala el auto, "que a través de las llamadas que ésta denunciaba se haya tratado de minar o socavar la voluntad de la denunciante para conseguir que efectuase el pago de una deuda que la entidad parece no estar dispuesta a reclamar judicialmente (...)".

La Audiencia señala también que la empresa de recobro únicamente puede emplear los datos de contacto de la supuesta deudora, pero que cuando "dirige sus llamadas a una tercera persona distinta del deudor [el yerno] (...) puede haberse producido una infracción de la Ley Orgánica 15/1999". Y añade que aunque la denunciante no ha recibido llamadas ofensivas "sí podían haber lesionado otros derechos, incluso su salud psíquica". 

Por último, la Audiencia Provincial de León advierte que los hechos narrados por la recurrente "obliga a los jueces a asumir la comprobación de la realidad de los mismos" y recuerda que conductas similares a las denunciadas han sido reputadas de delito de coacciones o acoso en diversas sentencias.

Lindorff, que no ha querido hacer comentarios a esta información, ha cerrado este año el proceso de fusión con el grupo Intrum Justitia creando el proveedor líder en la industria de servicios de gestión de crédito. Lindorff fue fundada en 1898 y en la actualidad tiene presencia en 23 mercados en Europa y un equipo de 8.000 empleados, con sede en Estocolmo, Suecia.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba